¿Po­drá una mu­jer de­rro­tar a Trump?

El Diario de El Paso - - PORTADA -

Des Moi­nes, Io­wa— Tres años des­pués de que Do­nald Trump rom­pió las es­pe­ran­zas de­mó­cra­tas de ele­gir a la pri­me­ra pre­si­den­ta del país, es­ta­lló un fe­roz de­ba­te en la ca­rre­ra pre­si­den­cial del par­ti­do so­bre si una mu­jer pue­de de­rro­tar­lo en no­viem­bre.

Co­mo re­sul­ta­do, pre­gun­tas de lar­ga da­ta so­bre el gé­ne­ro y el se­xis­mo se han pues­to al fren­te de las pri­ma­rias, a só­lo unas se­ma­nas de las pri­me­ras asam­bleas elec­to­ra­les pa­ra no­mi­na­cio­nes el 3 de fe­bre­ro.

Los se­na­do­res Eli­za­beth Wa­rren, de­mó­cra­ta de Mas­sa­chu­setts, y Ber­nie San­ders, in­de­pen­dien­te de Ver­mont, re­co­no­cie­ron por pri­me­ra vez es­ta se­ma­na que dis­cu­tie­ron el te­ma en pri­va­do ha­ce más de un año.

Han ofre­ci­do na­rra­ti­vas con­tra­dic­to­rias de su con­ver­sa­ción, y Wa­rren di­jo que San­ders no es­ta­ba de acuer­do con su opi­nión de que una mu­jer po­día ga­nar. San­ders sos­tie­ne que sim­ple­men­te des­cri­bió lo que di­jo que se­rían los es­fuer­zos de Trump pa­ra de­rro­tar a otra can­di­da­ta.

Su en­fren­ta­mien­to, tan­to per­so­nal co­mo pú­bli­co, am­pli­fi­có ins­tan­tá­nea­men­te una com­ple­ja dis­cu­sión que ha es­ta­do en cur­so en las reunio­nes de­mó­cra­tas en to­do el país des­de que Trump fue elec­to. Y des­ta­có las ac­ti­tu­des cam­bian­tes en el par­ti­do ha­cia las mu­je­res que se pos­tu­lan pa­ra car­gos pú­bli­cos en la era Trump.

La de­rro­ta de Hi­llary Clin­ton en 2016 sor­pren­dió a los de­mó­cra­tas y pro­vo­có que mu­chos se pre­gun­ta­ran si el país es­ta­ba lis­to pa­ra una pre­si­den­ta. Pe­ro tam­bién em­pu­jó a las mu­je­res a in­vo­lu­crar­se más po­lí­ti­ca­men­te, lo que lle­vó a un nú­me­ro ré­cord de mu­je­res de­mó­cra­tas en el Con­gre­so, el re­gre­so de la pri­me­ra pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra, Nancy Pe­lo­si, y una nue­va ge­ne­ra­ción de mu­je­res que se unie­ron a la con­tien­da pre­si­den­cial.

Pe­ro aho­ra, a me­nos de tres se­ma­nas de las asam­bleas de Io­wa, dos hom­bres, San­ders y Bi­den, han as­cen­di­do a la ci­ma de las en­cues­tas, se­gui­dos en al­gu­nas de ellas por el ex al­cal­de de South Bend, In­dia­na, Pe­te But­ti­gieg. Wa­rren se ha des­va­ne­ci­do des­de el oto­ño, y las cam­pa­ñas una vez pro­me­te­do­ras de mu­je­res co­mo las se­na­do­ras de­mó­cra­tas Kirs­ten Gi­lli­brand, de Nue­va York, y Ka­ma­la Ha­rris, de Ca­li­for­nia, han ter­mi­na­do.

“Se­gui­mos es­tan­ca­dos en el ‘sí, pe­ro, ¿pue­de una mu­jer vencer a Trump’”, di­jo Step­ha­nie Schriock, pre­si­den­ta de Emily’s List, un gru­po cen­tra­do en que mu­je­res de­mó­cra­tas pro abor­tis­tas sean elec­tas. “He­mos es­ta­do, du­ran­te 12 me­ses, ana­li­zan­do la po­si­bi­li­dad de elec­ción de una ma­ne­ra muy li­mi­ta­da y ha cau­sa­do una gran can­ti­dad de pro­ble­mas en es­ta pri­ma­ria”.

Pe­ro pa­ra mu­chos vo­tan­tes, apo­yar a una mu­jer pa­ra la Pre­si­den­cia no es una de­ci­sión fá­cil. Con los de­mó­cra­tas tan an­sio­sos por de­rro­tar a un pre­si­den­te que ven co­mo un ma­tón ra­cis­ta y se­xis­ta, mu­chos di­cen que se pre­gun­tan si la apues­ta más se­gu­ra pa­ra de­rro­tar­lo es un va­rón.

“Co­mo soy una mu­jer, su­pon­go que de­be­ría que­rer a Wa­rren, pe­ro no voy a vo­tar por ella por­que es una mu­jer”, di­jo Ma­rilyn Kean, de 78 años, una par­ti­da­ria de San­ders de Wil­ton, Io­wa. “De­ma­sia­dos hom­bres que no quie­ren mu­je­res allí”.

Bi­den se re­fi­rió elíp­ti­ca­men­te a ese cálcu­lo a prin­ci­pios de es­te mes cuan­do no­tó que Clin­ton en­fren­tó un se­xis­mo “in­jus­to” du­ran­te su cam­pa­ña.

“Eso no va a pa­sar con­mi­go”, di­jo Bi­den.

La dispu­ta en­tre San­ders y Wa­rren tra­jo el de­ba­te a la su­per­fi­cie en una ca­rre­ra que, has­ta ha­ce po­co, ha­bía si­do más cor­dial que mu­chas cam­pa­ñas pa­sa­das.

Co­men­zó el lu­nes cuan­do un in­for­me de CNN des­cri­bió una reunión in­di­vi­dual de 2018 en­tre San­ders y Wa­rren en la que su­pues­ta­men­te le di­jo que una can­di­da­ta no po­día de­rro­tar a Trump en no­viem­bre. Wa­rren lue­go con­fir­mó el in­for­me, di­cien­do que tal con­ver­sa­ción ha­bía te­ni­do lu­gar.

“Pen­sé que una mu­jer po­día ga­nar; él no es­ta­ba de acuer­do”, di­jo Wa­rren en un co­mu­ni­ca­do que le re­cor­dó la dis­cu­sión. Ella di­jo que el te­ma sim­ple­men­te “sur­gió”.

San­ders ha­bía ne­ga­do aca­lo­ra­da­men­te ha­cer esa de­cla­ra­ción du­ran­te la dis­cu­sión en la ca­sa de Wa­rren en Was­hing­ton, afir­man­do que sim­ple­men­te des­cri­bió lo que di­jo que se­rían los es­fuer­zos de Trump pa­ra de­rro­tar a otra can­di­da­ta.

En un co­mu­ni­ca­do, San­ders di­jo que es “ri­dícu­lo creer que en la mis­ma reunión don­de Eli­za­beth Wa­rren me di­jo que iba a pos­tu­lar­se pa­ra la Pre­si­den­cia, le di­ría que una mu­jer no pue­de ga­nar”.

La dispu­ta fue un no­ta­ble desacuer­do en­tre dos can­di­da­tos que ha­bían tra­ba­ja­do co­mo alia­dos du­ran­te to­da la cam­pa­ña. Tam­bién era inevi­ta­ble que ex­plo­ta­ra, ya que re­mo­vió las he­ri­das, aún sin cu­rar, de la cam­pa­ña de 2016 y re­afir­mó la creen­cia en­tre al­gu­nos sim­pa­ti­zan­tes de Clin­ton, quie­nes ase­gu­ran que San­ders y sus se­gui­do­res no la apo­ya­ron lo su­fi­cien­te en la cam­pa­ña con­tra Trump.

Las re­ve­la­cio­nes po­drían atraer un nue­vo es­cru­ti­nio a San­ders, quien en­fren­tó crí­ti­cas en 2016 por una cam­pa­ña que mu­chos con­si­de­ra­ron de­ma­sia­do blan­ca y de­ma­sia­do mas­cu­li­na. Aho­ra ha to­ma­do me­di­das pa­ra abor­dar esa per­cep­ción, con­tra­tan­do un per­so­nal más di­ver­so y ase­gu­ran­do con­tar con el apo­yo de la re­pre­sen­tan­te de­mó­cra­ta por Nue­va York Alexandria Oca­sio-cor­tez, y otras mu­je­res no blan­cas.

La brus­ca rup­tu­ra que ex­hi­ben los re­cuen­tos de San­ders y Wa­rren fue par­ti­cu­lar­men­te in­quie­tan­te pa­ra el ala li­be­ral del par­ti­do, te­me­ro­sa de que las di­vi­sio­nes en­tre los dos can­di­da­tos más ha­cia la iz­quier­da con­du­je­ran a un can­di­da­to mo­de­ra­do.

“De­ma­sia­do es­tá en jue­go en es­te mo­men­to pa­ra la des­truc­ción mu­tua”, di­jo Re­bec­ca Katz, una es­tra­te­ga li­be­ral que pla­nea vo­tar por Wa­rren pe­ro a quien tam­bién le gus­ta San­ders. “Nues­tros ojos de­ben es­tar en el pre­mio”. (The Was­hing­ton Post)

ELI­ZA­BETH WA­RREN ha cho­ca­do con Ber­nie San­ders

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.