Re­afir­ma Ba­rrett sus po­si­cio­nes an­te el Se­na­do

El Diario de El Paso - - ESTADOS UNIDOS -

Washington— La jue­za Amy Co­ney Ba­rrett, no­mi­na­da a la Cor­te Su­pre­ma, di­jo el mar­tes que aun­que ad­mi­ra al di­fun­to juez ul­tra­con­ser­va­dor An­to­nin Sca­lia, ella apor­ta­rá su pro­pio en­fo­que al má­xi­mo tri­bu­nal de Es­ta­dos Uni­dos. Ba­rrett res­pon­día a las pre­gun­tas de los se­na­do­res du­ran­te una au­dien­cia de con­fir­ma­ción. Su nom­bra­mien­to con­so­li­da­ría una ma­yo­ría con­ser­va­do­ra en la cor­te pa­ra los pró­xi­mos años.

Sal­vo al­gún gi­ro drás­ti­co e ines­pe­ra­do, los re­pu­bli­ca­nos pa­re­cen con­tar con los vo­tos pa­ra con­fir­mar a Ba­rrett, a quien pre­sen­tan co­mo una jue­za re­fle­xi­va con cre­den­cia­les im­pe­ca­bles. Se­ría la ter­ce­ra jue­za nom­bra­da a la cor­te du­ran­te la pre­si­den­cia de Trump.

Ba­rrett, ex­pro­fe­so­ra de De­re­cho, di­jo que tie­ne un en­fo­que con­ser­va­dor ori­gi­na­lis­ta de la Cons­ti­tu­ción —“el tex­to co­mo tex­to”— y que un juez “no in­fun­de un sig­ni­fi­ca­do pro­pio” en la car­ta mag­na. “Us­te­des no ele­gi­rían al juez Sca­lia, ele­gi­rían a la jue­za Ba­rrett”.

Acom­pa­ña­da por su fa­mi­lia, Ba­rrett asis­te por se­gun­do día a las au­dien­cias en el Ca­pi­to­lio. El tono pro­ba­ble­men­te to­ma­rá un gi­ro más an­ta­gó­ni­co a me­di­da que Ba­rrett, una jue­za de ape­la­cio­nes con es­ca­sa ex­pe­rien­cia en jui­cios, se dis­po­ne a res­pon­der a los in­te­rro­ga­to­rios de los se­na­do­res de­mó­cra­tas. Aun­que es­tos se opo­nen a la pos­tu­la­da por el presidente Do­nald Trump, prác­ti­ca­men­te no tie­nen los me­dios pa­ra de­te­ner­la. Los re­pu­bli­ca­nos quie­ren con­fir­mar su nom­bra­mien­to an­tes de la jor­na­da elec­to­ral del 3 de no­viem­bre.

El presidente de la co­mi­sión, el re­pu­bli­cano Lind­sey Graham, ini­ció la se­sión rea­li­za­da ba­jo los pro­to­co­los de se­gu­ri­dad por el co­ro­na­vi­rus, ha­blan­do de la sa­lud pú­bli­ca y la ley de se­gu­ro de sa­lud ase­qui­ble.

Le pre­gun­tó in­me­dia­ta­men­te a la jue­za, una ca­tó­li­ca de­vo­ta, si se­rá ca­paz de de­jar de la­do sus con­vic­cio­nes per­so­na­les pa­ra ad­he­rir a la ley. “Sí pue­do”, res­pon­dió. “Lo he he­cho y se­gui­ré ha­cién­do­lo”.

Graham la elo­gió co­mo mu­jer con­ser­va­do­ra y de­vo­ta y la me­jor que Trump hu­bie­se po­di­do pos­tu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.