An­jou: Un cuen­to de ho­rror

Obra tea­tral me­xi­ca­na pro­ta­go­ni­za­da por es­tu­dian­tes de­bu­ta en Nue­va York

El Diario - - Opinion - JU­LIO PA­RE­DES/EDLP ju­lio.pa­re­des@el­dia­riony.com

NUE­VA YORK— La vi­da de la rei­na de Francia y es­po­sa de En­ri­que II, Ca­ta­li­na de Mé­di­cis, sir­vió de ins­pi­ra­ción a la obra mu­si­cal “An­jou” que se es­tre­na­rá en Nue­va York el pró­xi­mo 8 de oc­tu­bre en The Thea­ter at St. Cle­ments.

De Mé­di­cis tu­vo que con­fron­tar los en­fren­ta­mien­tos en­tre ca­tó­li­cos y pro­tes­tan­tes en el Si­glo XVI y reali­zó ma­ne­jos po­lí­ti­cos pa­ra que su ter­cer hi­jo —su fa­vo­ri­to— lle­ga­ra al trono.

“La obra to­ca el te­ma de la in­to­le­ran­cia, prin­ci­pal­men­te pa­ra ex­pli­car lo pe­li­gro­so que es pa­ra el ser hu­mano ca­da vez que in­ten­ta bus­car una so­lu­ción a es­tos en­fren­ta­mien­tos”, di­jo el di­rec­tor y co­reó­gra­fo de la obra Ed­gar­do Lar a EL DIA­RIO/LA PRENSA.

La pie­za co­mien­za en un ce­men­te­rio cu­bier­to de ca­dá­ve­res que co­bran vi­da al ser po­seí­dos por es­pí­ri­tus in­mun­dos que re­la­tan es­te cuen­to de ho­rror.

“An­jou” pre­sen­ta dos ac­tos, el pri­me­ro des­ta­ca la pro­ce­sión fú­ne­bre y el do­lor de una ma­dre, ya que el rey, hi­jo ma­yor de Ca­ta­li­na, ha muer­to sú­bi­ta e inex­pli­ca­ble­men­te. El se­gun­do, se con­cen­tra en los he­chos al­re­de­dor de la co­ro­na­ción de En­ri­que.

“Se pue­de ca­li­fi­car a la obra de rock­pop de­bi­do a su mú­si­ca y no tie­ne diá­lo­go, sino que la his­to­ria se va con­tan­do a tra­vés de me­lo­días”, ex­pli­có Lar.

Los pro­ta­go­nis­tas no son ac­to­res pro­fe­sio­na­les, son in­te­gran­tes de la Com­pa­ñía Tea­tral Mu­si­cal Tho­mas Jef­fer­son (TJMTC) de la Ciu­dad de Mé­xi­co. “Es­ta com­pa­ñía les brin­da la opor­tu­ni­dad a un gru­po de jó­ve­nes, quie­nes no ne­ce­sa­ria­men­te tie­nen una ca­rre­ra ar­tís­ti­ca, pa­ra que desa­rro­llen su ta­len­to. Tam­bién es­tos jó­ve­nes pue­den desa­rro­llar el au­to­es­ti­ma, la au­to­con­fian­za, el tra­ba­jo en equi­po y el res­pe­to a tra­vés de la dis­ci­pli­na del tea­tro”, se­ña­ló el di­rec­tor de “An­jou”.

Mu­chos de los jó­ve­nes es­tu­dian ar­qui­tec­tu­ra, le­yes, re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y otras ca­rre­ras.

La TJMTC se creó ha­ce 23 años y gra­cias a la ex­ce­len­te ca­li­dad de su tra­ba­jo ha lo­gra­do man­te­ner­se pa­ra con­ti­nuar con la la­bor be­né­fi­ca.

“Es­pe­ra­mos que el es­treno en Nue­va York sea to­do un éxi­to, ya que es una obra muy di­fe­ren­te a la que se pre­sen­tan ac­tual­men­te en esa ciu­dad”, di­jo Ed­gar­do, quien re­sal­tó la opor­tu­ni­dad pa­ra des­ta­car “que la obra ofre­ce al pú­bli­co una ima­gen di­fe­ren­te de Mé­xi­co, por­que des­afor­tu­na­da­men­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción es­tu­vie­ron con una cam­pa­ña muy fuer­te dan­do una ima­gen muy ma­la de Mé­xi­co so­bre los car­te­les de dro­ga, se­cues­tro e in­se­gu­ri­dad. La ver­dad es que es­tas co­sas exis­ten co­mo exis­ten en otros paí­ses. El 90 por cien­to de los me­xi­ca­nos so­mos per­so­nas que nos le­van­ta­mos tem­prano to­dos los días pa­ra sa­car ade­lan­te a nues­tras fa­mi­lias y que es­ta­mos com­pro­me­ti­dos con nues­tra co­mu­ni­dad”.

La le­tra y mú­si­ca es­tán a car­go de Gui­ller­mo Mén­dez y Lu­pi­ta San­do­val. La ilu­mi­na­ción de Jo­nat­han Dun­kle y los arre­glos mu­si­ca­les per­te­ne­cen a Jo­sé Manuel Cas­tro.

El di­se­ño de es­ce­no­gra­fía es tra­ba­jo de Mi­guel Manuel Ocon y el ves­tua­rio de Mon­tse­rrat Al­va­rez.

Los pro­ta­go­nis­tas son Liesl Lar, Jim Carlo He­nei­di, Da­niel Te­je­da, Mai­te De Sa­ma­nie­go, Da­niel Chá­vez, Emi­lio Gu­tié­rrez, Je­sús Ga­briel Si­les, Abdul Bor­nio, Ig­na­cio Juá­rez, Xa­xier Sol La Lan­de, Luis An­gel Gar­cía, Fer­nán­do Ar­tu­ro Adu­na, Luis An­dree Arias, Ch­ris­tian So­sa, Die­go Ma­tus, Luis An­gel Oro­pe­za, Zel­ma Che­rem, Ja­que­li­ne Gon­zá­lez, Rebeca Cas­ti­lleios, Ga­brie­la Pa­la­cio, Katy Cas­tro, Ta­ma­ra Va­llar­ta, Ma­ria­na Gon­zá­lez, Ji­me­na Cor­ne­jo y Pau­li­na Ruíz.

“El di­se­ño ar­tís­ti­co (ves­tua­rio y es­ce­no­gra­fía) es muy im­por­tan­te en la obra. Al prin­ci­pio cuan­do se in­tro­du­ce al es­pec­ta­dor en la his­to­ria, di­ce: ‘es­ta es una his­to­ria de al­gún reino en un lu­gar’. Los ves­tua­rios de Ca­ta­li­na son re­pro­duc­cio­nes de los que vis­tió la rei­na, así co­mo al­gu­nos tra­jes de prín­ci­pes y prin­ce­sas. El res­to de los di­se­ños es al­go ecléc­ti­co, que se ins­pi­ra­ron en di­fe­ren­tes mo­men­tos de la his­to­ria y en di­fe­ren­tes com­bi­na­cio­nes, por­que no es­ta­mos ha­cien­do una obra his­tó­ri­ca sino que que­re­mos dar una uni­ver­sa­li­dad. Es una his­to­ria que ha­bla de las ba­jas pa­sio­nes”, agre­gó.

El es­treno de “An­jou” se lle­va a ca­bo du­ran­te el Fes­ti­val de Tea­tro Mu­si­cal de Nue­va York (The New York Mu­si­cal Thea­tre Fes­ti­val) .

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.