Aprue­ban le­gis­la­ción que bus­ca aca­bar con el trá­fi­co se­xual in­fan­til

Es­ta­do de Nue­va York ocu­pa el quin­to lu­gar en el país en cuan­to a trá­fi­co de per­so­nas

El Diario - - #METRO - Jo­sé Martínez

En sep­tiem­bre de 2016, cua­tro mu­je­res y un hom­bre fue­ron arres­ta­dos por trá­fi­co se­xual de ni­ños y por­no­gra­fía in­fan­til. Ellos ma­ne­ja­ban una red de bur­de­les en Nue­va York, que in­cluían apar­ta­men­tos en El Bronx y Har­lem, en los que se ex­plo­ta­ba a me­no­res.

En su mo­men­to, la Fis­ca­lía en­con­tró que cin­co me­no­res es­ta­ban sien­do pros­ti­tui­das en es­tos si­tios y los acu­sa­dos re­ci­bie­ron una con­de­na de quin­ce años de cár­cel.

En la ba­ta­lla por aca­bar con es­te fla­ge­lo, ce­rrar un epi­cen­tro co­mo es­tos es un gran pa­so, sin em­bar­go, la lu­cha es­tá le­jos de ter­mi­nar. El do­lor de las víc­ti­mas es re­cu­rren­te de­bi­do a que du­ran­te dé­ca­das, jó­ve­nes so­bre­vi­vien­tes han te­ni­do que tes­ti­fi­car en el tri­bu­nal, sen­ta­dos a unos pasos de sus tra­fi­can­tes, so­lo pa­ra de­mos­trar que fue­ron for­za­dos a la pros­ti­tu­ción.

Aho­ra bien, el ma­ne­jo de es­tos ca­sos es­tá a pun­to de cam­biar, de­bi­do a la im­ple­men­ta­ción de un pro­yec­to de ley que es­ta­ble­ce el de­li­to de trá­fi­co se­xual de me­no­res en el es­ta­do de Nue­va York.

La asam­bleís­ta Amy Pau­lin y el se­na­dor An­drew Lan­za to­ma­ron las rien­das de es­te pro­yec­to de ley que hoy es­tá a pun­to de ser fir­ma­do por el go­ber­na­dor An­drew Cuo­mo.

“Estamos un pa­so más cer­ca de res­pon­sa­bi­li­zar a aque­llos que es­cla­vi­zan y ex­plo­tan a los ni­ños a tra­vés del co­mer­cio se­xual co­mer­cial mien­tras pro­te­ge­mos a las víc­ti­mas que son ado­les­cen­tes o in­clu­so más jó­ve­nes”, di­jo Pau­lin.

El pro­yec­to de ley es­ta­ble-

Lí­nea Di­rec­ta Na­cio­nal con­tra la Tra­ta de Per­so­nas

Des­de 2007, la Lí­nea Di­rec­ta Na­cio­nal con­tra la Tra­ta de Per­so­nas, ope­ra­da por Po­la­ris, ha re­ci­bi­do in­for­mes de 22.191 ca­sos de trá­fi­co se­xual den­tro de los Es­ta­dos Uni­dos.

En 2016, el Cen­tro Na­cio­nal pa­ra Me­no­res Des­apa­re­ci­dos y Ex­plo­ta­dos es­ti­mó que 1 de ca­da 6 ni­ños des­apa­re­ci­dos eran re­por­ta­dos co­mo víc­ti­mas de trá­fi­co se­xual.

A ni­vel mun­dial, la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo es­ti­ma que hay

4.5 mi­llo­nes de per­so­nas atra­pa­das en la ex­plo­ta­ción se­xual for­za­da a ni­vel mun­dial.

Pa­ra bus­car ayu­da, co­mu­ní­que­se al 1-888-373-7888 o en­víe un men­sa­je de tex­to al 233733.

ce el de­li­to de trá­fi­co se­xual in­fan­til co­mo un de­li­to gra­ve vio­len­to que ocu­rre cuan­do cual­quier persona ma­yor de 21 años pro­mue­va y se be­ne­fi­cie de la pros­ti­tu­ción de un ni­ño de die­cio­cho años o me­nos, lle­gan­do a en­fren­tar pe­nas de has­ta 25 años tras las re­jas.

El do­cu­men­to tam­bién ex­pli­ca que los fis­ca­les no ne­ce­si­ta­rán pro­bar la fuer­za, el frau­de o la coac­ción, y no se le per­mi­ti­rá al acu­sa­do de­cir que no sa­bía la edad de la víc­ti­ma o erró­nea­men­te creía que la víc­ti­ma era ma­yor de edad co­mo de­fen­sa. Los úl­ti­mos re­fi­na­mien­tos del pro­yec­to de ley ga­ran­ti­za­rán que la me­di­da se di­ri­ja es­pe­cí­fi­ca­men­te a los tra­fi­can­tes, y no a otras víc­ti­mas que ha­yan si­do for­za­das u obli­ga­das a co­la­bo­rar en el co­mer­cio se­xual co­mer­cial.

Es­ta lu­cha con­tra el trá­fi­co se­xual de me­no­res no es nue­va, pe­ro sí len­ta, en par­te por­que el de­li­to ge­ne­ral­men­te es­tá vin­cu­la­do a la po­bre­za y las fa­mi­lias dis­fun­cio­na­les.

En al­gu­nos ca­sos, los ni­ños y ni­ñas han es­ca­pa­do de sus ho­ga­res o de al­ber­gues, lo que ra­ra­men­te pro­vo­ca una ver­da­de­ra aler­ta de des­apa­ri­ción.

Dor­chen A. Leid­holdt, di­rec­to­ra del Cen­tro Le­gal pa­ra el San­tua­rio de las Fa­mi­lias, ce­le­bró la de­ci­sion y agra­de-

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.