Más allá de la fe

El Diario - - #PARATI - Re­for­ma

No hay que ser pe­re­grino pa­ra dis­fru­tar Ga­li­cia. O al me­nos, no uno re­li­gio­so co­mo mu­chos de los que ha­cen el cé­le­bre Ca­mino de San­tia­go.

Sí es ne­ce­sa­rio, sin em­bar­go, te­ner la cu­rio­si­dad de esos na­ve­gan­tes ga­lle­gos de an­ta­ño, o de aque­llos via­je­ros-inmigrantes que, sa­lien­do de aquí, han echa­do raí­ces en otras par­tes del mun­do.

Ubi­ca­da al no­roes­te de la pe­nín­su­la ibé­ri­ca, es­ta co­mu­ni­dad au­tó­no­ma es­pa­ño­la, tie­ne he­ren­cia cel­ta y ro­ma­na. Pre­su­me, ade­más, idí­li­cos pai­sa­jes: pue­blos pes­que­ros, fa­ros in­tri­gan­tes, zo­nas ar­bo­la­das, ex­ten­sos te­rre­nos ru­ra­les, ele­gan­tes ca­sas se­ño­ria­les y pa­zos -co­mo el de Pa­zo de Oca-, gran­des igle­sias y pe­que­ños san­tua­rios y ca­pi­llas.

In­fal­ta­bles tam­bién son las his­to­rias de bru­xas (bru­jas) y com­po­ne­do­ras (cu­ran­de­ras).

A San­tia­go de Com­pos­te­la, tan ple­na de pe­re­gri­nos que ca­mi­nan apo­ya­dos en bas­to­nes y con mo­chi­las a cues­tas en bus­ca de las re­li­quias del após­tol San­tia­go, se su­man otros atrac­ti­vos des­ti­nos co­mo la apa­ci­ble Mon­da­riz-Bal­nea­rio, un mu­ni­ci­pio tan pe­que­ño en su su­per­fi­cie co­mo gran­de en su fa­ma por ofre­cer tu­ris­mo de sa­lud y bie­nes­tar gra­cias a sus fuentes me­di­ci­na­les.

O Pon­te­ve­dra, ca­pi­tal de la pro­vin­cia ho­mó­ni­ma, to­do un pa­raí­so pa­ra vi­vir el re­ti­ro y pa­ra quie­nes gus­tan de re­co­rrer las ciu­da­des a pie.

Ga­li­cia es­tá de mo­da. No só­lo por ser pró­di­ga en la pro­duc­ción tex­til, par­ti­cu­lar­men­te su tra­ba­jo en lino. Aman­cio Or­te­ga, uno de los hom­bres más ri­cos del mun­do y fun­da­dor de In­di­tex, es uno de sus hi­jos con­sen­ti­dos. Otro, el di­se­ña­dor, y crea­dor de vi­nos, Ro­ber­to Ve­rino.

Co­sa­se­ria,pre­ci­sa­men­te,son los vi­nos ga­lle­gos. Mu­chos co­no­cen la va­rie­dad de uva blan­ca Al­ba­ri­ño, pe­ro po­cos sa­ben que la co­mu­ni­dad ga­lle­ga cuen­ta con cin­co de­no­mi­na­cio­nes de ori­gen co­mo la De­no­mi­na­ción de Ori­gen Rías Bai­xas, la De­no­mi­na­ción de Ori­gen Ri­bei­ro y De­no­mi­na­ción de Ori­gen Monterrei, por ejem­plo.

En Monterrei, mu­ni­ci­pio de la pro­vin­cia de Oren­se, ade­más de co­no­cer los pro­ce­sos de ela­bo­ra­ción del vino es obli­ga­to­rio vi­si­tar una asom­bro­sa for­ta­le­za.

Ga­li­cia es ima­gi­na­da por los fue­re­ños co­mo una tie­rra llu­vio­sa, de cli­mas gri­ses. Pe­ro es ca­paz de re­ga­lar días so­lea­dos, es­plen­do­ro­sos, que pue­den ser ade­re­za­dos con plá­ti­cas con los ama­bles ama­bles y bro­mis­tas lo­ca­les y con chu­pi­tos de oru­jo o li­cor ca­fé.

Mo­rri­ña es una ex­pre­sión ga­lle­ga prác­ti­ca­men­te in­tra­du­ci­ble que re­fie­re a una sue rte de me­lan­co­lía. Eso sien­te el vi­si­tan­te al de­jar Ga­li­cia.

FO­TOS:/RE­FOR­MA

A San­tia­go de Com­pos­te­la, tan ple­na de pe­re­gri­nos, se su­man otros atrac­ti­vos des­ti­nos co­mo la apa­ci­ble Mon­da­riz-Bal­nea­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.