Go­ber­na­dor Cuo­mo es­tá en con­tra del au­men­to de ta­ri­fas

El lí­der es­ta­tal ase­gu­ra que la de­ci­sión es­tá en ma­nos de la jun­ta de la MTA

El Diario - - #METRO - Jo­sé Mar­tí­nez

El go­ber­na­dor An­drew Cuo­mo es­tá nue­va­men­te en­vuel­to en una po­lé­mi­ca, al opo­ner­se a la de­ci­sión de la Au­to­ri­dad Me­tro­po­li­ta­na de Trans­por­te (MTA) de au­men­tar los pa­sa­jes del trans­por­te pú­bli­co, a pe­sar que es él quien, en teo­ría, con­tro­la esa agen­cia.

Lue­go que la MTA pre­sen­ta­ra su plan para tra­tar de sa­car al sis­te­ma de la gra­ve cri­sis en la que se en­cuen­tra, a tra­vés de un au­men­to en las ta­ri­fas de tre­nes, au­to­bu­ses y pea­jes, el man­da­ta­rio es­ta­tal se de­cla­ró en con­tra. En una en­tre­vis­ta en el pro­gra­ma The Brian Leh­rer Show, de la emi­so­ra WNYC, Cuo­mo fue en­fá­ti­co en que la cau­sa de la cri­sis es la “in­efi­cien­cia con la que ma­ne­jan el sis­te­ma”.

“Es­toy en con­tra del au­men­tos de ta­ri­fas. El pri­mer tra­ba­jo de la MTA es mi­rar ha­cia aden­tro. Hay des­per­di­cio. Hay una in­efi­cien­cia que ac­tual­men­te ocu­rre en la MTA que tie­ne que ter­mi­nar. Pun­to fi­nal”, di­jo el man­da­ta­rio neo­yor­quino.

Pe­ro sus co­men­ta­rios lle­gan en me­dio de una tor­men­ta po­lí­ti­ca en la que millones de neo­yor­qui­nos es­tán con­fun­di­dos. Por un la­do es­tá la pro­pues­ta de au­men­tos pre­sen­ta­da por Andy By­ford, pre­si­den­te de la Au­to­ri­dad de Trán­si­to de Nue­va York (NYCTA), y por el otro, la opo­si­ción de Cuo­mo, quien co­mo Go­ber­na­dor del es­ta­do, es ofi­cial­men­te la ca­be­za de la MTA.

No obs­tan­te, Cuo­mo de­jó ver que el po­der de de­ci­sión no es­tá en sus ma­nos, sino en las de la jun­ta que di­ri­ge la MTA, li­de­ra­da por el pre­si­den­te in­te­ri­no Fer­nan­do Fe­rrer, quien fue re­co­men­da­do para ese car­go por el mis­mo Go­ber­na­dor, y quien ase­gu­ró, se­gún re­por­tó Po­lí­ti­co, que “es­ta es, co­mo sa­ben, una jun­ta bas­tan­te in­de­pen­dien­te”.

“La jun­ta de 17 miem­bros de la MTA, que es de­sig­na­da por nue­ve fun­cio­na­rios elec­tos di­fe­ren­tes y tie­ne una res­pon­sa­bi­li­dad fi­du­cia­ria, es la que de­ci­de so­bre los au­men­tos de ta­ri­fas. Co­mo di­jo el Go­ber­na­dor, no de­be­ría ha­ber un au­men­to de ta­ri­fas has­ta que los pa­sa­je­ros ob­ten­gan el ser­vi­cio que me­re­cen”, di­jo Pe­ter Aje­mian, por­ta­voz del man­da­ta­rio es­ta­tal.

Y aun­que al­gu­nos han cri­ti­ca­do el que Cuo­mo no ten­ga real­men­te el po­der so­bre la MTA co­mo de­te­ner los au­men­tos, otros, co­mo el pre­si­den­te del Co­mi­té de Trans­por­te del Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal, el con­ce­jal Yda­nis Ro­drí­guez, ven la po­si­ción del go­ber­na­dor co­mo “po­si­ti­va”.

“Co­mo pre­si­den­te del Co­mi­té de Trans­por­te des­de el ini­cio ex­pre­sé mi opo­si­ción a la pro­pues­ta de un au­men­to y me enor­gu­lle­ce que él [Go­ber­na­dor Cuo­mo] tam­bién ha fi­ja­do su po­si­ción en con­tra del mis­mo”, di­jo el lí­der do­mi­ni­cano que re­pre­sen­ta al Al­to Man­hat­tan.

Có­mo fun­cio­nal la MTA

Para tra­tar de en­ten­der la si­tua­ción, es ne­ce­sa­rio re­vi­sar la his­to­ria del sis­te­ma que con­tro­la la MTA, su­ge­ri­do en fe­bre­ro de 1965 por el en­ton­ces go­ber­na­dor Nelson Roc­ke­fe­ller, quien re­co­men­dó que la Le­gis­la­tu­ra del es­ta­do crea­ra una au­to­ri­dad para com­prar, ope­rar y mo­der­ni­zar la quie­bra del Long Is­land Rail Road (LIRR), que es­ta­ba sien­do ope­ra­da por el Fe­rro­ca­rril de Pen­sil­va­nia (PRR) en ese mo­men­to.

/Archivo

Es­ta au­to­ri­dad pro­pues­ta tam­bién ten­dría el po­der de ha­cer con­tra­tos o acuer­dos con otros ope­ra­do­res de tre­nes de su­bur­bios en el área de la ciudad de Nue­va York, pe­ro fue has­ta enero de 1966 cuan­do el en­ton­ces al­cal­de, John Lind­say, pro­pu­so fu­sio­nar la NYCTA, que ope­ra­ba au­to­bu­ses y tre­nes sub­te­rrá­neos, y la Au­to­ri­dad de Puen­tes y Tú­ne­les Tri­bo­rough (TBTA).

Es­tos cam­bios lle­va­ron a que ba­jo la MTA se en­cuen­tren va­rias agen­cias, y no so­lo la que ma­ne­ja el trans­por­te en la Gran Man­za­na. De ahí que, Cuo­mo cri­ti­ca­ra tam­bién a la jun­ta di­rec­ti­va, com­pues­ta por 23 miem­bros, que re­pre­sen­tan los cin­co con­da­dos la ciudad de Nue­va York, y los con­da­dos de los su­bur­bios ve­ci­nos, y de los cua­les 17 pue­den vo­tar.

“Es una bu­ro­cra­cia com­pli­ca­da con muy po­ca res­pon­sa­bi­li­dad. La jun­ta se ar­mó de una ma­ne­ra en que na­die la con­tro­la­ba, por­que na­die que­ría

re­tra­sos”.. res­pon­sa­bi­li­dad”, di­jo el Go­ber­na­dor. “Son de­ma­sia­do to­le­ran­tes a los

El go­ber­na­dor An­drew Cuo­mo ha cri­ti­ca­do du­ra­men­te el au­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.