Mu­jer de­man­da al NYPD por es­po­sar­la du­ran­te su par­to

El Diario - - #METRO - EFE

Una mu­jer que es­ta­ba en cus­to­dia de la Policía en Nue­va York y que fue es­po­sa­da mien­tras en­tró en la­bo­res de par­to, pre­sen­tó una de­man­da con­tra ese de­par­ta­men­to por vio­lar sus de­re­chos ci­vi­les, ade­más de exi­gir cam­bios en esa po­lí­ti­ca para evi­tar que vuel­va a ocu­rrir.

La mu­jer, que pre­fi­rió no ser iden­ti­fi­ca­da por ha­ber si­do una ex­pe­rien­cia hu­mi­llan­te y que la ha trau­ma­ti­za­do has­ta el pun­to de no ha­ber po­di­do con­tar­lo a su fa­mi­lia, fue lla­ma­da co­mo “Ja­ne Doe” a efec­tos de la de­man­da, que pre­sen­tó el jue­ves en la cor­te fe­de­ral para el Sur de Nue­va York.

El con­ce­jal Yda­nis Ro­drí­guez ex­pre­só su preo­cu­pa­ción por lo ocu­rri­do, y pi­dió que se reali­ce una in­ves­ti­ga­ción y que de ser cier­to, los res­pon­sa­bles de­be­rían en­fren­tar las con­se­cuen­cias de sus ac­cio­nes.

Ro­drí­guez in­di­có ade­más que pi­dió al con­ce­jal Do­no­van Ri­chards, pre­si­den­te del Co­mi­té de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca, que reali­ce una au­dien­cia pú­bli­ca al res­pec­to y afir­mó que es­po­sar a una mu­jer du­ran­te el par­to es “cruel y una prác­ti­ca de­gra­dan­te que plan­tea se­rios ries­gos de sa­lud”.

La mu­jer, en­ton­ces de 27 años, te­nía 40 se­ma­nas de ges­ta­ción cuan­do sa­lió de par­to mien­tras es­ta­ba re­te­ni­da en una cel­da en un cuar­tel de policía en el dis­tri­to de El Bronx, el pa­sa­do fe­bre­ro.

La policía la lle­vó a un hos­pi­tal cer­cano pe­ro la es­po­só de ma­nos a la ca­mi­lla y en­ca­de­nó sus to­bi­llos, pe­se a las ad­ver­ten­cias de los mé­di­cos de que esa ac­ción es ile­gal en Nue­va York y afec­ta­ba el dar a luz.

Los ofi­cia­les ale­ga­ron que só­lo cum­plían con las di­rec­tri­ces de la Guía de Pa­tru­llas del De­par­ta­men­to de Policía, lo que el mé­di­co re­por­tó en su in­for­me so­bre el par­to, se­ña­la ade­más el Ti­mes.

No fue has­ta des­pués de una in­ten­sa ho­ra de par­to que los po­li­cías ac­ce­die­ron a qui­tar las es­po­sas de una mano y los pies, pe­ro la mu­jer tu­vo a su hi­ja con una mano es­po­sa­da a la ca­ma, se­ña­la la de­man­da, de acuer­do con el Ti­mes.

En la de­man­da, que in­clu­ye a va­rios po­li­cías y al De­par­ta­men­to, se re­cla­ma com­pen­sa­ción, cu­ya can­ti­dad no se es­pe­ci­fi­ca, por vio­la­ción de sus de­re­chos ci­vi­les y pi­de cam­bios en esa agen­cia mu­ni­ci­pal para que los agen­tes nun­ca vuel­van a en­ca­de­nar a otra mu­jer em­ba­ra­za­da ba­jo su cus­to­dia.

El do­cu­men­to le­gal re­cuer­da que se ha vio­la­do una ley del es­ta­do del 2015 que prohí­be se res­trin­ja a una em­ba­ra­za­da o que es­té dan­do a luz y du­ran­te las ocho se­ma­nas de re­cu­pe­ra­ción pos-par­to. Es­ta ley es del 2009 pe­ro fue am­plia­da en 2015.

Nue­va York es uno de 26 es­ta­dos que tie­ne es­ta prohi­bi­ción y hay otros que han ido más le­jos para prohi­bir cual­quier ti­po de res­tric­ción a una em­ba­ra­za­da, des­ta­ca ade­más el pe­rió­di­co. En 24

prohi­bi­ción.. es­ta­dos no exis­te nin­gún ti­po de

/ARCHIVO

Los po­li­cías lle­va­ron a la mu­jer a un hos­pi­tal pe­ro la es­po­sa­ron de ma­nos a la ca­mi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.