‘El Cha­po’ y ‘Chu­pe­ta’ tra­fi­ca­ban la co­caí­na en sub­ma­ri­nos

Los se­mi­su­mer­gi­bles per­mi­tían trans­por­tar la dro­ga colombiana de for­ma “más dis­cre­ta” has­ta Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos

El Diario - - #METRO - Redacción

En la con­ti­nua­ción del jui­cio al nar­co­tra­fi­can­te me­xi­cano Joa­quín “El Cha­po” Guz­mán en Nue­va York, ayer los miem­bros del ju­ra­do vie­ron imá­ge­nes de la pri­me­ra vez que la Guar­dia Cos­te­ra de EEUU in­ter­cep­tó un sub­ma­rino lleno de co­caí­na.

El Guar­da­cos­tas Co­man­dan­te Todd Ba­ge­tis, quien par­ti­ci­pó en la in­cau­ta­ción en sep­tiem­bre de 2008, di­jo que su tri­pu­la­ción ha­bía es­ta­do pa­tru­llan­do las aguas in­ter­na­cio­na­les cuan­do se en­con­tra­ron con el se­mi­su­mer­gi­ble, a unas 350 mi­llas al es­te de Gua­te­ma­la.

Usan­do len­tes de vi­sión noc­tur­na, su equi­po abor­dó el sub­ma­rino, cu­yos tri­pu­lan­tes in­me­dia­ta­men­te in­ten­ta­ron hun­dir el bo­te y arro­jar a los ofi­cia­les de la ley.

“Pu­sie­ron la em­bar­ca­ción en [re­ver­sa] e in­ten­ta­ron des­pe­dir a mi tri­pu­la­ción. Mi equi­po es­ta­ba col­ga­do en el tu­bo de es­ca­pe para sal­var su vi­da”, tes­ti­fi­có Ba­ge­tis, ci­ta­do por New York Post.

Las imá­ge­nes mos­tra­ron el agua inun­dan­do la na­ve. Ba­ge­tis ha­bía tes­ti­fi­ca­do an­te­rior­men­te que los bar­cos es­ta­ban di­se­ña­dos para hun­dir­se en tan só­lo tres o cin­co mi­nu­tos, si se desea­ba.

Una vez que de­tu­vie­ron a la tri­pu­la­ción, Ba­ge­tis di­jo que su equi­po des­cu­brió 237 pa­que­tes de co­caí­na, de apro­xi­ma­da­men­te 13 mil li­bras de pe­so.

Uno de los em­pa­ques de co­caí­na se des­ga­rró mien­tras ayu­da­ban a des­car­gar el sub­ma­rino y los ex­pu­so a la dro­ga, “a tra­vés de las mo­lé­cu­las en el ai­re o por con­tac­to con la piel”.

El te­nien­te co­man­dan­te agre­gó que la ta­rea le ha­bía “hin­cha­do al­gu­nos dis­cos” en la es­pal­da, por lo que aún re­ci­be in­yec­cio­nes ca­da cua­tro me­ses para tra­tar la le­sión.

A prin­ci­pios de la semana, Juan Carlos “Chu­pe­ta” Ra­mí­rez, lí­der de la co­caí­na colombiana de­te­ni­do en 2007, tes­ti­fi­có que ha­bía in­ven­ta­do es­te ti­po de se­mi­su­mer­gi­bles para trans­por­tar su co­caí­na de ma­ne­ra más dis­cre­ta a Mé­xi­co y EEUU.

Una vez que las dro­gas lle­ga­ban a Mé­xi­co, el Car­tel de Si­na­loa de Guz­mán su­pues­ta­men­te las es­con­día en tan­que­ros pe­tro­le­ros, ca­jas de za­pa­tos e in­clu­so la­tas de chi­les ja­la­pe­ños en es­ca­be­che para in­ten­tar in­tro­du­cir­los en EEUU.

Guz­mán en­fren­ta car­gos por nar­co­trá­fi­co y cons­pi­ra­ción de ase­si­na­to, con po­si­ble ca­de­na per­pe­tua si es con­de­na­do.. Joa­quín “El Cha­po” Guz­mán Loe­ra siem­pre se las ha in­ge­nia­do; in­clu­so para es­cri­bir cartas de amor. Así se ex­po­ne en el do­cu­men­tal ¿Quién es el Cha­po Guz­mán?, de Nat Geo, que fue re­to­ma­do es­ta semana por me­dios me­xi­ca­nos en me­dio de la vo­rá­gi­ne in­for­ma­ti­va que ha ge­ne­ra­do la co­ber­tu­ra del lla­ma­do “jui­cio del si­glo” con­tra el pre­sun­to ex­lí­der del car­tel de Si­na­loa en una cor­te fe­de­ral de Nue­va York. Uno de los da­tos más lla­ma­ti­vos del ma­te­rial au­dio­vi­sual es la re­la­ción del pre­sun­to capo con las mu­je­res al pun­to de que les es­cri­bía cartas de amor. Aun­que se

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.