EL PO­DER DEL VO­TO CO­MO GA­RAN­TÍA DEL FOR­TA­LE­CI­MIEN­TO DE LA DE­MO­CRA­CIA DO­MI­NI­CA­NA

El Diario - - #viveny - Eri­da­nia Bi­dó Fer­nán­dez eri­da­nia.bi­dof@gmail.com Co­lum­nis­ta

El pa­sa­do do­min­go 5 de ju­lio y ba­jo la ame­na­za del CO­VID-19, ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na die­ron una gran mues­tra de ci­vis­mo cum­plien­do con el de­ber de ele­gir nue­vas au­to­ri­da­des quie­nes ha­brán de go­ber­nar el país ca­ri­be­ño por los si­guien­tes 4 años. Más de 3 mi­llo­nes de do­mi­ni­ca­nos y do­mi­ni­ca­nas sa­lie­ron de­ci­di­dos a mar­car la ca­ra de los can­di­da­tos de su pre­fe­ren­cia, a las 7:00 de la ma­ña­na se dio ini­cio a las vo­ta­cio­nes, pa­sa­das las 8:30 p.m., ya se sa­bían los re­sul­ta­dos pre­li­mi­na­res.

Un gran com­pro­mi­so ciu­da­dano se hi­zo reali­dad me­dian­te el ejer­ci­cio del pro­ce­so más de­mo­crá­ti­co, el vo­to ciu­da­dano, ex­pre­sa­do de ma­ne­ra cons­cien­te, sin apa­sio­na­mien­to y te­nien­do muy en cuen­ta que el 5 de ju­lio ape­nas es el ini­cio de los que mu­chos do­mi­ni­ca­nos es­pe­ran. No ol­vi­de­mos que el vo­to es el ejer­ci­cio de­mo­crá­ti­co a tra­vés del cual un ciu­da­dano ex­pre­sa su apo­yo o pre­fe­ren­cia por un par­ti­do o can­di­da­to x du­ran­te la ce­le­bra­ción de unas elec­cio­nes.

El vo­to no so­lo de­be es­tar pre­sen­te pa­ra que un sis­te­ma po­lí­ti­co sea de­mo­crá­ti­co, tam­bién se cons­ti­tu­ye en el me­dio a tra­vés del cual se eli­ge a quie­nes di­ri­gen los des­ti­nos de un país por un pe­rio­do es­pe­cí­fi­co pro­cu­ran­do le­gi­ti­mi­dad al pro­ce­so, de ma­ne­ra que el vo­to es inalie­na­ble y se­cre­to. n la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, la Cons­ti­tu­ción Do­mi­ni­ca­na de 2015, en su Ar­tícu­lo 208 so­bre el Ejer­ci­cio del su­fra­gio. “Es un de­re­cho y un de­ber de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos el ejer­ci­cio del su­fra­gio pa­ra ele­gir a las au­to­ri­da­des de go­bierno y pa­ra par­ti­ci­par en re­fe­ren­dos.

EEl vo­to es per­so­nal, li­bre, di­rec­to y se­cre­to. Na­die pue­de ser obli­ga­do o coac­cio­na­do, ba­jo nin­gún pre­tex­to, en el ejer­ci­cio de su de­re­cho al su­fra­gio ni a re­ve­lar su vo­to”.

En un sis­te­ma de­mo­crá­ti­co, la ce­le­bra­ción pe­rió­di­ca de elec­cio­nes es la re­gla, la mis­ma se lle­va a ca­bo me­dian­te el su­fra­gio uni­ver­sal, li­bre, igual, di­rec­to y se­cre­to, re­qui­si­tos in­dis­pen­sa­bles pa­ra for­ta­le­cer la de­mo­cra­cia. La par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na en es­tos pro­ce­sos es la con­di­ción a tra­vés de la cual se ma­ni­fies­ta su com­pro­mi­so con la de­mo­cra­cia, ma­te­ria­li­za­da por me­dio del ejer­ci­cio del vo­to. a suer­te fue echa­da pa­ra ese do­min­go 5 de ju­lio, la de­mo­cra­cia ven­ció el mie­do a la pan­de­mia y ga­nó el que la ma­yo­ría del pue­blo de­ci­dió, pe­ro a tra­vés del vo­to, por­que de eso tra­ta la de­mo­cra­cia. Los ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas ata­via­dos con sus mas­ca­ri­llas y cum­plien­do con las me­di­das de se­gu­ri­dad, sa­lie­ron tem­prano a ejer­cer el vo­to, mos­tran­do un com­por­ta­mien­to cí­vi­co a la al­tu­ra de la si­tua­ción.

La ma­yo­ría de­ci­dió con al­re­de­dor del 53% de los vo­tos por Luis Abi­na­der, can­di­da­to del Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Do­mi­ni­ca­na (PRM), y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na es­tre­na­rá nue­vas au­to­ri­da­des a par­tir del 16 de agos­to, rom­pien­do la ra­cha de 16 años de go­bierno del Par­ti­do de la Li­be­ra­ción Do­mi­ni­ca­na (PLD). Es un gran com­pro­mi­so pa­ra las au­to­ri­da­des que re­sul­ta­ron elec­tas, ya que la reali­dad que ha de­ja­do al des­nu­do la pan­de­mia por el co­ro­na­vi­rus en ma­te­ria so­cial, eco­nó­mi­ca, de sa­lud, re­pre­sen­tan un gran re­to, no so­lo pa­ra las au­to­ri­da­des, tam­bién pa­ra to­dos los do­mi­ni­ca­nos.l

L

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.