POR FIN VOZ EN ELEC­CIO­NES

El Nuevo Herald (Sunday) - - PORTADA - POR JIM WYSS

La Flo­ri­da es la nue­va ca­pi­tal de la diás­po­ra puer­to­rri­que­ña, des­pla­zan­do a Nue­va York. Los ac­ti­vis­tas es­pe­ran que los elec­to­res de la is­la se ha­gan sen­tir en las elec­cio­nes del 6 de no­viem­bre.

Tre­ce me­ses des­pués que el hu­ra­cán Ma­ría de­vas­tó la is­la, su po­der po­lí­ti­co pu­die­ra ha­cer­se sen­tir en las elec­cio­nes del 6 de no­viem­bre en Flo­ri­da, o al me­nos eso es lo que es­pe­ran ac­ti­vis­tas y or­ga­ni­za­do­res puer­to­rri­que­ños.

Des­pués que la mor­tal tor­men­ta de ca­te­go­ría 5 arra­só la is­la en sep­tiem­bre pa­sa­do, de­ce­nas de mi­les de puer­to­rri­que­ños hu­ye­ron al te­rri­to­rio con­ti­nen­tal es­ta­dou­ni­den­se. Se cal­cu­la que unos 30,000 se han asen­ta­do en la Flo­ri­da y las elec­cio­nes del 6 de no­viem­bre se­rá la pri­ma­ra opor­tu­ni­dad pa­ra que su voz se ha­ga sen­tir.

Con un to­tal de 1.2 mi­llo­nes de puer­to­rri­que­ños, la Flo­ri­da ha des­pla­za­do a Nue­va York co­mo la ca­pi­tal de la diás­po­ra bo­ri­cua, y las en­cues­tas su­gie­ren que es­tán de­seo­sos de vo­tar con la is­la en men­te, di­jo Jo­sé Cal­de­rón, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción His­pa­na, uno gru­po de apo­yo.

“Es­tas per­so­nas han lle­ga­do ha­ce muy po­co y sus la­zos con la is­la to­da­vía son muy fuer­tes”, di­jo. “Lo que su­ce­de aquí [en la is­la] es muy im­por­tan­te pa­ra los puer­to­rri­que­ños en la Flo­ri­da, ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses que pue­den vo­tar. Y eso es lo que lo cam­bia to­do, por­que bue­na par­te de la co­mu­ni­dad his­pa­na no pue­de vo­tar de­bi­do a pro­ble­mas de do­cu­men­ta­ción y de otro ti­po”.

La Fe­de­ra­ción His­pa­na es­tu­vo en Or­lan­do ha­ce unos días pa­ra alen­tar a los re­cién lle­ga­dos a ins­cri­bir­se pa­ra vo­tar el mes pró­xi­mo. Pe­ro tam­bién han tra­ba­ja­do du­ro en la is­la, ex­hor­tan­do a la gen­te a que alien­te a sus fa­mi­lia­res en EEUU a que vo­ten.

En su con­di­ción de Es­ta­do Li­bre Aso­cia­do, los puer­to­rri­que­ños que vi­ven en la is­la, unos 3.2 mi­llo­nes, no pue­den vo­tar por el pre­si­den­te o el Con­gre­so en Es­ta­dos Uni­dos. Pe­ro tan pron­to co­mo se ins­cri­ben en cual­quie­ra de los 50 es­ta­dos de la unión, sí pue­den vo­tar.

La gen­te en la is­la di­ce que sien­te que tie­nen cier­ta in­fluen­cia a tra­vés del vo­to de fa­mi­lia­res y ami­gos. Va­le­rie Mer­ca­do, de 27 años, di­jo que va­rios de sus ami­gos sa­lie­ron de Puer­to Ri­co des­pués de Ma­ría y que es­tán en con­tac­to con ella pa­ra sa­ber qué es­tá pa­san­do an­tes de las elec­cio­nes del pró­xi­mo mes.

“Lo que su­ce­de en la is­la es la ra­zón por la que tu­vie­ron que mar­char­se y es­tán so­pe­san­do sus de­ci­sio­nes”, di­jo Mer­ca­do. “To­dos tie­nen un ami­go que se fue a Flo­ri­da —no sé por qué— pe­ro eso fue par­ti­cu­lar­men­te des­pués del desas­tre po­lí­ti­co que fue Ma­ría”.

Lo que se di­ce es que los puer­to­rri­que­ños, par­ti­cu­lar­men­te los des­pla­za­dos por Ma­ría, vo­ta­rán por can­di­da­tos de­mó­cra­tas. Pe­ro ex­per­tos ad­vier­ten que es di­fí­cil en­ca­si­llar a

FLO­RI­DA DES­PLA­ZÓ A NUE­VA YORK CO­MO LA CA­PI­TAL DE LA DIÁS­PO­RA BO­RI­CUA

los elec­to­res puer­to­rri­que­ños. El go­ber­na­dor Ri­car­do Ros­se­lló es de­mó­cra­ta y es­tá apo­yan­do al se­na­dor Bill Nel­son, por ejem­plo, pe­ro con fre­cuen­cia ha ala­ba­do a can­di­da­tos y cau­sas re­pu­bli­ca­nas.

Po­co des­pués de ocu­par la go­ber­na­ción de Puer­to Ri­co en el 2016, Ros­se­lló aplau­dió las vic­to­rias re­pu­bli­ca­nas en el Con­gre­so fe­de­ral y la pre­si­den­cia, por­que el par­ti­do te­nía en su pla­ta­for­ma el te­ma de la au­to­de­ter­mi­na­ción y es­ta­di­dad de Puer­to Ri­co. Y el go­ber­na­dor flo­ri­dano Rick Scott, re­pu­bli­cano, ha vi­si­ta­do la is­la va­rias ve­ces y se con­si­de­ra que apo­ya la lle­ga­da de puer­to­rri­que­ños al es­ta­do.

Al mis­mo tiem­po, mu­chos en la co­mu­ni­dad si­guen mo­les­tos con el tra­to que re­ci­bió la is­la por par­te del pre­si­den­te Do­nald Trump des­pués del pa­so de Ma­ría. El pre­si­den­te de­mo­ró ca­si dos se­ma­nas en vi­si­tar la de­vas­ta­da is­la y mu­chos ca­li­fi­ca­ron de in­sen­si­ble el es­pec­tácu­lo de lan­zar ro­llos de pa­pel toa­lla a los de­ses­pe­ra­dos puer­to­rri­que­ños du­ran­te una con­fe­ren­cia de pren­sa.

Trump tam­bién pu­so en te­la de du­da el nú­me­ro de fa­lle­ci­dos, que aho­ra es­tá en ca­si 3,000. Y eso ha he­cho que ac­ti­vis­tas po­lí­ti­cos es­pe­ren que los puer­to­rri­que­ños li­de­ren una par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral ma­si­va a fa­vor de los de­mó­cra­tas.

Luis Mi­ran­da Jr. es so­cio fun­da­dor del Mi­rRam Group —una fir­ma de ca­bil­deo y asun­tos po­lí­ti­cos— y ope­ra­ti­vo de­mó­cra­ta con mu­chos años de ex­pe­rien­cia en Nue­va York. Tam­bién es el pre­si­den­te fun­da­dor de la Fe­de­ra­ción His­pa­na y el pa­dre de Lin-

Ma­nuel Mi­ran­da, es­tre­lla de Broad­way.

Mi­rRam reali­zó re­cien­te­men­te en­cues­tas en la Flo­ri­da pa­ra en­ten­der las opi­nio­nes po­lí­ti­cas de los his­pa­nos. Lo que iden­ti­fi­ca­ron fue que los puer­to­rri­que­ños re­pre­sen­tan aho­ra ca­si un ter­cio del elec­to­ra­do his­pano de la Flo­ri­da; el otro ter­cio es­tá re­pre­sen­ta­do por los cu­ba­noa­me­ri­ca­nos. Mien­tras que los cu­ba­noa­me­ri­ca­nos tien­den a vo­tar por los re­pu­bli­ca­nos, los puer­to­rri­que­ños se in­cli­nan fun­da­men­tal­men­te por los de­mó­cra­tas, di­jo.

“Los puer­to­rri­que­ños se han con­ver­ti­do en la cla­ve de es­te cam­bio fa­vo­ra­ble al Par­ti­do De­mó­cra­ta”, di­jo. “Flo­ri­da se ha con­ver­ti­do en la se­de de la ma­yor diás­po­ra de puer­to­rri­que­ños en Es­ta­dos Uni­dos, de ma­ne­ra que te­ne­mos que ase­gu­rar­se de de­sa­rro­llar nues­tras pro­pias ins­ti­tu­cio­nes, de que desa­rro­lle­mos po­der po­lí­ti­co y nos con­vir­ta­mos en la fuer­za que las ci­fras in­di­can que po­de­mos ser”.

La en­cues­ta, li­de­ra­da por Mi­rRam y apo­ya­da por una coa­li­ción de or­ga­ni­za­cio­nes his­pa­nas, ofre­ció sor­pre­sas.

Mi­ran­da di­jo que to­dos los his­pa­nos —in­clui­dos cu­ba­nos, co­lom­bia­nos y ve­ne­zo­la­nos— con­si­de­ra­ron la “ma­la res­pues­ta que fe­de­ral en la is­la des­pués del pa­so de Ma­ría” al­go im­por­tan­te. Tam­bién ci­ta­ron el cam­bio cli­má­ti­co co­mo una de sus prin­ci­pa­les preo­cu­pa­cio­nes, afir­mó.

“Por pri­me­ra vez, 87 por cien­to de los his­pa­nos en la Flo­ri­da —cu­ba­nos, puer­to­rri­que­ños, to­dos— opi­nan que el cam­bio cli­má­ti­co es un pro­ble­ma se­rio que hay que abor­dar. El asun­to del cam­bio cli­má­ti­co se ha con­ver­ti­do pa­ra los his­pa­nos de la Flo­ri­da en al­go tan im­por­tan­te co­mo los em­pleos, la vi­vien­da y los ser­vi­cios mé­di­cos”, di­jo.

Ra­món Ca­cho, abo­ga­do de San Juan, di­jo que los puer­to­rri­que­ños no se sien­ten ata­dos por las afi­lia­cio­nes par­ti­dis­tas de Es­ta­dos Uni­dos, y en su lu­gar se­gui­rán al can­di­da­to que pa­rez­ca “más efec­ti­vo y más dis­pues­to a ayu­dar a los puer­to­rri­que­ños”, di­jo. “Los elec­to­res puer­to­rri­que­ños en ge­ne­ral son prag­má­ti­cos”, agre­gó

Si la pri­ma­ria de es­te año es una se­ñal, los puer­to­rri­que­ños de la Flo­ri­da es­tán en­tu­sias­ma­dos y lis­tos pa­ra vo­tar, di­jo Cal­de­rón.

“La ma­yo­ría de los puer­to­rri­que­ños es­tán vo­tan­do en ci­fras ré­cord”, di­jo. “Ya ve­rán el im­pac­to en esas elec­cio­nes in­ter­me­dias en la Flo­ri­da e in­clu­so más en las pró­xi­mas elec­cio­nes ge­ne­ra­les del 2020.”

PE­DRO POR­TAL ppor­tal@mia­mihe­rald.com

MA­RÍA CEPEDA, ve­ci­na de San Juan, ha­bla del po­der po­lí­ti­co de Puer­to Ri­co que pu­die­ra ha­cer­see sen­tir en las elec­cio­nes in­ter­me­dias en la Flo­ri­da, pues­to que mu­chos puer­to­rri­que­ños se han ido a vi­vir al Es­ta­do del Sol des­de el pa­so del hu­ra­cán Ma­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.