Ara­bia Sau­di­ta ase­gu­ra que juz­ga­rá a los sos­pe­cho­sos

El Nuevo Herald (Sunday) - - MUNDO -

El go­bierno de Ara­bia Sau­di­ta re­cal­có el sá­ba­do que los sos­pe­cho­sos del ase­si­na­to del pe­rio­dis­ta Ja­mal Khas­hog­gi se­rán juz­ga­dos en Ara­bia Sau­di­ta, un día des­pués de que Tur­quía so­li­ci­ta­se su ex­tra­di­ción pa­ra pro­ce­sar­los en ese país.

Du­ran­te un dis­cur­so en un fo­ro de De­fen­sa en Be­réin, el mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res de Ara­bia Sau­dí, Adel al Yu­beir, afir­mó que su país ha de­ja­do “muy cla­ro” que investigará la muer­te del pe­rio­dis­ta, ase­si­na­do en el con­su­la­do sau­dí en Es­tam­bul, que com­par­ti­rá los re­sul­ta­dos de las pes­qui­sas y que cas­ti­ga­rá a los res­pon­sa­bles.

“He­mos de­ja­do muy cla­ro que ten­dre­mos una in­ves­ti­ga­ción com­ple­ta y trans­pa­ren­te, cu­yos re­sul­ta­dos se­rán di­vul­ga­dos. He­mos de­ja­do muy cla­ro que los que sean res­pon­sa­bi­li­za­dos ren­di­rán cuen­tas. Y he­mos de­ja­do muy cla­ro que adop­ta­re­mos me­ca­nis­mos pa­ra que es­to no ocu­rra de nue­vo”, afir­mó el mi­nis­tro en una res­pues­ta a una pre­gun­ta del au­di­to­rio.

Al Yu­beir re­cha­zó ex­plí­ci­ta­men­te que su go­bierno pre­ten­da ex­tra­di­tar a los 18 sos­pe­cho­sos de­te­ni­dos por el ase­si­na­to.

“So­bre la cues­tión de la ex­tra­di­ción, los in­di­vi­duos son de Ara­bia Sau­dí, es­tán de­te­ni­dos en Ara­bia Sau­di­ta y se­rán pro­ce­sa­dos en Ara­bia Sau­di­ta”, di­jo Al Yu­beir en res­pues­ta a otra pre­gun­ta, du­ran­te su in­ter­ven­ción en el fo­ro Diá­lo­go Ma­na­ma, or­ga­ni­za­do por el Ins­ti­tu­to In­ter­na­cio­nal de Es­tu­dios Es­tra­té­gi­cos (IISS) en Ba­réin.

La Fis­ca­lía de Es­tam­bul emi­tió es­te vier­nes una so­li­ci­tud for­mal de ex­tra­di­ción de los 18 im­pli­ca­dos en el ase­si­na­to de Khas­hog­gi y lo re­mi­tió al Mi­nis­te­rio de Ex­te­rio­res tur­co, pa­ra que es­te lo ha­ga lle­gar a las au­to­ri­da­des de Ara­bia Sau­di­ta.

El pre­si­den­te de Tur­quía, Re­cep Tay­yip Er­do­gan, tam­bién pi­dió el vier­nes la ex­tra­di­ción de los 18 sos­pe­cho­sos, de los que tres lle­ga­ron a Es­tam­bul un día an­tes del cri­men, y los otros 15 el 2 de oc­tu­bre, cuan­do Khas­hog­gi des­apa­re­ció en el con­su­la­do de su país.

La Fis­ca­lía Ge­ne­ral de Ara­bia Sau­di­ta re­co­no­ció el pa­sa­do jue­ves que la muer­te de Khas­hog­gi, ocu­rri­da el pa­sa­do 2 de oc­tu­bre, fue un ase­si­na­to pre­me­di­ta­do, ba­sán­do­se en las in­for­ma­cio­nes que le han trans­mi­ti­do los in­ves­ti­ga­do­res tur­cos.

Las au­to­ri­da­des de Ara­bia Sau­dí ha cam­bia­do de ver­sión va­rias ve­ces, en un pri­mer mo­men­to sos­te­nían que el pe­rio­dis­ta sa­lió del con­su­la­do vi­vo y so­lo re­co­no­cie­ron su muer­te ha­ce una se­ma­na, aun­que en­ton­ces la atri­bu­ye­ron a una pe­lea.

En el fo­ro de Ba­réin, Al Yu­beir tu­vo que es­cu­char las crí­ti­cas de paí­ses alia­dos, co­mo Es­ta­dos Uni­dos y Ale­ma­nia, por el ase­si­na­to de Khas­hog­gi.

El se­cre­ta­rio de De­fen­sa de Es­ta­dos Uni­dos, Ja­mes Mat­tis, que par­ti­ci­pó en el fo­ro, ad­vir­tió a Ara­bia Sau­di­ta de que el ase­si­na­to del pe­rio­dis­ta ha so­ca­va­do la se­gu­ri­dad en Orien­te Me­dio.

“El ase­si­na­to de Khas­hog­gi de­be preo­cu­par­nos a to­dos. El fa­llo de cual­quier na­ción en ad­he­rir­se a las nor­mas in­ter­na­cio­na­les y al im­pe­rio de la ley so­ca­va la es­ta­bi­li­dad re­gio­nal en el mo­men­to que más se ne­ce­si­ta”, di­jo Mat­tis en su dis­cur­so en el Diá­lo­go Ma­na­ma.

Sin em­bar­go, Mat­tis ma­ti­zó sus pa­la­bras so­bre Khas­hog­gi sub­ra­yan­do el fir­me com­pro­mi­so de su país con sus alia­dos ára­bes, con los que com­par­te la ri­va­li­dad fren­te a Irán, país con el que fue es­pe­cial­men­te crí­ti­co du­ran­te su dis­cur­so.

La mi­nis­tra de De­fen­sa de Ale­ma­nia, Ur­su­la von der Le­yen, pi­dió que se in­ves­ti­gue el ca­so y reite­ró el anun­cio de la can­ci­ller An­ge­la Mer­kel de sus­pen­der la ven­ta de ar­mas a Ara­bia Sau­di­ta.

“Ale­ma­nia tie­ne re­glas es­tric­tas so­bre la ex­por­ta­ción de ar­mas, in­clu­yen­do re­glas so­bre los de­re­chos hu­ma­nos. No se pue­de to­mar una de­ci­sión has­ta que la in­ves­ti­ga­ción del ca­so Khas­hog­gi se ter­mi­ne”, di­jo la mi­nis­tra.

El Par­la­men­to Eu­ro­peo ha pe­di­do a los go­bier­nos del blo­que co­mu­ni­ta­rio que im­pon­gan un em­bar­go con­jun­to a la ex­por­ta­ción de ma­te­rial bé­li­co a Riad.

No obs­tan­te, es­te vier­nes el pre­si­den­te de Fran­cia, Em­ma­nuel Ma­cron, ca­li­fi­có de “de­ma­go­gia” pro­mo­ver un em­bar­go de ar­mas con­tra Ara­bia Sau­di­ta por el ca­so del pe­rio­dis­ta.

BULENT KILIC AFP/Getty Ima­ges

VA­RIAS PER­SO­NAS sos­tie­nen car­te­les con la ima­gen del pe­rio­dis­ta sau­di­ta ase­si­na­do Ja­mal Khas­hog­gi, fren­te al con­su­la­do de Ara­bia Sau­di­ta en Es­tam­bul, Tur­quía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.