La Es­pa­ña Ver­de Ga­li­cia, As­tu­rias, Can­ta­bria y País Vas­co

El Nuevo Herald (Sunday) - - PASAPORTES - POR AI­DA LEVITAN

En la Es­pa­ña Ver­de en­con­tra­rá res­tos de cul­tu­ras mi­le­na­rias, gas­tro­no­mía de al­to ni­vel, ciu­da­des im­pe­ca­bles, mu­seos im­pres­cin­di­bles, y una be­lle­za na­tu­ral ca­rac­te­ri­za­da por el ver­de es­me­ral­da de sus bos­ques, mon­ta­ñas y va­lles. El te­rri­to­rio com­pren­de Ga­li­cia, As­tu­rias, Can­ta­bria y el País Vas­co. Pla­nee su via­je en https://www.spain.in­fo.

LA CO­RU­ÑA, CIU­DAD DE CRIS­TAL

Co­mien­ce su vi­si­ta en es­ta en­can­ta­do­ra ciu­dad ga­lle­ga. Si se alo­ja en el mo­derno y có­mo­do Blue Co­ru­ña, es­ta­rá en el co­ra­zón de la ciu­dad. Con Tu­ris­mo de la Co­ru­ña http:// www.tu­ris­mo­co­ru­na.com re­co­rra la Ciu­dad Vie­ja, pa­ra ver la Igle­sia Co­le­gia­ta de San­ta Ma­ría y la Pla­za de Ma­ría Pi­ta, don­de re­cuer­dan la ha­za­ña de una va­lien­te ga­lle­ga que de­fen­dió en 1589 su ciu­dad de

Sir Fran­cis Dra­ke. Re­tra­te allí el mo­nu­men­tal Pa­la­cio Mu­ni­ci­pal y dis­fru­te de ta­pas. Ad­mi­re sus edi­fi­cios Mo­der­nis­tas con ga­le­rías de cris­tal. Una gran atrac­ción es la To­rre de Hér­cu­les, de 119 me­tros de al­tu­ra, Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad de la UNES­CO. Es­ta enor­me edi­fi­ca­ción ro­ma­na del s. 1 A.D. es el úni­co fa­ro ro­mano que to­da­vía fun­cio­na. Prue­be las zam­bu­ri­ñas de la Ta­ber­na Da Ga­le­ra, las em­pa­na­di­llas de gre­los, que­so de te­ti­lla, y cro­que­tas.

SAN­TIA­GO DE COM­POS­TE­LA, PA­TRI­MO­NIO DE LA HU­MA­NI­DAD DE LA UNES­CO

Es­ta an­ti­gua ciu­dad (http://www.tu­ris­mo.gal/) es des­tino de pe­re­gri­nos des­de que el Obis­po Teo­do­mi­ro en el si­glo IX en­con­tró allí la tum­ba del Após­tol San­tia­go el Ma­yor, su­pues­ta­men­te por­que se le apa­re­ció una es­tre­lla (en el cam­pus ste­llae), ori­gen del nom­bre de la ciu­dad. Aló­je­se en el lu­jo­so e his­tó­ri­co Hos­tal de los Re­yes Ca­tó­li­cos, con ha­bi­ta­cio­nes am­plias, an­ti­güe­da­des, y mo­der­nos ba­ños. Su ex­ce­len­te de­sa­yuno in­clu­ye chu­rros con es­pe­so cho­co­la­te es­pa­ñol.

En­fren­te, en la Pra­za do Obra­doi­ro, es­tá la fa­mo­sa Ca­te­dral, de fa­cha­da ba­rro­ca (si­glo XVIII). En su Mu­seo Ca­te­dra­li­cio se ex­hi­ben te­so­ros que da­tan des­de el s. I A.D. La vi­si­ta in­clu­ye La Ca­pi­lla Ma­yor so­bre el se­pul­cro del Após­tol, la Crip­ta Se­pul­cral, el Pan­teón Real, la Ca­pi­lla de las Re­li­quias, la Sa­la Ca­pi­tu­lar, el Claus­tro, y el “Pór­ti­co de la Glo­ria.” El Bo­ta­fu­mei­ro, in­men­so in­cen­sa­rio de la­tón ba­ña­do en pla­ta, fue crea­do pa­ra con­tra­rres­tar el mal olor de los pe­re­gri­nos.

En el Mer­ca­do de Abas­tos ve­rá per­ce­bes, zam­bu­ri­ñas, pul­po y al­me­jas. Ca­mi­ne por las ca­lle­jue­las me­die­va­les y com­pre ce­rá­mi­cas e in­no­va­do­res bol­sos de Sar­ga­de­los. No de­je de pro­bar la Tar­ta de San­tia­go en un ca­fé.

Su sue­ño gas­tro­nó­mi­co se ha­rá reali­dad en Au­ga e Sal, men­cio­na­do por la

Guía Mi­che­lin, don­de Al­ber­to Ruiz Ga­llar­dón le ofre­ce­rá pla­tos ta­les co­mo chi­pi­ro­nes de la ría a la bra­sa con tem­pu­ra de sus patas y de ce­bo­lle­tas y sal­sa ne­gra, y Ga­llo de Mos en tres coc­cio­nes con ju­go y pu­ré.

En A Horta D’obra­doi­ro, pro­ba­rá un de­li­cio­so pes­ca­do fri­to con gua­ca­mo­le, Cho­ques-ber­be­re­chos, pan de cas­ta­ña re­lleno de chi­cha­rro­nes y que­so de Ar­zúa, Mer­lu­za con Cal­di­ño de ca­la­mar tos­ta­do y es­pu­ma de man­za­na con he­la­do de ca­ne­la.

OVIE­DO, CA­PI­TAL DE AS­TU­RIAS

Ovie­do, cen­tro de mo­nu­men­tos de Ar­te Pre­rro­má­ni­co de­cla­ra­dos Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la UNES­CO, es im­pe­ca­ble y aco­ge­do­ra. A Pla­nee su vi­si­ta con https://www.tu­ris­moas­tu­rias.es/. Aló­je­se en el ele­gan­te e his­tó­ri­co Eu­ros­tar Ho­tel de la Re­con­quis­ta, don­de se ce­le­bra la ce­re­mo­nia de los Pre­mios Prin­ce­sa de As­tu­rias. An­ti­guo Hos­pi­cio de Ovie­do, es­te Mo­nu­men­to Na­cio­nal es­tá bien ubi­ca­do y cuen­ta con ha­bi­ta­cio­nes am­plias y có­mo­das y su abun­dan­te de­sa­yuno in­clu­ye pro­duc­tos as­tu­ria­nos.

El sin­gu­lar Pa­la­cio de Ra­mi­ro I, ubi­ca­do en la fal­da del mon­te Na­ran­co, (s. 8 y 9) es con­si­de­ra­do la más sig­ni­fi­ca­ti­va cons­truc­ción del ar­te pre­rro­má­ni­co eu­ro­peo. Des­de allí ob­ser­va­rá una her­mo­sa vis­ta de Ovie­do. En la ciu­dad re­trá­te­se fren­te a la es­ta­tua de La Re­gen­ta (de la no­ve­la de Leo­pol­do Arias “Cla­rín”) o la de Woody Allen. Ex­plo­re el Mer­ca­do de Fon­tán, la im­pre­sio­nan­te Ca­te­dral con una to­rre gó­ti­ca y otra ro­má­ni­ca, la Cá­ma­ra San­ta, y la Pla­za de la Cons­ti­tu­ción. Prue­be ta­pas y si­dra en la Ca­lle Gas­co­na, Bou­le­vard de la Si­dra y dis­fru­te de ex­ce­len­te fa­ba­da as­tu­ria­na de El Fon­dín.

AR­CHI­VO DE LOS INDIANOS EN COLOMBRES Y CA­PRI­CHO DE GAU­DÍ EN CO­MI­LLAS

Visite el Ar­chi­vo de los Indianos, en la Quin­ta Gua­da­lu­pe de Colombres.

Cuen­ta con un sa­lón de­di­ca­do a ex­po­si­cio­nes so­bre la emi­gra­ción as­tu­ria­na a Cu­ba y a Tam­pa. La co­mu­ni­dad as­tu­ria­na en La Ha­ba­na fun­dó un im­por­tan­te cen­tro en 1886 y creó un im­pre­sio­nan­te Pa­la­cio de los As­tu­ria­nos, con 80.000 aso­cia­dos en 1959. Son en­tra­ña­bles y con­mo­ve­do­ras las fo­tos, car­tas y has­ta las ma­le­tas ori­gi­na­les que lle­va­ron a sus des­ti­nos.

En Co­mi­llas na­ció An­to­nio Ló­pez y Ló­pez, Mar­qués de Co­mi­llas, quien hi­zo su for­tu­na en Cu­ba. El in­diano Má­xi­mo Díaz de Qui­jano, cu­ya her­ma­na era cu­ña­da del Mar­qués, con­tra­tó al jo­ven ar­qui­tec­to An­to­ni Gau­dí, pa­ra cons­truir una ex­tra­or­di­na­ria man­sión de ve­ra­neo: El Ca­pri­cho de Gau­dí, de in­fluen­cia mu­dé­jar, al­ter­nan­do el es­ti­lo orien­ta­lis­ta y me­die­val.

SAN­TI­LLA­NA DEL MAR, CAN­TA­BRIA

Visite la vi­lla me­die­val de San­ti­lla­na del Mar, de gran va­lor his­tó­ri­co-ar­tís­ti­co, con ayu­da de Tu­ris­mo de Can­ta­bria, https://tu­ris­mo­de­can­ta­bria.com/. Es co­no­ci­da co­mo “la vi­lla de las tres men­ti­ras” pues no es ni “san­ta” ni “lla­na” ni tie­ne “mar.” Es­ta vi­lla ya con­ta­ba con el Mo­nas­te­rio de San­ta Ma­ría en el si­glo IX. En­tre sus más an­ti­guas edi­fi­ca­cio­nes es­tán las To­rres de Me­rino y Don Bor­ja. Re­co­rra a pie sus ca­lles em­pe­dra­das, edi­fi­cios me­die­va­les y pa­la­cios. El ho­tel lla­ma­do “La Ca­sa del Mar­qués” fue re­si­den­cia de la ma­dre del Mar­qués de San­ti­lla­na, au­tor de las “se­rra­ni­llas”. Si de­ci­de alo­jar­se en el Pa­ra­dor, ase­gú­re­se de que sea el de Gil Blas, de có­mo­das ha­bi­ta­cio­nes y ex­ce­len­te res­tau­ran­te, pues el otro Pa­ra­dor no ha si­do re­mo­de­la­do ni tie­ne ai­re acon­di­cio­na­do.

BIL­BAO, CIU­DAD EU­RO­PEA DEL 2018

Otras vi­si­tas im­pres­cin­di­bles son la ma­ra­vi­llo­sa ciu­dad de Bil­bao, cen­tro de ar­qui­tec­tu­ra mun­dial, y su Mu­seo Gug­gen­heim Bil­bao, obra maes­tra de Frank Gehry, que pre­sen­ta una asom­bro­sa ex­po­si­ción de Joa­na Vas­con­ce­los. Re­trá­te­se de­lan­te del “Puppy” de Jeff Koons y al­muer­ce en el in­no­va­dor Bis­tro Gug­gen­heim.

Con­sul­te Bil­bao Tu­ris­mo http://www.bil­bao­tu­ris­mo.net y co­mien­ce la vi­si­ta de Bil­bao, fun­da­da en el 1300, des­de el Mon­te Art­xan­da, con una vis­ta pa­no­rá­mi­ca de la ciu­dad. El Cas­co Vie­jo es de in­te­rés por sus Sie­te Ca­lles, la Igle­sia de San An­ton, la Ca­te­dral, y su Pla­za Nue­va, don­de le de­lei­ta­rán los “pint­xos”. Visite el Mu­seo de Be­llas Ar­tes de Bil­bao, el se­gun­do mu­seo de Es­pa­ña des­pués del Pra­do, con 10.000 obras maes­tras de pin­to­res vas­cos y ar­tis­tas in­ter­na­cio­na­les. El ex­tra­or­di­na­rio Puen­te Col­gan­te en Get­xo es Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad de la UNES­CO, y es­tá cer­ca del Puer­to de Bil­bao, adon­de lle­gan cru­ce­ros in­ter­na­cio­na­les.

Ce­ne en el ele­gan­te Zort­xi­ko, de Es­tre­lla Mi­che­lin, en que el Chef Da­niel Gar­cía le ser­vi­rá ce­vi­che de lan­gos­ti­nos, he­la­do de moscatel y co­pos de foie; Ca­bra­cho de ro­ca a la plan­cha con su pil pil; y Co­chi­ni­llo al horno, en­tre otras de­li­cias. En el Ai­zian del Me­liá Bil­bao, el Chef Jo­sé Mi­guel Ola­za­ba­la­ga, pre­pa­ra pla­tos co­mo el Bo­ni­to ma­ri­na­do so­bre mi­gas; Pul­po a la bra­sa so­bre so­ca­rral de pes­ca­dos; y To­rri­ja de pan ca­ra­me­li­za­da con he­la­do de arroz con le­che. Inol­vi­da­ble es Ene­ko, Es­tre­lla Mi­che­lin, de Ene­ko At­xa, crea­dor de Azurmendi, tres Es­tre­llas Mi­che­lin. Sir­ven Ye­ma de hue­vo de ca­se­río so­bre es­to­fa­do de tri­go, Ra­vio­lis cru­jien­tes de ra­bo y otros ex­tra­or­di­na­rios pla­tos.

SAN SE­BAS­TIÁN / DO­NOS­TIA: CIU­DAD DE CI­NE

La cos­mo­po­li­ta ciu­dad de San Se­bas­tián, https:// www.san­se­bas­tian­tu­ris­mo.com/, fue el lu­gar de ve­ra­neo de la reale­za du­ran­te el si­glo XIX. En sep­tiem­bre lle­gan fa­mo­sos ac­to­res y di­rec­to­res a su Fes­ti­val de Ci­ne. Su ele­gan­te Ho­tel Ma­ría Cris­ti­na es digno de re­yes: to­tal­men­te re­mo­de­la­do, y ubi­ca­do en el co­ra­zón de San Se­bas­tián.

Al fi­nal de la pla­ya de On­da­rre­ta ve­rá la es­cul­tu­ra más fa­mo­sa de San Se­bas­tián: El Pei­ne del Vien­to de Eduar­do Chi­lli­da. Ten­drá una vis­ta pa­no­rá­mi­ca de la gran pla­ya de la Con­cha. Ex­plo­re la Par­te Vie­ja (1813), lle­na de tien­das, res­tau­ran­tes y ba­res. Visite la Ba­sí­li­ca de San­ta Ma­ría del Co­ro y prue­be ex­qui­si­tos “pint­xos “en la Pla­za de la Cons­ti­tu­ción. Ce­ne en Ni Neu, y prue­be su Tor­ta de Idia­zá­bal y ja­món ibé­ri­co, Bo­ni­to ma­ri­na­do y agua­ca­te, y To­rri­ja ca­ra­me­li­za­da en el sar­tén.

En la Es­pa­ña Ver­de apren­de­rá so­bre his­to­ria y ar­te, co­me­rá co­mo un rey, y dis­fru­ta­rá de ex­ce­len­tes ho­te­les. Es­ta re­gión ofre­ce un gran va­lor tu­rís­ti­co por me­nos gas­to que el de otros te­rri­to­rios eu­ro­peos. Su ex­tra­or­di­na­ria be­lle­za na­tu­ral per­du­ra gra­cias al es­me­ra­do cui­da­do de sus hos­pi­ta­la­rios ha­bi­tan­tes, siem­pre or­gu­llo­sos de sus tie­rras.

FO­TOS AI­DA LEVITAN Y FER­NAN­DO PE­TIT Cor­te­sía

CA­TE­DRAL DE San­tia­go de Com­pos­te­la, des­tino de mi­llo­nes de pe­re­gri­nos.

EL EX­TRA­OR­DI­NA­RIO Ca­pri­cho de Gau­dí en Co­mi­llas.

PINT­XOS DE Bil­bao en la Pla­za Nue­va de Bil­bao.

PA­LA­CIO DE Ro­dri­go I en el Mon­te Na­ran­co de Ovie­do, mo­nu­men­to del ar­te pre­rro­má­ni­co.

COR­TE­SÍA DE BIL­BAO TU­RIS­MO

MU­SEO GUG­GEN­HEIM Bil­bao, obra de Frank Gehry, es des­tino de 1.4 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes ca­da año.

AI­DA LEVITAN Y FER­NAN­DO PE­TIT Cor­te­sía

SAN­TI­LLA­NA DEL Mar en Can­ta­bria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.