En Mia­mi to­da­vía se ga­na me­nos que ha­ce 10 años

El Nuevo Herald (Sunday) - - PORTADA - POR ROB WILE

La si­tua­ción en el sur de la Flo­ri­da ha me­jo­ra­do sus­tan­cial­men­te des­de que la Gran Re­ce­sión arra­só con la eco­no­mía lo­cal. Pe­ro nue­va in­for­ma­ción del Cen­so in­di­ca que el ni­vel de in­gre­sos y po­bre­za en la re­gión no se ha re­cu­pe­ra­do com­ple­ta­men­te en com­pa­ra­ción con me­dia­dos de la dé­ca­da del 2000.

En 2017, el in­gre­so me­dio en Mia­mi-Da­de au­men­tó ca­si 9 por cien­to so­bre el de 2016, a $49,930. (Me­dio sig­ni­fi­ca que la mi­tad de las per­so­nas con em­pleo ga­nan más y la mi­tad ga­nan me­nos de una ci­fra da­da). Pe­ro si se ajus­ta a la in­fla­ción, el in­gre­so me­dio de Da­de en el 2007, $43,650, equi­val­dría a $53,053 en dó­la­res del 2017, lo que sig­ni­fi­ca que los mia­men­ses to­da­vía ga­nan 7.5 por cien­to me­nos.

En Bro­ward, el in­gre­so fa­mi­lia me­dio au­men­tó ca­si 5 por cien­to des­de 2016, a $56,842. En el 2007, el in­gre­so me­dio en Bro­ward era $52,670, equi­va­len­te a $63,957 en dó­la­res del 2017. Eso co­lo­ca a Bro­ward en te­rri­to­rio ne­ga­ti­vo de apro­xi­ma­da­men­te 11 por cien­to en to­do el de­ce­nio.

La bue­na no­ti­cia es que los ín­di­ces lo­ca­les de po­bre­za han ba­ja­do en los úl­ti­mos cua­tro años: en el 2017, el ín­di­ce de

po­bre­za en Mia­mi-Da­de fue 16.6 por cien­to, pe­ro si­gue sien­do ma­yor que el 15.3 por cien­to del 2007.

Unos 450,000 ha­bi­tan­tes del con­da­do Mia­mi-Da­de vi­ven por de­ba­jo del ni­vel de po­bre­za, un al­za de 27 por cien­to en com­pa­ra­ción con unos 356,000 en el 2007. (En ge­ne­ral, la po­bla­ción de Mia­mi0-Da­de au­men­tó en 254,000 ha­bi­tan­tes, apro­xi­ma­da­men­te 10 por cien­to).

En Bro­ward, el ni­vel de po­bre­za tam­bién ha ba­ja­do, a 13.1 por cien­to, equi­va­len­te a unas 250,000 per­so­nas. En el 2007, el ni­vel de po­bre­za de Bro­ward era de 11.3 por cien­to, unas 198,000 per­so­nas.

La con­clu­sión del es­tu­dio: aun­que la cla­se me­dia

de Mia­mi da se­ña­les de au­men­tar, la de Bro­ward pa­re­ce es­tar es­tan­cán­do­se.

Du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años, la can­ti­dad de nú­cleos fa­mi­lia­res en Mia­mi-Da­de que ga­nan en­tre $50,000 y $100,000 anua­les au­men­tó 2 pun­tos por­cen­tua­les, a 27.9 por cien­to. Ese cre­ci­mien­to es mu­cho ma­yor que el ni­vel na­cio­nal de 0.3 pun­tos por­cen­tua­les, a 30.1 por cien­to. Pe­ro en Bro­ward, la can­ti­dad de nú­cleos que ga­nan en­tre $50,000 y $100,000 au­men­tó só­lo 0.4 pun­tos por­cen­tua­les, a 29.8 por cien­to.

Jo­nat­han Roth­baum, je­fe de la Ofi­ci­na de Es­ta­dís­ti­cas so­bre el In­gre­so de la Ofi­ci­na del Cen­so, di­jo que es po­si­ble que el cre­ci­mien­to me­nos ace­le­ra­do de los in­gre­sos en Bro­ward re­fle­ja cam­bios en la po­bla­ción.

“Si us­ted ha vis­to a per­so­nas

de ba­jos in­gre­sos mu­dán­do­se [de Bro­ward a Da­de], po­si­ble­men­te esa [es la ra­zón de es­tas ci­fras]”, di­jo.

La in­for­ma­ción su­gie­re que los sur­flo­ri­da­nos pu­die­ran con­si­de­rar que Bro­ward es más ba­ra­to y más per­so­nas de Mia­mi-Da­de se es­tán mu­dan­do al nor­te. En­tre abril del 2010 y ju­lio del 2017, unas 165,000 per­so­nas se mu­da­ron de Mia­mi-Da­de a otros lu­ga­res del país. Más de 27,750 se mu­da­ron a Bro­ward.

Una de esas per­so­nas fue Jo Vis­caino, ge­ren­te de mer­ca­do­tec­nia di­gi­tal. Cuan­do la mu­jer se vio sin tra­ba­jo, su me­jor opor­tu­ni­dad se pre­sen­tó en Fort Lau­der­da­le. Vis­caino lle­va allí tres años, y aun­que no di­jo cuán­to es­ta­ba ga­nan­do, afir­mó es más de lo que ga­na­ba en Mia­mi.

“En Bro­ward el rit­mo de vi­da es más len­to y eso coin­ci­dió con mi cre­ci­mien­to es­pi­ri­tual”, di­jo. “Pue­do me­di­tar, mon­tar en ka­yak, cer­ca de don­de vi­vo hay par­ques es­ta­ta­les y na­die se me­te con­mi­go en la ca­lle”.

Vis­caino ya no tie­ne el mis­mo tra­ba­jo por el que se mu­dó a Bro­ward, y de he­cho es­tá pa­gan­do $200 más en al­qui­ler que cuan­do vi­vía en Mia­mi, pe­ro ha de­ci­di­do que­dar­se en Fort Lau­der­da­le.

“Aho­ra sen­ci­lla­men­te tra­to de so­bre­vi­vir”, di­jo. “En Fort Lau­der­da­le, si una no quie­re ir a vi­vir a un ve­cin­da­rio pe­li­gro­so [tie­ne que pa­gar más]”.

Sin em­bar­go, Vis­caino ex­tra­ña Mia­mi, es­pe­cí­fi­ca­men­te la es­ce­na mu­si­cal. Di­ce que las pro­ba­bi­li­da­des de mu­dar­se de nue­vo a Mia­mi son 50-50, aun­que el cos­to de la vi­da en Mia­mi ha au­men­ta­do des­de que ella se mu­dó al nor­te.

PE­DRO POR­TAL ppor­[email protected]­mihe­rald.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.