Exi­gen mi­llo­nes a Igle­sia de Bric­kell

El Nuevo Herald (Sunday) - - PORTADA - POR RE­NE RO­DRI­GUEZ Y CAITLIN OSTROFF

PAR­TE DEL TEM­PLO SE ARRIEN­DA A UNA ES­CUE­LA

La Pri­me­ra Igle­sia Pres­bi­te­ria­na de Mia­mi, la con­gre­ga­ción re­li­gio­sa or­ga­ni­za­da más an­ti­gua de la ciu­dad, ha re­ci­bi­do una fac­tu­ra tri­bu­ta­ria de $7.1 mi­llo­nes del Ta­sa­dor de la Pro­pie­dad de Mia­mi-Da­de, que ale­ga que la igle­sia in­frin­gió su exen­ción re­li­gio­sa al arren­dar una par­te de la ins­ta­la­ción a una es­cue­la con fi­nes de lu­cro y ca­mio­nes de co­mi­da.

La igle­sia, ubi­ca­da en 609 Bric­kell Ave., arrien­da ins­ta­la­cio­nes a una es­cue­la re­li­gio­sa de kín­der a oc­ta­vo gra­do en sus te­rre­nos des­de el 2008. La fac­tu­ra in­clu­ye un de­re­cho de re­ten­ción por un to­tal de $6.5 mi­llo­nes (que in­clu­ye in­tere­ses y mul­tas) co­rres­pon­dien­tes al pe­río­do del 2009 al 2017 y una fac­tu­ra de $509,526.24 co­rres­pon­dien­te al 2018.

Los im­pues­tos se apli­can so­la­men­te a la par­te de la pro­pie­dad que se con­si­de­ra en vio­la­ción de la exen­ción por mo­ti­vos re­li­gio­sos, en­tre 29 y 35 por cien­to, en de­pen­den­cia del año.

Se­gún el Es­ta­tu­to de la Flo­ri­da 196.196, so­la­men­te la par­te de la pro­pie­dad que se usa en lo fun­da­men­tal pa­ra pro­pó­si­tos ca­ri­ta­ti­vos, re­li­gio­sos, cien­tí­fi­cos o li­te­ra­rios pue­de con­si­de­rar­se exen­ta de im­pues­tos.

Abo­ga­dos de la igle­sia ale­gan que la es­cue­la cum­ple ese re­qui­si­to. En dos de­man­das pre­sen­ta­das an­te un tribunal ci­vil el 30 de no­viem­bre, abo­ga­dos de la First Presby­te­rian Church ale­gan que la ope­ra­ción de la es­cue­la “se ba­sa en las creen­cias re­li­gio­sas sin­ce­ras de la igle­sia”. Las de­man­das exi­gen un juicio con ju­ra­do pa­ra de­ter­mi­nar si to­da la pro­pie­dad de la igle­sia es­tá exen­ta de im­pues­tos y pa­ra que eli­mi­nen to­da la fac­tu­ra fis­cal.

“Al re­vo­car par­cial­men­te el es­ta­tus de exen­ción tri­bu­ta­ria de la pro­pie­dad y tra­tar de co­brar im­pues­tos su­pues­ta­men­te pa­ga­de­ros co­rres­pon­dien­tes al 2018, los acu­sa­dos han ac­tua­do de una ma­ne­ra ar­bi­tra­ria, ca­pri­cho­sa y dis­cri­mi­na­to­ria, con lo que han ne­ga­do a la igle­sia la pro­tec­ción ju­di­cial co­rres­pon­dien­te, en vio­la­ción de los de­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les de la igle­sia”, di­ce la de­man­da.

El abo­ga­do An­drew Ittle­man, que re­pre­sen­ta a la igle­sia, no res­pon­dió a re­pe­ti­das so­li­ci­tu­des de de­cla­ra­ción pa­ra es­te re­por­ta­je.

Pe­ro al­gu­nos ex­per­tos ju­rí­di­cos pien­san que la ale­ga­ción de dis­cri­mi­na­ción se­rá di­fí­cil de pro­bar en los tri­bu­na­les.

“Lo que le su­ce­de a es­ta igle­sia es al­go de pe­sa­di­lla”, di­jo Fran­klin Ze­mel, so­cio del bu­fe­te de abo­ga­dos Saul Ewing Arns­tein & Lehr, de Fort Lau­der­da­le, que re­pre­sen­ta a nu­me­ro­sas igle­sias, si­na­go­gas y mez­qui­tas en to­do el país. “No con­si­de­ro que es­to sea dis­cri­mi­na­ción re­li­gio­sa. No veo na­da que su­gie­ra que el con­da­do es­tá ac­tuan­do de una ma­ne­ra mez­qui­na o ar­bi­tra­ria. A mi pa­re­cer, pa­re­ce que es una igle­sia que arrien­da te­rre­nos a una es­cue­la, es­tán ga­nan­do di­ne­ro y no pa­gan lo que de­ben”.

Ze­mel no es­tá vin­cu­la­do con el asun­to de la igle­sia de Bric­kell.

Key Point Ch­ris­tian Aca­demy es la es­cue­la que ope­ra en los te­rre­nos de la es­cue­la, que tie­ne 178 alum­nos y 45 maes­tros, se­gún la pá­gi­na di­gi­tal Private School Re­view .La ma­trí­cu­la de kín­der a quin­to gra­do es $15,850 anua­les; de sex­to a oc­ta­vo gra­do es $16,185.

La aca­de­mia es ope­ra­da por In­ter­na­tio­nal School of Bric­kell LLC, que se fun­dó en fe­bre­ro del 2013. La de­man­da pre­sen­ta­da por la igle­sia ale­ga que la com­pa­ñía ha­ce las ve­ces de ad­mi­nis­tra­dor de la es­cue­la.

El ma­te­rial de ins­crip­ción en la pá­gi­na di­gi­tal de la es­cue­la ins­tru­ye a los so­li­ci­tan­tes a en­viar los pa­gos di­rec­ta­men­te a In­ter­na­tio­nal School of Bric­kell, no a la igle­sia. Key Point Schools tam­bién ope­ra una es­cue­la prees­co­lar pri­va­da en Co­ral Ga­bles, y The Fun Spot, un lu­gar pa­ra cla­ses ex­tra­cu­rri­cu­la­res, ac­ti­vi­da­des y fies­tas de cum­plea­ños pa­ra ni­ños.

Di­rec­ti­vos de Key Point Ch­ris­tian Aca­demy School no res­pon­die­ron a re­pe­ti­das so­li­ci­tu­des de de­cla­ra­cio­nes pa­ra es­te re­por­ta­je.

EL VA­LOR DEL TE­RRENO

La Pri­me­ra Igle­sia Pres­bi­te­ria­na de Mia­mi es­tá en una va­lio­sa par­ce­la de fren­te al mar que mi­de 148,540 pies cua­dra­dos. El va­lor ta­sa­do de la pro­pie­dad de 3.4 acres en el 2018 es $66,375,545. El va­lor de mer­ca­do se cal­cu­la en $86 mi­llo­nes y pro­ba­ble­men­te se­ría mu­cho más al­to, de­bi­do a la es­ca­sez de te­rre­nos fren­te al mar en la zo­na de Bric­kell.

Por ejem­plo, el ur­ba­ni­za­dor ar­gen­tino Ger­mán

Co­to pa­gó un ré­cord de $125 mi­llo­nes por una par­ce­la de 1.25 acres en el río Mia­mi en el 2014, a me­nos de una mi­lla de dis­tan­cia de la igle­sia. Ya co­men­zó la cons­truc­ción de la to­rre de 66 pi­sos As­ton Mar­tin Re­si­den­ces en ese te­rreno.

En la de­man­da, Ittle­man ale­ga que el Ta­sa­dor de la Pro­pie­dad “se ha cen­tra­do en la igle­sia pa­ra es­te tra­to in­jus­to de­bi­do al al­to va­lor ta­sa­do de la pro­pie­dad”.

La pro­pie­dad de la igle­sia in­clu­ye un es­ta­cio­na­mien­to fren­te al mar de ca­si dos acres. La pro­pie­dad tam­bién tie­ne una zo­ni­fi­ca­ción de uso mix­to de al­ta den­si­dad, de ma­ne­ra que un ur­ba­ni­za­dor pu­die­ra cons­truir una to­rre de has­ta 48 pi­sos en el lu­gar.

El Ta­sa­dor de la Pro­pie­dad de­cli­nó ha­cer de­cla­ra­cio­nes pa­ra es­te re­por­ta­je por­que el caso es­tá en los tri­bu­na­les. Pe­ro un por­ta­voz di­jo que la in­ves­ti­ga­ción so­bre la igle­sia co­men­zó des­pués de re­ci­bir­se in­for­ma­ción en la pá­gi­na di­gi­tal del con­da­do y que la ofi­ci­na in­ves­ti­ga en­tre 1,000 y 2,000 pis­tas en cual­quier mo­men­to da­do.

El vi­ce­go­ber­na­dor de la Flo­ri­da, Car­los Ló­pe­zCan­te­ra, quien fue Ta­sa­dor de la Pro­pie­dad de Mia­miDa­de en el 2013 y el 2014, con­fir­mó que la prin­ci­pal fuen­te de de­nun­cias de la ofi­ci­na en ca­sos de frau­de a la exen­ción tri­bu­ta­ria por la vi­vien­da pri­ma­ria du­ran­te el tiem­po que él di­ri­gió el des­pa­cho fue in­for­ma­ción anó­ni­ma. Agre­gó que el Ta­sa­do de la Pro­pie­dad no tie­ne nin­gún me­ca­nis­mo pa­ra co­brar de­re­cho de re­ten­ción im­pues­to a la igle­sia.

“Mien­tras la igle­sia no ven­da la pro­pie­dad, ese de­re­cho si­gue ahí y acu­mu­la in­tere­ses”, di­jo. Pe­ro la igle­sia tie­ne que pa­gar la fac­tu­ra tri­bu­ta­ria del 2018, de $509,526. Ya se ha pre­sen­ta­do un pa­go de bue­na fe de $16,131.72 mien­tras el caso avan­za en los tri­bu­na­les.

La Pri­me­ra Igle­sia Pres­bi­te­ria­na de Mia­mi se fun­dó en 1896 y las pri­me­ras mi­sas se rea­li­za­ron den­tro de una ca­ba­ña. Cua­tro años más tar­de, el ur­ba­ni­za­dor Henry M. Fla­gler le re­ga­ló a la con­gre­ga­ción una igle­sia re­cién cons­trui­da, ubi­ca­da en Fla­gler Street y SE 3 Ave­nue.

La igle­sia de Bric­kell Ave­nue se cons­tru­yó en 1949, y tie­ne al­gu­nos de los ban­cos ori­gi­na­les y vi­tra­les del edi­fi­cio an­te­rior, pa­ra aco­mo­dar a una ma­yor con­gre­ga­ción. Des­de en­ton­ces, la ur­ba­ni­za­ción en la zo­na ha au­men­ta­do ex­po­nen­cial­men­te. Se­gún Zi­llow, el pre­cio me­dio por pie cua­dra­do en el ve­cin­da­rio es $499 y el al­qui­ler me­dio es $2,550.

En el 2003, la Pri­me­ra Igle­sia Pres­bi­te­ria­na de Mia­mi fue cla­si­fi­ca­da co­mo edi­fi­cio his­tó­ri­co por la Ciu­dad de Mia­mi, lo que sig­ni­fi­ca que el edi­fi­cio no pue­de de­mo­ler­se ni re­ubi­car­se.

El pas­tor Ch­ris­top­her At­wood, quien se unió a la First Presby­te­rian Church en el 2012, di­jo que la es­cue­la es una par­te crí­ti­ca de la mi­sión de la igle­sia. Él en­se­ña en la es­cue­la y su hi­ja es una alum­na.

At­wood di­jo que no po­día ha­cer co­men­ta­rios so­bre la de­man­da, pe­ro es­tá op­ti­mis­ta so­bre el re­sul­ta­do.

“Te­ne­mos con­fian­za en el pro­ce­so”, di­jo. “El ta­sa­dor de la pro­pie­dad es­tá ha­cien­do su tra­ba­jo y no­so­tros el nues­tro. El res­to es­tá en ma­nos de Dios”.

PE­DRO POR­TAL ppor­[email protected]­mihe­rald.com

VIS­TA DE la Pri­me­ra Igle­sia Pres­bi­te­ria­na de Mia­mi, la con­gre­ga­ción más an­ti­gua de Mia­mi, lo­ca­li­za­da en el 609 de Bric­kell Ave­nue.

PE­DRO POR­TAL ppor­[email protected]­mihe­rald.com

LA PRI­ME­RA Igle­sia Pres­bi­te­ria­na de Mia­mi es­tá ubi­ca­da en un te­rreno de Bric­kell jun­to al mar, en una zo­na de las más va­lio­sas de la ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.