Bush des­car­ta que Irak es­té su­mi­do en una gue­rra ci­vil

El Nuevo Herald - - Página Delantera - DEB RIECH­MANN / AP RI­GA, Es­to­nia

El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se Geor­ge W. Bush des­car­tó su­ge­ren­cias de que Irak ha­ya caí­do en una gue­rra ci­vil e in­di­có ayer que la vio­len­cia sec­ta­ria que es­tre­me­ce a Irak for­ma par­te de una cons­pi­ra­ción de Al Qai­da pa­ra ins­ti­gar a las fac­cio­nes ira­quíes a una se­rie de ata­ques y con­tra­ata­ques.

‘‘ Sin du­da es di­fí­cil, sin du­da’’, di­jo Bush en una rue­da de pren­sa jun­to al pre­si­den­te de Es­to­nia Too­mas Hen­drik Il­ves. ‘‘Hay mu­cha vio­len­cia sec­ta­ria, fo­men­ta­da en mi opi­nión por­que los ata­ques de Al Qai­da lle­van a la gen­te a bus­car re­pre­sa­lias’’, in­di­có.

Bush, que en­tra­da la se­ma­na via­ja­rá a Jor­da­nia pa­ra re­unir­se con el pri­mer mi­nis­tro ira­quí Nu­ri al Mal- iki, de­cla­ró que el úl­ti­mo au­men­to de la vio­len­cia en Irak no re­pre­sen­ta una nue­va era. ‘‘Nos en­con­tra­mos des­de ha­ce al­gún tiem­po en es­ta fa­se’’, afir­mó.

Irak se re­cu­pe­ra de la se­ma­na más cruen­ta – pro­duc­to de la lu­cha sec­ta­ria– des­de que co­men­zó la gue­rra en mar­zo del 2003.

Bush, que atri­bu­yó es­te bro­te de vio­len­cia al aten­ta­do per­pe­tra­do en fe­bre­ro en una mez­qui­ta chii­ta de Sa­ma­rra, con el con­si­guien­te en­fren­ta­mien­to en­tre chii­tas y su­ni­tas y que avi­vó el te­mor de una gue­rra ci­vil, in­di­có que pe­di­rá a Al Ma­li­ki que ex­pli­que su plan pa­ra ter­mi­nar con la vio­len­cia.

‘‘El go­bierno de Al Ma­li­ki ten­drá que encarar esa vio­len­cia y que­re­mos ayu­dar­le en el em­pe­ño’’, in­di­có el man­da­ta­rio. ‘‘ Re­dun­da en nues­tro in­te­rés que así sea’’.

El pre­si­den­te de EEUU via­jó ayer a Ri­ga, Le­to­nia, don­de asis­te a una cum­bre de dos días de la OTAN.

El rey Ab­da­lá de Jor­da­nia, an­fi­trión del en­cuen­tro de Al Ma­li­ki con Bush, ad­vir­tió que a no ser que se adop­ten ur­gen­te­men­te ini­cia­ti­vas au­da­ces, el nue­vo año po­dría lle­gar con tres gue­rras en el Me­dio Orien­te – la de Irak, el Lí­bano y el con­flic­to en­tre is­rae­líes y pa­les­ti­nos.

Pre­sio­na­do pa­ra que al­te­re su po­lí­ti­ca en Irak, Bush in­sis­tió ayer que no se­rá per­sua­di­do a re­ti­rar las fuer­zas es­ta­dou­ni­den­ses an­tes de que el país que­de es­ta­bi­li­za­do.

‘‘Hay una co­sa que no voy a ha­cer: no voy a re­ti­rar a nues­tros sol­da­dos del cam­po de ba­ta­lla an­tes de cum­plir la mi­sión’’, di­jo en un dis­cur­so en Le­to­nia, don­de asis­te a una cum­bre de la OTAN.

‘‘ No acep­ta­re­mos na­da me­nos que la vic­to­ria’’, ma­ni­fes­tó.

Una co­mi­sión bi­par­ti­dis­ta fi­na­li­za sus re­co­men­da­cio­nes so­bre Irak. El gru­po, en­ca­be­za­do por el ex se­cre­ta­rio de Es­ta­do Ja­mes Ba­ker y el ex re­pre­sen­tan­te de­mó­cra­ta Lee Ha­mil­ton, pre­sen­ta­rá el pró­xi­mo mes sus ideas a Bush.

La co­mi­sión se­gu­ra­men­te ana­li­za­rá la po­si­bi­li­dad de es­ta­ble­cer un ca­len­da­rio pa­ra una re­ti­ra­da es­ca­lo­na­da.

‘‘Se­gui­re­mos sien­do fle­xi­bles y ha­re­mos los cam­bios ne­ce­sa­rios pa­ra triun­far’’, afir­mó el Pre­si­den­te.

Bush, que asis­te en Ri­ga a una con­fe­ren­cia de al­to ni­vel de la OTAN, ob­tu­vo nue­vos com­pro­mi­sos de los miem­bros de la alian­za que tie­nen em­pla­za­dos 32,000 sol­da­dos en Af­ga­nis­tán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.