Ali­men­ta las du­das au­sen­cia de Cas­tro en ho­me­na­je

El Nuevo Herald - - Página Delantera - ISA­BEL SANCHEZ / AFP LA HABANA

La au­sen­cia de Fi­del Cas­tro en un ho­me­na­je por sus 80 años, re­co­men­da­da por los mé­di­cos, mul­ti­pli­có ayer las du­das en torno a una reapa­ri­ción el sá­ba­do en un des­fi­le mi­li­tar y, más aún, so­bre si su sa­lud le per­mi­ti­rá re­to­mar el po­der.

En un men­sa­je que hi­zo leer en la ga­la de aper­tu­ra del tri­bu­to la no­che del mar­tes en el Tea­tro Karl Marx, el go­ber­nan­te cu­bano ex­pli­có que ‘‘ no es­ta­ba en con­di­cio­nes, se­gún los mé­di­cos, de afron­tar tal co­lo­sal en­cuen­tro’’.

Cas­tro di­jo, no obs­tan­te, es­tar tra­ba­jan­do ‘‘in­ten­sa­men­te’’ pa­ra ‘‘ga­ran­ti­zar’’ la con­ti­nui­dad de la re­vo­lu­ción, des­de que ce­dió el po­der de for­ma tem­po­ral a su her­mano Raúl el 31 de ju­lio.

‘‘Me des­pi­do con gran do­lor por no ha­ber po­di­do dar­les per­so­nal­men­te las gra­cias y abra­zar a ca­da uno de us­te­des’’, con­clu­yó el man­da­ta­rio, quien con­va­le­ce de una de­li­ca­da ci­ru­gía in­tes­ti­nal a la que fue so­me­ti­do de ur­gen­cia el 27 de ju­lio.

A la ga­la, en la que tam­bién es­tu­vo au­sen­te Raúl, pe­ro no el res­to de la di­ri­gen­cia lo­cal, asis­tie­ron unas 5,000 per­so­nas e inau­gu­ró el ho­me­na­je que or­ga­ni­za la Fun­da­ción Gua­ya- sa­mín, y que se uni­rá al des­fi­le mi­li­tar del 2 de di­ciem­bre en la Pla­za de la Re­vo­lu­ción pa­ra con­me­mo­rar 50 años del des­em­bar­co del ya­te Gran­ma.

El men­sa­je ca­yó co­mo un bal­de de agua fría pa­ra al­gu­nos cu­ba­nos que es­pe­ra­ban ver ‘‘al co­man­dan­te’’ en el des­fi­le, de ver­de olivo, cua­tro me­ses des­pués de su úl­ti­ma apa­ri­ción pú­bli­ca del 26 de ju­lio.

‘‘Lo veo mal. Gris con pes­pun­tes ne­gros. El des­fi­le es más re­vo­li­co (re­vue­lo) pa­ra su ca­be­za’’, di­jo una ofi­ci­nis­ta de 47 años, es­cép­ti­ca so­bre una reapa­ri­ción el sá­ba­do.

Pe­ro otros ju­ran aún que ahí es­ta­rá. Ar­gu­men­tan que en el tea­tro es­ta­ba for­za­do a ha­blar y com­par­tir con in­vi­ta­dos, pe­ro en el des­fi­le se li­mi­ta­ría a es­tar en la tri­bu­na, re­ci­bir el sa­lu­do de la tro­pa y es­cu­char un po­si­ble dis­cur­so de Raúl, je­fe de las Fuer­zas Ar­ma­das Re­vo­lu­cio­na­rias (FAR).

Pe­ro ni el vi­ce­pre­si­den­te de Cu­ba, Car­los La­ge, ni el can­ci­ller cu­bano, Fe­li­pe Pé­rez Ro­que, qui­sie­ron ade­lan­tar si Cas­tro es­ta­rá en el des­fi­le mi­li­tar.

Ana­lis­tas, di­plo­má­ti­cos y opo­si­to­res du­dan de que, aun­que apa­rez­ca el 2 de di­ciem­bre, pue­da es­tar ple­na­men­te re­cu­pe­ra­do pa­ra reasu­mir fun­cio­nes con la ener­gía que man­tu­vo en 48 años en el po­der.

‘‘Des­pués del 31 de ju­lio han au­men­ta­do el acos­tum­bra­do ner­vio­sis­mo de Es­ta­do fren­te a ini­cia­ti­vas de la so­cie­dad ci­vil in­de­pen­dien­te (...) la pre­sión y re­pre­sión com­bi­na­das de la po­li­cía po­lí­ti­ca’’, de­nun­ció la di­si­den­cia mo­de­ra­da.

UNA HA­BA­NE­RA ob­ser­va el en­sa­yo del des­fi­le mi­li­tar que ten­drá lu­gar el sá­ba­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.