Bill Frist anun­cia que no se pos­tu­la­rá a la pre­si­den­cia

El Nuevo Herald - - La Nacion - DAVID ES­PO / AP WASHINGTON

El lí­der de la ma­yo­ría en el Se­na­do Bill Frist, cues­tio­na­do por pre­sun­tas irre­gu­la- ri­da­des en re­la­ción con el pa­que­te ac­cio­na­rio que po­seía en una ca­de­na de hos­pi­ta­les, anun­ció ayer que no se pos­tu­la­rá a la pre­si­den­cia en el 2008.

‘‘En la Bi­blia, Dios nos di­ce que pa­ra ca­da co­sa hay una épo­ca. Y pa­ra mí, la épo­ca de ser un fun­cio­na­rio elec­to ha con­clui­do. No in­ten­to pos­tu­lar­me a la pre­si­den­cia en el 2008’’, afir­mó Frist en un co­mu­ni­ca­do. Sus ase­so­res ex­pli­ca­ron que se tra­ta del úni­co co­men­ta­rio que for­mu­la­rá so­bre su de­ci­sión.

Tras el anun­cio, se achi­ca aún más la lis­ta de re­pu­bli­ca­nos que se con­si­de­ra­ban po­si­bles can­di­da­tos, más de un año an­tes de la pri­me­ra elec­ción pa­ra los de­le­ga­dos a las con­ven­cio­nes.

La de­ci­sión de Frist, se­na­dor por Ten­nes­see, co­ro­na una pre­sen­cia de 12 años en la po­lí­ti­ca elec­to­ral, en los que pa­só, de can­di­da­to se­na­to­rial po­co fa­vo­re­ci­do en 1994, a lí­der de la ma­yo­ría re­pu­bli­ca­na en la Cá­ma­ra Al­ta ocho años des­pués.

Se man­tie­nen co­mo po­si­bles can­di­da­tos re­pu­bli­ca­nos, en­tre otros, John McCain, se­na­dor por Ari­zo­na; Mitt Rom­ney, go­ber­na­dor de Mas­sa­chu­setts y Rudy Giu­lia­ni, ex al­cal­de de Nue­va York.

Co­mo can­di­da­to pre­si­den­cial, Frist de­be­ría ha­ber li­dia­do con va­rias con­tro­ver­sias vin­cu­la­das a sus ac­ti­vi­da­des. El es un mul­ti­mi­llo­na­rio gra­cias a la po­se­sión de un fuer­te pa­que­te ac­cio­na­rio en Hos­pi­tal Cor­po­ra­tion of Ame­ri­ca (HCA), una ca­de­na de hos­pi­ta­les fun­da­da por su her­mano y su pa­dre. La em­pre­sa se con­vir­tió lue­go en Co­lum­bia/HCA Health­ca­re.

HCA fue exa­mi­na­da du­ran­te una dé­ca­da por in­ves­ti­ga­do­res fe­de­ra­les. Se de­nun­ció que HCA man­te­nía una do­ble con­ta­bi­li­dad y era sos­pe­cho­sa de un frau­de que in­vo­lu­cró la pre­sun­ta es­ta­fa a Me­di­ca­re y a otros pro­gra­mas fe­de­ra­les de cui­da­do de la sa­lud. La com­pa­ñía ha te­ni­do que pa­gar $1.7 mi­llo­nes en mul­tas.

EL SE­NA­DOR Frist ha si­do cues­tio­na­do por la de­nun­cia he­cha a su ca­de­na de hos­pi­ta­les de man­te­ner do­ble con­ta­bi­li­dad y ser sos­pe­cho­sa de frau­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.