Ana­li­zan cam­bio de lu­gar de la asun­ción de Cal­de­rón

El Nuevo Herald - - America Latina - EDUARDO CAS­TI­LLO / AP ME­XI­CO

An­te

la ne­ga­ti­va de le­gis­la­do­res iz­quier­dis­tas y ofi­cia­lis­tas de aban­do­nar la tri­bu­na de la Cá­ma­ra de Dipu­tados que ocu­pa­ron el mar­tes, se ha co­men­za­do a es­pe­cu­lar si el con­ser­va­dor Fe­li­pe Cal­de­rón asu­mi­rá la pre­si­den­cia en una se­de dis­tin­ta al Con­gre­so.

Con los dipu­tados del par­ti­do iz­quier­dis­ta de la Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca (PRD) y del ofi­cia­lis­ta Ac­ción Na­cio­nal (PAN) de­ci­di­dos a no sa­lir de un re­cin­to con­ver­ti­do en cam­pa­men­to, hay vo­ces que ase­gu­ran que la Cons­ti­tu­ción no con­di­cio­na que el cam­bio de man­do sea en la se­de de la cá­ma­ra ba­ja, mien­tras al­gu­nos gru­pos par­la­men­ta­rios dis­cu­ten po­si­bles acuer­dos pa­ra no te­ner que sa­lir del Con­gre­so.

El Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal pro­pu­so ayer que la ce­re­mo­nia se reali­ce en la Cá­ma­ra de Dipu­tados pe­ro que el man­da­ta­rio sa­lien­te Vi­cen­te Fox no acu­da a la ce­re­mo­nia, co­mo una for­ma de qui­tar pre­sión a las di­fe­ren­cias po­lí­ti­cas.

Fox ha si­do acu­sa­do por el PRD de ha­ber in­ter­fe­ri­do en el pro­ce­so elec­to­ral pa­ra fa­vo­re- cer a Cal­de­rón, su co­rre­li­gio­na­rio del PAN.

Va­rios pre­si­den­tes has­ta la dé­ca­da de 1970 rin­die­ron pro­tes­ta en lu­ga­res dis­tin­tos al Con­gre­so co­mo el Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes e in­clu­so un es­ta­dio.

‘‘De­fi­ni­ti­va­men­te sí se pue­de rea­li­zar en una se­de al­ter­na... la Cons­ti­tu­ción ni di­ce que en un lu­gar es­pe­cí­fi­co sino só­lo an­te el Con­gre­so’’, co­men­tó ayer a la AP Ed­mun­do Elías Mu­si, di­rec­tor del Se­mi­na­rio de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal de la Fa­cul­tad de De­re­cho de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de México.

El vo­ce­ro pre­si­den­cial Rubén Agui­lar di­jo ayer que el man­da­ta­rio sa­lien­te Vi­cen­te Fox ‘‘es­ta­rá don­de se reali­ce la se­sión de Con­gre­so ge­ne­ral pa­ra en­tre­gar la ban­da’’.

El es­pe­cia­lis­ta en de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal de la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na, Mi­guel An­gel Era­ña, di­jo a la AP que el pro­ble­ma es el tiem­po por­que cual­quier cam­bio de lu­gar de­be ser apro­ba­do tan­to por los dipu­tados co­mo se­na­do­res en una se­sión de tra­ba­jo.

El pro­ble­ma es que tras la tri­ful­ca el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Jor­ge Zer­me­ño del PAN, ci­tó a se­sión ma­ña­na, el mis­mo día que Cal­de­rón de­be asu­mir el po­der.

LE­GIS­LA­DO­RES ME­XI­CA­NOS in­ter­cam­bian gol­pes en el hall del Con­gre­so. Los in­ci­den­tes han pro­vo­ca­do que el go­bierno con­si­de­re cam­biar el lu­gar de la asun­ción de Cal­de­rón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.