Se­re­na lu­cha en la cor­te

El Nuevo Herald - - Deportes - As­so­cia­ted Press WEST PALM BEACH

Se­re­na

Wi­lliams le di­jo ayer a un ju­ra­do que se sin­tió ‘‘ aco­sa­da’’ y ‘‘ maltratada’’ cuan­do uno de los pro­mo­to­res de la ex­hi­bi­ción de te­nis ‘‘Ba­ta­lla de los Se­xos’’ la lla­mó a su te­lé­fono ce­lu­lar y le pi­dió en va­rias oca­sio­nes que par­ti­ci­pa­ra en el even­to.

En su tes­ti­mo­nio en el jui­cio de la de­man­da por in­cum­pli­mien­to de con­tra­to que ra­di­ca­ron los pro­mo­to­res Keith Rho­des y Ca­rol Clar­ke, la te­nis­ta sos­tu­vo que le pa­re­ció ‘‘ po­co pro­fe­sio­nal’’ que Rho­des la lla­ma­ra pa­ra ha­blar del even­to.

Se­ña­ló, ade­más, que le sor­pren­dió que Rho­des tu­vie­ra el nú­me­ro de su te­lé­fono ce­lu­lar.

‘‘En ese mo­men­to me sen­tí aco­sa­da. Se­guía di­cién­do­me que te­nía que ha­cer­lo. Yo le res­pon­dí: ‘ no ten­go tiem­po pa­ra ha­blar de es­to. Es­to es al­go de lo que no quie­ro par­ti­ci­par’’’, na­rró Se­re­na Wi­lliams. ‘‘ No me gus­tó la for­ma en la que me ha­bló. Me sen­tí maltratada’’.

Se­re­na Wi­lliams

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.