Chá­vez di­ce que ex­tra­ñó la ‘‘pre­sen­cia fí­si­ca’’ de Fi­del Cas­tro

El Nuevo Herald - - Cuba - EFE LA HABANA

El

pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la Hu­go Chá­vez con­clu­yó una vi­si­ta de cua­tro días a Cu­ba, du­ran­te la cual lo acom­pa­ñó el go­ber­nan­te in­te­ri­no de la is­la, Raúl Cas­tro y, aun­que tu­vo una con­ver­sa­ción ‘‘muy sen­ti­da’’ con su ami­go, el con­va­le­cien­te Fi­del Cas­tro, afir­mó que echó de me­nos su pre­sen­cia fí­si­ca.

Chá­vez par­tió de re­gre­so a Ve­ne­zue­la el sá­ba­do por la no­che des­de la ciu­dad orien­tal de San­tia­go de Cu­ba, úl­ti­mo pun­to de su agen­da en la is­la, adónde ha­bía lle­ga­do el pa­sa­do miér­co­les pa­ra asis­tir a la IV Cum­bre de Pe­tro­ca­ri­be, pro­yec­to de coope­ra­ción que im­pul­sa des­de el 2005, re­por­tó ayer la te­le­vi­sión cu­ba­na al re­su­mir su vi­si­ta.

En San­tia­go de Cu­ba, se­gun­da ciu­dad más im­por­tan­te, Chá­vez fue re­ci­bi­do por unas 200,000 per­so­nas –se­gún fuen­tes ofi­cia­les–, que se con­gre­ga­ron a lo lar­go de las ca­lles por don­de pa­só con su co­mi­ti­va, y tam­bién fue des­pe­di­do du­ran­te el tra­yec­to has­ta el ae­ro­puer­to en un jeep que él mis­mo con­du­cía, se­gún las imá­ge­nes emi­ti­das en la te­le­vi­sión lo­cal.

Du­ran­te su vi­si­ta, Chá­vez tu­vo co­mo an­fi­trión prin­ci­pal a Raúl Cas­tro, quien com­par­tió con el man­da­ta­rio ve­ne­zo­lano la pre­si­den­cia de la IV Cum­bre de Pe­tro­ca­ri­be en la ciu­dad de Cien­fue­gos, en el cen­tro-sur, lo acom­pa­ñó en su vi­si­ta San­tia­go y lo des­pi­dió al pie de la es­ca­le­ri­lla del avión.

En sus in­ter­ven­cio­nes en los di­fe­ren­tes es­ce­na­rios, Chá­vez hi­zo cons­tan­tes re­fe­ren­cias a ideas y ex­pre­sio­nes de Fi­del Cas­tro, pe­ro tam­bién echó de me­nos allí la ‘‘pre­sen­cia fí­si­ca’’ del oc­to­ge­na­rio go­ber­nan­te.

Fi­del Cas­tro, de 81 años, se en­cuen­tra con­va­le­cien­te de una en­fer­me­dad in­tes­ti­nal des­de ju­lio del 2006, lo que lo obli­gó a de­le­gar pro­vi­sio­nal­men­te sus car­gos en su her­mano Raúl, pri­mer vi­ce­pre­si­den­te y mi­nis­tro de De­fen­sa.

Des­de en­ton­ces, no ha apa­re­ci­do en nin­gún ac­to pú­bli­co, y só­lo se le ha vis­to en fo­to­gra­fías y vi­deos, in­clui­da su pri­me­ra en­tre­vis­ta el 5 de ju­nio pa­sa­do a la te­le­vi­sión es­ta­tal cu­ba­na.

A par­tir de que Cas­tro en­fer­mó, Chá­vez lo ha vi­si­ta­do al me­nos en ocho oca­sio­nes. Siem­pre que ha es­ta­do en Cu­ba se ha reuni­do con él, y en va­rias oca­sio­nes se han di­vul­ga­do fo­to­gra­fías de sus en­cuen­tros.

En es­te, su ter­cer via­je des­de oc­tu­bre pa­sa­do, el pre­si­den­te ve­ne­zo­lano re­ve­ló a la pren­sa que el jue­ves man­tu­vo una ‘‘con­ver­sa­ción muy pro­fun­da, muy sen­ti­da’’ con Fi­del Cas­tro.

‘‘So­bre to­do fue una con­ver­sa­ción muy pro­fun­da, muy sen­ti­da, con Fi­del, mi pa­dre po­lí­ti­co, mi pa­dre no só­lo mío, el pa­dre de to­dos los re­vo­lu­cio­na­rios y re­vo­lu­cio­na­rias de dos si­glos ya, el XX y el XXI. Ha­bla­mos más de dos ho­ras, dos ho­ras y me­dia, ha­bla­mos de es­tra­te­gia, de tác­ti­ca, de la eco­no­mía mun­dial’’, agre­gó el ve­ne­zo­lano.

En su es­tan­cia en San­tia­go, Chá­vez vi­si­tó el ce­men­te­rio de la ciu­dad y rin­dió ho­me­na­je a los pró­ce­res de las gue­rras de in­de­pen­den­cia de Cu­ba, Jo­sé Mar­tí, Car­los Ma­nuel de Cés­pe­des, y otros hé­roes na­cio­na­les. Tam­bién vi­si­tó el an­ti­guo cuar­tel Mon­ca­da, don­de tu­vo lu­gar la pri­me­ra ac­ción ar­ma­da de la re­vo­lu­ción cu­ba­na, hoy se­de de un mu­seo y del cen­tro es­co­lar 26 de ju­lio.

El pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la apro­ve­chó la cum­bre pa­ra lan­zar nue­vas pro­pues­tas que fa­ci­li­ta­rían el pa­go del pe­tró­leo que su­mi­nis­tra su país a miem­bros de ese me­ca­nis­mo en con­di­cio­nes pre­fe­ren­cia­les .

En su vi­si­ta a San­tia­go, Chá­vez sus­cri­bió jun­to a Raúl Cas­tro 14 nue­vos acuer­dos eco­nó­mi­cos en­tre am­bos es­ta­dos, pa­ra po­ner en mar­cha pro­yec­tos con­jun­tos en los sec­to­res ener­gé­ti­co, quí­mi­co, pe­tro­quí­mi­co, agrí­co­la, ali­men­ta­rio y pes­que­ro.

Esos acuer­dos mar­can aún más la es­tre­cha alian­za eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca de Cu­ba con Ve­ne­zue­la, que ac­tual­men­te man­tie­nen un in­ter­cam­bio de bie­nes y ser­vi­cios que su­pera los $7,000 mi­llo­nes.

En­tre otros pun­tos con- tem­plan la am­plia­ción de las ca­pa­ci­da­des de la re­fi­ne­ría Her­ma­nos Díaz, de San­tia­go de Cu­ba, la pues­ta en mar­cha de un plan pa­ra reac­ti­var el oleo­duc­to Ma­tan­zas-San­tia­go de Cu­ba, la cons­ti­tu­ción de otras tres em­pre­sas mix­tas y la con­ce­sión de más cré­di­tos pa­ra la is­la.

Tam­bién am­plían de 65,000 ba­rri­les dia­rios has­ta 150,000 las ca­pa­ci­da­des de la re­fi­ne­ría de Cien­fue­gos, prin­ci­pal pro­yec­to ener­gé­ti­co asu­mi­do en aso­cia­ción mix­ta por los dos paí­ses.

Ve­ne­zue­la su­mi­nis­tra al­re­de­dor de 92,000 ba­rri­les dia­rios de pe­tró­leo a La Habana, que le re­tri­bu­ye con sus ser­vi­cios mé­di­cos, edu­ca­ti­vos y de­por­ti­vos.

CHAVEZ, JUN­TO a Raúl Cas­tro y su mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Ni­co­lás Ma­du­ro, da un dis­cur­so en San­tia­go de Cu­ba em­pu­ñan­do una ré­pli­ca del ma­che­te del pró­cer cu­bano An­to­nio Ma­ceo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.