Las tien­das ofre­cen hoy gran­des des­cuen­tos

El Nuevo Herald - - Pri­mer Plano -

Ebo­ni Jo­nes, de 32 años y de Wind­sor, Con­nec­ti­cut, re­su­me el pro­ble­ma de las tien­das.

Ge­ren­te en una em­pre­sa te­le­fó­ni­ca, es­pe­ró has­ta el fin de se­ma­na pa­sa­do pa­ra ha­cer una so­la com­pra en una ca­de­na mi­no­ris­ta es­ta tem­po­ra­da, in­cli­nán­do­se por el co­mer­cio elec­tró­ni­co y pun­tos de re­ma­te con gran­des des­cuen­tos.

‘‘ Mi pre­su­pues­to es muy li­mi­ta­do’’, di­jo Jo­nes, que en­tró al Macy’s del West­farms Mall en Far­ming­ton, Con­nec­ti­cut el sá­ba­do por la ma­ña­na pa­ra apro­ve­char una rea­li­za­ción.

En el pa­sa­do, Jo­nes gas­ta­ba fá­cil­men­te $100 en ca­da uno de sus seis so­bri­nas y so­bri­nos. Es­te año fue­ron unos $50 por ca­be­za. ‘‘Si no hay des­cuen­tos, no com­pro’’, di­jo Jo­nes.

Mas­ter­Card in­di­có que el gas­to en com­pras elec­tró­ni­cas au­men­tó 22.4 por cien­to, una ci­fra sa­lu­da­ble, aun­que no ro­bus­ta, da­dos los te­mo­res de que las com­pras en in­ter­net se des­ace­le­ra­rían des­pués de un cre­ci­mien­to im­pre­sio­nan­te.

Las ven­tas de ro­pas au­men­ta­ron un dé­bil 1.4 por cien­to, pe­ro con una gran di­fe­ren­cia en­tre seg­men­tos: las pren­das de ves­tir pa­ra da­mas ba­ja­ron 2.4 por cien­to, pe­ro la de hom­bres au­men­tó 2.3 por cien­to. Los ana­lis­tas se­ña­lan que las mu­je­res de que­ja­ron de es­ti­los po­co atrac­ti­vos.

‘‘ In­clu­so des­pués que se asien­te el pol­vo de la ba­ta­lla, la ro­pa de da­mas se­rá una de las ca­te­go­rías más dé­bi­les es­ta tem­po­ra­da’’, di­jo John D. Mo­rris, ana­lis­ta de co­mer­cio mi­no­ris­ta de Wa­cho­via Se­cu­ri­ties.

Las com­pras de ar­tícu­los de lu­jo au­men­ta­ron 7.1 por cien­to, da­do que los más ri­cos del país echa­ron mano con ale­gría a ar­tícu­los co­mo so­bre­to­dos Marc Ja­cobs de $600 y cal­za­do Ch­ris­tian Lou­bou­tin de $800.

El cal­za­do, en to­dos los ni­ve­les de pre­cios, pro­bó ser el seg­men­to es­tre­lla del sec­tor, con un au­men­to de ven­tas sus­tan­cial.

Las dé­bi­les ven­tas de pren­das de ves­tir obli­ga­ron a los mi­no­ris­tas a ofre­cer fuer­tes des­cuen­tos du­ran­te el úl­ti­mo fin de se­ma­na pa­ra atraer el in­te­rés del con­su­mi­dor. Mar­tin & Osa re­du­jo en 50 por cien­to el pre­cio de los abri­gos de la­na pa­ra da­mas. Gym­bo­ree emi­tió cu­po­nes de $25 a los clien­tes que com­pra­ran $ 50 en su ro­pa pa­ra ni­ños. In­clu­so Aber­crom­bie & Fitch, que se re­sis­te a los des­cuen­tos, des­em­pol­vó sus le­tre­ros de rea­li­za­ción y ofre­ció abri­gos de $ 99 por só­lo $79.

El con­su­mi­dor es­ta­dou­ni­den­se ha de­ja­do per­ple­jos a los ana­lis­tas es­ta tem­po­ra­da. Los ex­per­tos en co­mer­cio mi­no­ris­ta pro­nos­ti­ca­ron con con­fian­za que el con­su­mi­dor, preo­cu­pa­do por la eco­no­mía, se­gu­ra­men­te aban­do­na­ría las com­pras en ca­de­nas co­mo Macy’s y Nords­trom a fa­vor de ma­yo­res des­cuen­tos.

Has­ta cier­to pun­to fue así, pues­to que el con­su­mi­dor abru­mó ca­de­nas de pre­cios ba­jos co­mo T. J Maxx y Mars­hall’s. Pe­ro Tar­get ha ba­ta­lla­do es­ta tem­po­ra­da. El mar­tes in­for­mó que las ven­tas pu­die­ran ha­ber ba­ja­do 1 por cien­to en di­ciem­bre en com­pa­ra­ción con el mis­mo pe­río­do del año pa­sa­do, una ano­ma­lía pa­ra un mi­no­ris­ta acos­tum­bra­do a un cre­ci­mien­to de ven­tas de por lo me­nos 4 por cien­to men­sual en los úl­ti­mos tres años.

Al fi­nal, di­je­ron los ana­lis­tas, el más be­ne­fi­cia­do pro­ba­ble­men­te sea Wal-Mart, que es­te tem­po­ra­da sur­gió co­mo el lí­der in­dispu­table de los pre­cios ba­jos, y Best Buy, que se con­vir­tió en el des­tino pre­fe­ri­do pa­ra la elec­tró­ni­ca de con­su­mo a pre­cios com­pe­ti­ti­vos.

Bue­na par­te del mo­vi­mien­to ocu­rrió en in­ter­net, que ade­más le aho­rró al con­su­mi­dor un via­je a los cen­tros co­mer­cia­les en mo­men­tos que el ga­lón de ga­so­li­na es­tá en $3. Al igual que Mas­ter­Card, la fir­ma de in­ves­ti­ga­cio­nes Co­mS­co­re con­clu­yó que las com­pras en in­ter­net au­men­ta­ron a $ 26,300 mi­llo­nes.

Co­mS­co­re mi­dió el gas­to du­ran­te 51 días en­tre el pri­me­ro de no­viem­bre y el 21 de di­ciem­bre. El ma­yor día de com­pras en in­ter­net fue el lu­nes 10 de di­ciem­bre ($881 mi­llo­nes), no el lu­nes des­pués de Ac­ción de Gra­cias ($ 733 mi­llo­nes), co­no­ci­do co­mo Ci­ber­lu­nes en el sec­tor mi­no­ris­ta, por­que el con­su­mi­dor se lan­za a in­ter­net en el tra­ba­jo des­pués de una se­ma­na de re­vi­sar pre­cios en lí­nea.

In­sa­tis­fe­chos con las ven­tas has­ta el mo­men­to, do­ce­nas de mi­no­ris­tas, de to­dos los ni­ve­les, co­men­za­rán a re­du­cir los pre­cios hoy por la ma­ña­na. Kohl’s tie­ne pla­nea­da una rea­li­za­ción con des­cuen­tos de 60 a 70 por cien­to; Macy’s ha de­ci­di­do re­du­cir los pre­cios en­tre 50 y 70 por cien­to y ofre­ce un cu­pón de $10 por com­pras de $25 o más; la ro­pa ten­drá un des­cuen­to de 50 por cien­to en Saks Fifth Ave­nue en­tre las 8 a.m. y el me­dio­día, y Toys ‘‘ R’’ Us tie­ne una ofer­ta de com­prar un ju­gue­te y lle­var­se otro a mi­tad de pre­cio.

LOS ANA­LIS­TAS que­da­ron sor­pren­di­dos de que las ven­tas de ro­pa fe­me­ni­na su­frie­ron una fuer­te ba­ja, y la de ro­pa de hom­bres subió, al­go que desafió to­do los pro­nós­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.