Ca­da vez más ca­ro el so­borno en México

El Nuevo Herald - - Página Delantera - MARK STE­VEN­SON / AP ME­XI­CO

Una

en­cues­ta re­cien­te ha­lló que los me­xi­ca­nos pa­ga­ron la exor­bi­tan­te ci­fra de $2,580 mi­llo­nes en so­bor­nos el año pa­sa­do, un in­cre­men­to del 42 por cien­to con res­pec­to a la can­ti­dad que des­em­bol­sa­ron ha­ce dos años.

Ade­más de los so­bor­nos pa­ra im­pe­dir in­frac­cio­nes por vio­la­cio­nes al re­gla­men­to de trán­si­to, los me­xi­ca­nos aho­ra se ven obli­ga­dos a pa­gar por asun­tos tan mun­da­nos co­mo es­ta­cio­nar­se en la ca­lle o con­se­guir la en­tre­ga de bo­te­llo­nes de agua en sus ca­sas. Lo que re­sul­ta más alar­man­te es que es­ta prác­ti­ca se ha vuel­to tan co­mún que en el 2007 se pa­ga­ron 197 mi­llo­nes de so­bor­nos. Los so­bor­nos con­su­mie­ron apro­xi­ma­da­men­te el 8 por cien­to de los in­gre­sos fa­mi­lia­res en es­te país.

El gru­po en­tre­vis­tó a 16,000 per­so­nas en di­ciem­bre del 2007. El es­tu­dio des­cu­brió que en­tre más per­so­nas pa­ga­ban so­bor­nos, el pre­cio pro­me­dio de es­tos des­cen­día.

La en­cues­ta ha­lló que el pre­cio del so­borno pro­me­dio ca­yó de $17 en el 2005 a $13 dó­la­res en el 2007.

Sin em­bar­go, el so­borno es­tá tan arrai­ga­do y es tan co­mún que mu­chas per­so­nas no lo ven co­mo al­go ma­lo. Es­to va des­de dar­le una pro­pi­na a un me­se­ro has­ta so­bor­nar a un po­lí­ti­co, sin una se­ñal cla­ra que in­di­que qué es co­rrec­to y qué no.

Pa­ra Rodolfo Guz­mán, los so­bor­nos o ‘‘mor­di­das’’, co­mo se les co­no­ce co­mún­men­te en México, son el pre­cio que ca­da per­so­na pa­ga por con­se­guir el sus­ten­to dia­rio.

Guz­mán, que con­du­ce un au­to­bús de pa­sa­je­ros en la ca­pi­tal me­xi­ca­na, in­vier­te unos 500 pe­sos (ca­si $48) al año pa­ra pa­gar­les a los po­li­cías con el fin de que ellos no lo mul­ten por de­te­ner­se y ba­jar a pa­sa­je­ros y re­co­ger a otros en si­tios que no son pa­ra­das ofi­cia­les.

Ca­da so­borno va des­de los 20 a los 50 pe­sos ca­da vez que la po­li­cía lo pi­lla co­me­tien­do una vio­la­ción al re­gla­men­to.

‘‘La ver­dad es que sa­le más ca­ro pa­gar la mul­ta’’, in­di­có Guz­mán

Al­gu­nos ex­per­tos de la or­ga­ni­za­ción Transparencia de México se­ña­la­ron que la en­cues­ta in­di­ca un in­cre­men­to en los so­bor­nos tra­di­cio­nal­men­te ba­ra­tos, co­mo las que se ofre­cen pa­ra evi­tar ser mul­ta­dos o las que se ofre­cen a ‘‘asis­ten­tes de es­ta­cio­na­mien­to’’, que pa­gan a los po­li­cías por los de­re­chos ex­clu­si­vos de es­ta­cio­nar autos en las ca­lles.

Se des­co­no­ce si el in­cre­men­to se de­be a que ca­da vez más me­xi­ca­nos tie­nen au­to pro­pio o si se de­be a que los po­li­cías se han vuel­to más vo­ra­ces.

Sin em­bar­go, el es­tu­dio tam­bién re­ve­ló que los me­xi­ca­nos de­ben pa­gar los so­bor­nos in­clu­so cuan­do no es­tán vio­lan­do la ley.

Los so­bor­nos sig­ni­fi­ca­ron apro­xi­ma­da­men­te un 10% de to­das las transac­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les, in­clui­das las pa­ga­das pa­ra ob­te­ner li­cen­cias de cons­truc­ción, de cal­co­ma­nías por ins­pec­cio­nes an­ti­con­ta­mi­nan­tes de vehícu­los y per­mi­sos pa­ra par­ti­ci­par en el co­mer­cio am­bu­lan­te. En­tre los 10 so­bor­nos más pa­ga­dos por los me­xi­ca­nos se en­cuen­tran los ofre­ci­dos a los con­duc­to­res de ca­mio­nes cis­ter­nas de agua po­ta­ble que en­tre­gan el lí­qui­do en ba­rrios po­bres.

Otros pa­ga­ron pa­ra ob­te­ner la re­co­lec­ción de su ba­su­ra, pa­ra que les per­mi­tie­ran pa­sar bie­nes por la adua­na, así co­mo por sa­car los autos de lo­tes de la po­li­cía que fue­ron arras­tra­dos has­ta allá por grúas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.