Pennsyl­va­nia: mi­to o reali­dad

El Nuevo Herald - - Primer Plano -

El es­ta­do de Pennsyl­va­nia, co­no­ci­do co­mo Keys­to­ne Sta­te (ba­se o fun­da­men­to prin­ci­pal), es­tá en la mi­ra de ti­rios y tro­ya­nos, por la no­ta­bi­li­dad no es­pe­ra­da de su elec­ción pri­ma­ria. Los dos can­di­da­tos de­mó­cra­tas lu­chan por con­quis­tar más de­le­ga­dos a sus fi­las y has­ta el mo­men­to Ba­rack Oba­ma se man­tie­ne al fren­te con 1,638 y la se­na­do­ra Hi­llary Clin­ton con 1,502. Pe­ro la lu­cha en es­ta elec­ción se­rá por cuán­tos su­fra­gios ven­ce­rá el uno al otro, pues mu­chos opi­nan que el re­sul­ta­do pue­de in­fluen­ciar mu­chí­si­mo en la for­ma de vo­tar de los 796 su­per­de­le­ga­dos que ten­drán la res­pon­sa­bi­li­dad de de­fi­nir quién se­rá el can­di­da­to ofi­cial del par­ti­do: ma­te­má­ti­ca­men­te nin­guno po­drá ob­te­ner el nú­me­ro má­gi­co de 2,025 de­le­ga­dos (que­dan en jue­go 823 en 8 es­ta­dos) ne­ce­sa­rios pa­ra ser no­mi­na­do. Pues bien, en es­te es­ta­do re­ple­to de his­to­ria y cu­na de insignes per­so­na­li­da­des co­mo Ben­ja­mín Fran­klin y del ex pre­si­den­te Ja­mes Bu­cha­nan, lo que su­ce­da en es­ta tras­cen­den­tal pri­ma­ria pue­de cam­biar el panorama po­lí­ti­co na­cio­nal. ¡Así de sen-

per se ci­llo!

En es­te re­ce­so de seis se­ma­nas en­tre las pri­ma­rias, am­bos ad­ver­sa­rios han te­ni­do tro­pie­zos y des­li­ces en mu­chas de sus ex­po­si­cio­nes pú­bli­cas, Hi­llary ha­cien­do re­la­tos no muy exac­tos de sus pe­ri­plos in­ter­na­cio­na­les co­mo pri­me­ra da­ma y Oba­ma cho­can­do ca­si dia­ria­men­te con su pas­tor, el re­ve­ren­do Je­re­miah Wright, y lu­cien­do ‘‘eli­tis­ta’’. Mien­tras es­to su­ce­de, el se­na­dor re­pu­bli­cano John McCain es­pe­ra tran­qui­la­men­te su no­mi­na­ción ofi­cial, bus­ca con cal­ma a su com­pa­ñe­ro de for­mu­la, le da cuer­po a su pla­ta­for­ma po­lí­ti­ca mien­tras via­ja en su au­to­bús El Ex­pre­so Sin Pe­los En La Len­gua y se ha­ce acom­pa­ñar en sus gi­ras al Orien­te Me­dio por el ex­pe­ri­men­ta­do y res­pe­ta­do se­na­dor in­de­pen­dien­te Jo­seph Lie­ber­man. Ya lu­ce pre­si­den­cial.

Son de to­dos co­no­ci­dos los erro­res de al­gu­nos son­deos; por lo tan­to va­mos a uti­li­zar co­mo re­fe­ren­cia las dos fir­mas más re­co­no­ci­das en la in­dus­tria, Ga­llup y Zogby, pa­ra in­ves­ti­gar có­mo es­tá el pul­so de los vo­tan­tes en Pennsyl­va­nia. Exa­mi­na­re­mos la en­cues­ta New­max/Zogby pu­bli­ca­da a me­dia­dos de abril, en­tre 1,002 ciu­da­da­nos, iden­ti­fi­ca­dos co­mo li­kely vo­ters o per­so­nas que ca­si con se­gu­ri­dad vo­ta­rán el 22 de abril. Los re­sul­ta­dos mues­tran a Hi­llary Clin­ton con una ven­ta­ja de 4 pun­tos, 47 a 43, so­bre Oba­ma. El 10% se man­tie­ne in­de­ci­so, nú­me­ro su­fi­cien­te­men­te am­plio pa­ra cam­biar el re­sul­ta­do, pues es­te elec­tor to­ma su de­ci­sión a úl­ti­ma ho­ra.

Los da­tos mues­tran un res­pal­do a Clin­ton en el cen­tro y el oes­te del es­ta­do y en ciu­da­des co­mo Pit­ts­burg y la ca­pi­tal Ha­rris­burg. El se­na­dor Oba­ma, con ven­ta­ja en el es­te y en Phi­la­delp­hia. Co­mo es ha­bi­tual a Oba­ma lo apo­yan los jó­ve­nes y a Hi­llary los adul­tos. En­tre los me­no­res de 35 años Oba­ma ga­na 61 a 32%; en­tre los ma­yo­res, Clin­ton 50 a 39%. Los hom­bres vo­ta­ran por Oba­ma 48 a 40%. Las mu­je­res por Hi­llary 53 a 39%. El pro­ble­ma ra­cial es un fac­tor apre­cia­ble en la con­tien­da. Los afro­ame­ri­ca­nos vo­tan por Oba­ma 77 a 21% y los blan­cos por Clin­ton 53 a 36. La re­li­gión asu­me su pa­pel, los ca­tó­li­cos res­pal­dan­do a Hi­llary 62 a 29% y los evan­gé­li­cos a Oba­ma 50 a 40%. Los dos te­mas pri­mor­dia­les son la eco­no­mía y la gue­rra. Otro an­te­ce­den­te, que nos pue­de dar un nor­te de có­mo vo­ta­rán so­bre to­do los in­de­ci­sos, es el con­tro­ver­sial te­ma del tra­ta­do de li­bre co­mer­cio (TLC) con Colombia. El 40% opi­na que afec­ta a las em­pre­sas y los tra­ba­ja­do­res, el 37 ex­pre­sa que es bueno y el 24 no es­tá se­gu­ro. En las pri­ma­rias de Ohio se de­ba­tie­ron y ana­li­za­ron los pro y los con­tra del TLC. La se­na­do­ra Clin­ton ga­nó Ohio, un es­ta­do muy si­mi­lar en to­dos los sen­ti­dos a Pennsyl­va­nia. Otro in­for­me su­ges­ti­vo pa­ra me­di­tar del son­deo Zogby: so­la­men­te el 7% de los en­cues­ta­dos se mues­tra op­ti­mis­ta por la for­ma en que se ad­mi­nis­tra el país. Un da­to im­pre­sio­nan­te. ara fi­na­li­zar, me­di­te­mos en el son­deo na­cio­nal Ga­llup, que vie­ne eje­cu­tan­do dia­ria- men­te, so­bre quién se­rá el no­mi­na­do de­mó­cra­ta. El se­na­dor Oba­ma aven­ta­ja a Clin­ton 50 a 40%, con un 10% in­de­ci­so. En un vir­tual es­ce­na­rio en­tre Oba­ma y el re­pu­bli­cano McCain, Oba­ma do­mi­nan­do por 2 pun­tos. En­tre Clin­ton y McCain, Hi­llary por 1. Así es­tán las co­sas por el mo­men­to en la cam­pa­ña pre­si­den­cial. Lo úni­co cla­ro que po­de­mos con­cluir es que Pennsyl­va­nia con sus 21 vo­tos elec­to­ra­les, al igual que Ohio con 20, se­rán los es­ta­dos cla­ves pa­ra con­quis­tar la Ca­sa Blan­ca en no­viem­bre. Mien­tras tan­to, ten­dre­mos que es­pe­rar sen­ta­dos si el mi­to se con­ver­ti­rá en reali­dad.

P

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.