El ex­ce­so de pa­sa­je­ros ori­gi­na los re­tra­sos

El Nuevo Herald - - Sur De La Florida - INA PAI­VA CORDLE The Mia­mi He­rald

Las de­mo­ras, las can­ce­la­cio­nes y el ex­ce­so de pa­sa­je­ros es­tán cau­sán­do­les enor­mes in­con­ve­nien­tes a los que via­jan, pe­ro exis­ten re­me­dios y los con­su­mi­do­res pue­den be­ne­fi­ciar­se de un po­co más de pla­ni­fi­ca­ción an­tes de via­jar.

Has­ta 30 por cien­to de los vue­los en Es­ta­dos Uni­dos aho­ra es­tán re­tra­sa­dos, y el año pa­sa­do más de 150,000 se vie­ron va­ra­das a ve­ces has­ta por más de 10 ho­ras, di­ce Paul Hud­son, di­rec­tor eje­cu­ti­vo del Avia­tion Con­su­mer Ac­tion Pro­ject.

‘‘La con­ges­tión en al­gu­nos pun­tos de mu­cho trá­fi­co aé­reo es la cau­sa nú­me­ro uno de las tar­dan­zas’’, di­ce Hud­son, un pa­ne­lis­ta del Con­su­mer Fo­rum de Avia­ción del De­par­ta­men­to de Trans­por­te (DOT), efec­tua­do ayer en el Ho­tel Down­town Hil­ton de Mia­mi.

Hud­son di­ce que si uno es­tá va­ra­do y no pue­de lle­gar a su des­tino el mis­mo día, la ma­yo­ría de las com­pa­ñías na­cio­na­les brin­dan com­pen­sa­ción pa­ra alo­ja­mien­to noc­turno, ade­más de co­mi­das.

El DOT anun­ció ayer que co­men­zan­do el mes que vie­ne, los pa­sa­je­ros que se ven des­pla­za­dos de vue­los na­cio­na­les con re­ser­va­cio­nes ex­ce­si­vas y ubi­ca­dos en otros vue­los po­drán re­ci­bir has­ta $800 de las lí­neas aé­reas en cier­tos ca­sos.

Con­ti­nuó di­cien­do que en la Unión Eu­ro­pea, se re­quie­re que las ae­ro­lí­neas pro­vean co­mi­das y alo­ja­mien­to en cual­quier ca­so de de­mo­ra que in­clu­ya la no­che den­tro del país, o si el via­je se ori­gi­nó en la Unión Eu­ro­pea, por cual­quier ae­ro­lí­nea ba­sa­da allí.

De he­cho, en la UE las lí­neas aé­reas son res­pon­sa­bles de lar­gas de­mo­ras, con com­pen­sa­ción has­ta de $6,700, en ba­se a una es­ca­la de gra­da­ción que in­cor­po­ra dis­tan­cia y tiem­po, si­guió di­cien­do.

En el ca­so de los cru­ce­ros de Ro­yal Ca­rib­bean, con ba­se en Mia­mi, las de­mo­ras son más que sim­ple­men­te un do­lor de ca­be­za. La com­pa­ñía gas­ta más de $1 mi­llón al año pa­ra asis­tir pa­sa­je­ros cu­yos vue­los se pos­po­nen o se can­ce­lan, ha­cién­do­les nue­vas re­ser­va­cio­nes, pa­gan­do ho­te­les y dán­do­les pa­sa­jes aé­reos a de­ter­mi­na­dos puer­tos si no lle­gan a tiem­po de zar­par el cru­ce­ro, di­ce Jay­me Po­ko­lab, di­rec­to­ra de ope­ra­cio­nes, sis­te­mas y ope­ra­cio­nes aé­reas.

An­tes de re­ser­var pa­sa­je en al­gún vue­lo, ave­ri­güe los in­for­mes del DOT so­bre el ni­vel ge­ne­ral de pun­tua­li­dad y de can­ce­la­cio­nes y así po­drá evi­tar pro­ble­mas, se­gún Hud­son. Al­gu­nas su­ge­ren­cias:

Pres­tar­se vo­lun­ta­ria­men­te pa­ra un cam­bio de vue­lo pue­de dar buen re­sul­ta­do. Las nor­mas de las ae­ro­lí­neas di­fie­ren, pe­ro South­west ofre­ce va­les, y si ha­ce otra re­ser­va­ción en un vue­lo eco­nó­mi­co, po­dría pa­gar has­ta otros tres via­jes, se­gún di­ce Li­sa An­der­son, di­rec­to­ra de Cus­to­mer Ad­vo­cacy and Com­mu­ni­ca­tions de South­west Air­li­nes, que tam­bién fi­gu­ró en el pa­nel.

Cuan­do re­gis­tre su equi­pa­je en el vue­lo, fí­je­se en no ha­ber de­ja­do eti­que­tas an­te­rio­res por­que eso pue­de con­fun­dir a los em­plea­dos que mue­ven las ma­le­tas. Y fí­je­se en lle­gar con buen tiem­po pa­ra que el equi­pa­je pa­se por las ins­pec­cio­nes de­bi­das y así se ase­gu­ra de que no se que­da el equi­pa­je en tie­rra, di­ce An­der­son.

Hud­son di­ce que las lí­neas aé­reas pier­den en­tre 40,000 y 60,000 pie­zas de equi­pa­je al año.

La ma­yo­ría de las lí­neas aé­reas tie­nen un pla­zo pa­ra que el clien­te pue­da so­li­ci­tar un re­em­bol­so, fre­cuen­te­men­te de un año pos­te­rior a la ad­qui­si­ción de cual­quier ar­tícu­lo, no a la fe­cha de via­je.

DE­CE­NAS DE pa­sa­je­ros de Ame­ri­can Air­li­nes es­pe­ran en el ae­ro­puer­to O’Ha­ra de Chica­go la or­den pa­ra con­tro­lar sus pa­sa­jes y su equi­pa­je. En las úl­ti­mas se­ma­nas se han can­ce­la­do nu­me­ro­sos vue­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.