Ten­sión y agre­si­vi­dad en el cie­rre de cam­pa­ña pa­ra­gua­ya

El Nuevo Herald - - Sur De La Florida - PE­DRO SERVIN / AP ASUNCION

El ex obis­po ca­tó­li­co Fer­nan­do Lu­go, fa­vo­ri­to de las en­cues­tas pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del do­min­go en Pa­ra­guay, de­jó plan­ta­dos a los otros tres prin­ci­pa­les can­di­da­tos ayer en el úl­ti­mo de­ba­te te­le­vi­si­vo pre­vio a los co­mi­cios.

Lu­go, pos­tu­lan­te de la opo­si­to­ra Alian­za Pa­trió­ti­ca pa­ra el Cam­bio (APC), se au­sen­tó por­que ‘‘tris­te­men­te no exis­ten las con­di­cio­nes po­lí­ti­cas pa­ra par­ti­ci­par de un en­cuen­tro de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas’’, se­gún una no­ta leí­da por el pe­rio­dis­ta Hum­ber­to Ru­bin, me­dia­dor en el de­ba­te rea­li­za­do en los es­tu­dios del ca­nal Te­le­fu­tu­ro.

La mi­si­va, fir­ma­da por Mi­guel An­gel Ló­pez Pe­ri­to, je­fe de cam­pa­ña de Lu­go, no dio ma­yo­res de­ta­lles, pe­ro agre­gó que ‘‘los ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas pa­ra­gua­yos me­re­cen to­do el res­pe­to, un res­pe­to que ha si­do vul­ne­ra­do sis­te­má­ti­ca­men­te en los úl­ti­mos días’’.

Ayer fue el úl­ti­mo día en que los can­di­da­tos po­dían ha­cer cam­pa­ña ya que la ve­da elec­to­ral co­mien­za a re­gir a par­tir de la me­dia­no­che.

Las úl­ti­mas en­cues­tas die­ron a Lu­go co­mo fa­vo­ri­to, quien po­dría ter­mi­nar con la he­ge­mo­nía de seis dé­ca­das del Par­ti­do Co­lo­ra­do.

‘‘La ciu­da­da­nía tie­ne de­re­cho a co­no­cer ca­da vez más cuál es nues­tro pen­sa­mien­to y qué pro­po­ne­mos. El de­ba­te es muy im­por­tan­te pa­ra la sa­lud de­mo­crá­ti­ca de nues­tro país. La­men­to por la ciu­da­da­nía lo de Fer­nan­do Lu­go’’, opi­nó la can­di­da­ta ofi­cia­lis­ta Blan­ca Ove­lar, se­gun­da en los son­deos.

El ex ge­ne­ral Lino Ovie­do, de la Unión Na­cio­nal de Ciu­da­da­nos Eti­cos ( UNA­CE), ma­ni­fes­tó que los pa­ra­gua­yos ‘‘he­mos su­fri­do la dic­ta­du­ra y aho­ra que es­ta­mos en de­mo­cra­cia se­gui­mos su­frien­do. Es­ta irres­pon­sa­bi­li­dad ya lo ca­li­fi­ca có­mo es (a Lu­go). Es­te es el úl­ti­mo de­ba­te, to­da la ciu­da­da­nía es­tá ex­pec­tan­te y ha que­da­do de­frau­da­da’’.

Igual de in­dig­na­do se mos­tró el em­pre­sa­rio Pe­dro Fa­dul, del par­ti­do Pa­tria Que­ri­da.

Pe­ro nin­guno fue tan du­ro co­mo Ru­bin, uno de los pe­rio­dis­tas más in­flu­yen­tes: ‘‘El can­di­da­to Lu­go nos ha avi­sa­do ha­ce ape­nas una ho­ra que no vie­ne. Es pa­ra no creer­le ab­so­lu­ta­men­te na­da a par­tir de aho­ra y lo ca­li­fi­có de ‘‘ irres­pon­sa­ble, co­bar­de, men­ti­ro­so y es­ta­fa­dor’’.

La au­sen­cia de Lu­go del de­ba­te se pro­du­jo ho­ras des­pués de que miem­bros de su fuer­za ad­vir­tie­ron que no re­co­no­ce­rán la va­li­dez de los re­sul­ta­dos par­cia­les ofi­cia­les que da­rá la Jus­ti­cia Elec­to­ral el do­min­go tras el cie­rre de los co­mi­cios, por te­mor a un frau­de.

El con­teo rá­pi­do, pe­ro pre­li­mi­nar, de los su­fra­gios se­rá rea­li­za­do por la Jus­ti­cia Elec­to­ral.

El se­na­dor Juan Car­los Ra­mí­rez del Par­ti­do Li­be­ral Ra­di­cal Au­tén­ti­co ( PLRA), prin­ci­pal sos­tén po­lí­ti­co del ex clé­ri­go den­tro de la Alian­za Pa­trió­ti­ca pa­ra el Cam­bio (APC), di­jo a la ra­dio 9.70 que ‘‘ re­cha­za­mos esos re­sul­ta­dos por­que, es­ta­mos se­gu­ros, no re­fle­ja­rán la reali­dad’’.

‘‘La Jus­ti­cia Elec­to­ral no per­mi­tió que nues­tros re­pre­sen­tan­tes in­te­gren su sis­te­ma de trans­mi­sión de da­tos des­de los lu­ga­res de vo­ta­ción pa­ra efec­tuar jun­tos una ve­ri­fi­ca- ción; en­ton­ces, des­co­no­ce­mos an­ti­ci­pa­da­men­te su va­li­dez’’, de­nun­ció.

Es­ta afir­ma­ción con­tras­ta con la opi­nión de la Fun­da­ción In­ter­na­cio­nal pa­ra Sis­te­mas Elec­to­ra­les (IFES), que lle­gó a Pa­ra­guay con una mi­sión de 19 ob­ser­va­do­res li­de­ra­dos por el ex pre­si­den­te co­lom­biano An­drés Pas­tra­na.

‘‘ Has­ta aho­ra no he­mos re­ci­bi­do de­nun­cias en con­cre­to’’, con­fir­mó Pas­tra­na en rue­da de pren­sa.

‘‘Yo creo que las con­di­cio­nes es­tán da­das y si no exis­tie­ran, las hu­bié­ra­mos de­nun­cia­do co­mo nos co­rres­pon­de co­mo mi­sión de ob­ser­va­do­res’’, agre­gó.

El IFES tam­bién pi­dió a los me­dios que se abs­ten­gan de emi­tir en­cues­tas a ‘‘bo­ca de ur­na’’ in­me­dia­ta­men­te des­pués de ce­rra­dos los co­mi­cios el do­min­go por­que pue­den ‘‘crear fal­sas ex­pec­ta­ti­vas’’ en la po­bla­ción y que es ‘‘el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia Elec­to­ral el úni­co au­to­ri­za­do a di­vul­gar da­tos’’, se­gún el chi­leno Pa­blo Ga­lar­ce, je­fe de la de­le­ga­ción.

En las úl­ti­mas elec­cio­nes del 2003 se uti­li­za­ron ur­nas elec­tró­ni­cas en el 50 por cien­to de los lu­ga­res ha­bi­li­ta­dos pa­ra vo­tar. Pe­ro a pe­di­do de los par­ti­dos de la opo­si­ción, en las elec­cio­nes del do­min­go só­lo ha­brá bo­le­tas de pa­pel.

Ade­mas del IFES, tam­bién se en­cuen­tra en Pa­ra­guay una de­le­ga­ción de ob­ser­va­do­res de la OEA.

La Jus­ti­cia Elec­to­ral pu­bli­có en dia­rios de Asun­ción un co­mu­ni­ca­do en el que ad­vier­te a ‘‘los par­ti­dos po­lí­ti­cos, mo­vi­mien­tos o alian­zas’’ que ‘‘ só­lo po­drán rea­li­zar cómpu­tos pa­ra­le­los pa­ra uso in­terno de los mis­mos’’. Con re­la­ción a las ’bo­cas de ur­na’, sus re­sul­ta­dos ‘‘ de­ben ser con­si­de­ra­dos ex­tra­ofi­cia­les’’.

Unos 2.800,000 pa­ra­gua­yos es­tán ha­bi­li­ta­dos pa­ra su­fra­gar. El ga­na­dor asu­mi­rá el 15 de agos­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.