El pre­si­den­te de la Cá­ma­ra es­ta­tal da un pa­so a un la­do

El Nuevo Herald - - De La Portada -

agen­te de bie­nes raí­ces y ve­te­rano de la Gue­rra de Viet­nam, fue elec­to a la Cá­ma­ra en el 2002 de­rro­tan­do al ti­tu­lar Perry McG­riff por 35 vo­tos, tras una re­dis­tri­bu­ción del dis­tri­to he­cha pa­ra fa­vo­re­cer al re­pu­bli­cano.

Es un con­ser­va­dor que sir­vió co­mo diá­cono de la First Bap­tist Church of Oca­la. Se es­pe­ra que man­ten­ga el en­fo­que con­ser­va­dor de la Cá­ma­ra en te­mas co­mo el jue­go y la po­lí­ti­ca fis­cal.

El an­ti­guo re­pre­sen­tan­te por Oca­la Den­nis Bax­ley di­jo que Cre­tul pro­vee­rá ‘‘una in­fluen­cia tran­qui­li­za­do­ra en la Cá­ma­ra’’ en es­tos tiem­pos tur­bu­len­tos. ‘‘Es una per­so­na que pue­de me­diar en­tre los in­di­vi­duos y ayu­dar a re­sol­ver los pro­ble­mas. Yo lo lla­ma­ría un re­con­ci­lia­dor y creo que esas cua­li­da­des y su es­ti­lo sen­si­ble y tran­qui­lo le han ga­na­do res­pe­to’’.

El fis­cal es­ta­tal de Ta­llahas­see Wi­lie Meggs es­tá exa­mi­nan­do el an­ti­guo em­pleo de San­som en el co­lle­ge y si vio­ló al­gu­na ley es­ta­tal du­ran­te dis­cu­sio­nes a las que San­som asis­tió pa­ra con­ver­tir al North­west Flo­ri­da Co­lle­ge en una es­cue­la de cua­tro años.

Meggs tam­bién pu­die­ra in­ves­ti­gar la na­tu­ra­le­za de un edi­fi­cio de $6 mi­llo­nes en un ae­ro­puer­to pa­ra el que San­som con­si­guió fon­dos en el 2007. El co­lle­ge di­jo que usa­rá el di­ne­ro pa­ra cons­truir una ins­ta­la­ción de en­tre­na­mien­to de emer­gen­cias, aun­que la ofi­ci­na de Ta­llahas­see del The Mia­mi He­rald/ St. Pe­ters­burg Ti­mes ha plan­tea­do in­te­rro­gan­tes so­bre si el cons­truc­tor y alia­do de San­som, Jay Odom, pla­neó usar­la pa­ra su ope­ra­ción de jets pri­va­dos.

Fuen­tes le­gis­la­ti­vas di­je­ron que otros im­por­tan­tes re­pu­bli­ca­nos le pi­die­ron a San­som el jue­ves por la no­che que re­nun­cia­ra a su car­go di­ri­gen­te. Es pro­ba­ble que San­som man­ten­ga su pues­to co­mo re­pre­sen­tan­te es­ta­tal por Des­tin.

El pri­mer re­pu­bli­cano de la Cá­ma­ra en pe­dir­le pú­bli­ca­men­te a San­som que re­nun­cia­ra fue el re­pu­bli­cano por Mia­mi Rep. J.C. Pla­nas, que le di­jo a la ofi­ci­na de Ta­llahas­see de The Mia­mi He­rald/ St. Pe­ters­burg Ti­mes ayer por la ma­ña­na que San­som te­nía que con­cen­trar­se en mon­tar una de­fen­sa le­gal y no en di­ri­gir la Cá­ma­ra.

Pla­nas di­jo ob­je­tar a la va­ga na­tu­ra­le­za de la ca­si re­nun­cia de San­som. Pla­nas di­jo que no hay na­da en las re­glas de la Cá­ma­ra que es­pe­cí­fi­ca­men­te per­mi­ta la au­sen­cia ex­ten­di­da de su pre­si­den­te. Por otra par­te, na­die sa­be cuán­to va a du­rar la in­ves­ti­ga­ción de San­som así que na­die sa­be cuán­to tiem­po va a es­tar Cre­tul co­mo pre­si­den­te in­te­ri­no.

Co­mo re­sul­ta­do, no es­tá cla­ro quién va a es­tar real­men­te a car­go, di­jo Pla­nas. ¿Con quién van a ne­go­ciar el go­ber­na­dor Char­lie Crist y el pre­si­den­te del Se­na­do, Jeff At­wa­ter? ¿Tra­ba­ja­rá Cre­tul en la ofi­ci­na del pre­si­den­te? ¿ Per­mi­ten las re­glas que un pre­si­den­te tem­po­ral de la Cá­ma­ra es­té a car­go du­ran­te más de un día?

‘‘ ¿ Un pre­si­den­te de la Cá­ma­ra in­te­ri­no? Na­die in­te­ri­no es con­ve­nien­te aho­ra. No se to­ma en se­rio’’, di­jo Pla­nas.

‘‘ Es­to no li­qui­da la his­to­ria’’, di­jo Pla­nas. ‘‘No im­pi­de que us­te­des es­cri­ban ar­tícu­los. No lle­va a un fi­nal fe­liz’’.

Pla­nas di­jo que la con­fe­ren­cia re­pu­bli­ca­na de­be­ría de vo­tar so­bre el re­em­pla­zo de San­som. Pla­nas, que ini­cial­men­te res­pal­dó al re­pre­sen­tan­te por Bra­den­ton Bill Gal­vano cuan­do és­te com­pi­tió con San­som por la pre­si­den­cia de la Cá­ma­ra, di­jo que pu­die­ra acep­tar cual­quier pre­si­den­te que sea elec­to por el cau­cus re­pu­bli­cano.

Otros re­pu­bli­ca­nos de Mia­miDa­de, sin em­bar­go, no es­tu­vie­ron de acuer­do con Pla­nas. El re­pre­sen­tan­te Erik Fre­sen di­jo que la con­fe­ren­cia re­pu­bli­ca­na ya ha­bía de­ci­di­do que Cre­tul era el re­em­pla­zo tem­po­ral de San­som cuan­do vo­tó a su fa­vor co­mo pre­si­den­te pro tem- po­re.

‘‘ Hay una ra­zón pa­ra que el tí­tu­lo exis­ta’, di­jo Fre­sen. ‘‘Ten­go con­fian­za en Larry Cre­tul y creo que es­to nos da la me­jor tran­si­ción sin que ten­ga­mos que pa­sar de una si­tua­ción dra­má­ti­ca a otra’’.,

Juan Za­pa­ta, re­pre­sen­tan­te re­pu­bli­cano por Mia­mi es­tu­vo de acuer­do con que el ac­tual cli­ma eco­nó­mi­co es el peor de los mo­men­tos pa­ra que una com­pe­ten­cia so­bre la pre­si­den­cia di­vi­da a la con­fe­ren­cia re­pu­bli­ca­na en la Cá­ma­ra. Za­pa­ta di­jo, sin em­bar­go, que al­gu­nos le­gis­la­do­res que no iba a nom­brar ya es­ta­ban son­dean­do las aguas.

‘‘Me han sor­pren­di­do des­agra­da­ble­men­te las in­tri­gas, el dra­ma y los ru­mo­res so­bre per­so­nas que es­tán lu­chan­do por el car­go y tra­tan­do de em­pu­jar a otros ba­jo el au­to­bús. Creo que es una ac­ti­tud dig­na de bui­tres’’.

La re­por­te­ra Mary Ellen Klas con­tri­bu­yó con es­te re­por­ta­je. Pue­de con­tac­tar a Marc Caputo en mcapu­[email protected]­miHe­rald.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.