Tres car­gos de ho­mi­ci­dio in­vo­lun­ta­rio a cho­fer

El Nuevo Herald - - De La Portada -

Delrisco, que fue ae­ro­trans­por­ta­do al Cen­tro de Trau­ma­tis­mos Ry­der, del Hos­pi­tal Jack­son Me­mo­rial des­pués del ac­ci­den­te, tu­vo que ser ope­ra­do y es­tu­vo in­gre­sa­do en el cen­tro mé­di­co has­ta ayer por la no­che.

’’ No pue­do co­men­tar so­bre ru­mo­res. Cuan­do vea el in­for­me to­xi­co­ló­gi­co ofi­cial que en­tre­gue la FHP, en­ton­ces po­dré co­men­tar’’, ha­bía di­cho con an­te­rio­ri­dad Abe Koss, abo­ga­do de Delrisco.

Héc­tor Se­rrano es­ta­ba pa­ra­do en una luz ro­ja en South Di­xie High­way y la ca­lle 211 cuan­do Delrisco se pre­ci­pi­tó vio­len­ta­men­te con su au­to con­tra la mi­ni­fur­go­ne­ta don­de Se­rrano via­ja­ba con sus tres hi­jos.

El im­pac­to fue tan fuer­te que des­tro­zó el vehícu­lo y pro­vo­có la muer­te de los tres hi­jos de Se­rrano: Héc­tor, de 10 años, Es­me­ral­da, de 7 años, y Am­ber, de 4 años.

A prin­ci­pios de es­ta se­ma­na, Se­rrano di­jo que Delrisco de­be­ría ‘‘ser res­pon­sa­bi­li­za­do de la tra­ge­dia que pro­vo­có. Ha des­trui­do nues­tra fa­mi­lia’’.

Des­de el 2001, Delrisco ha te­ni­do 26 in­frac­cio­nes de trá- HECTOR SE­RRANO es guia­do has­ta su ca­sa por Bren­da Rohe­na-To­rres tras el ac­ci­den­te. fi­co, en­tre ellas una el año pa­sa­do por con­du­cir en es­ta­do de em­bria­guez (DIU).

Lue­go del DUI, su li­cen­cia fue sus­pen­di­da por seis me­ses.

La mi­tad de las in­frac­cio­nes de Delrisco las co­me­tió mien­tras ma­ne­ja­ba.

Koss su­gi­rió que los fre­nos del Che­vro­let Trail­bla­zer ne­gro que con­du­cía Delrisco tal vez fa­lla­ron, pe­ro di­jo que la in­ves­ti­ga­ción aca­ba­ba de co­men­zar.

Des­de el día del ac­ci­den­te, la co­mu­ni­dad ha ce­rra­do fi­las en torno a la fa­mi­lia Se­rrano.

Só­lo en ho­ras de la ma­ña­na, la es­ta­ción de ra­dio Po­wer 96 ha­bía re­cau­da­do más de $50,000 pa­ra ayu­dar a la fa­mi­lia con los gas­tos de los ser­vi­cios fu­ne­ra­rios. De igual mo­do, los bom­be­ros de Mia­mi-Da­de re­cau­da­ron ayer do­na­cio­nes en el si­tio don­de ocu­rrió el la­men­ta­ble cho­que.

Delrisco, di­vor­cia­do y con dos hi­jos, es pro­pie­ta­rio de una com­pa­ñía de la­bo­ra­to­rio mé­di­co lla­ma­da Mo­bi­le Ul­tra­sounds. Ex cho­fer de ca­mio­nes de ba­su­ra, tie­ne una li­cen­cia co­mer­cial, se­gún in­di­can do­cu­men­tos ofi­cia­les.

do­va­[email protected]­mihe­rald.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.