Jun­ta Es­co­lar vo­ta pa­ra apla­zar au­men­tos

El Nuevo Herald - - Sur De La Florida - KATH­LEEN McGROGY The Mia­mi He­rald

Los em­plea­dos de las es­cue­las pú­bli­cas de Mia­mi-Da­de ten­drán que es­pe­rar un año pa­ra ob­te­ner au­men­tos, y se ve­rán obli­ga­dos a to­mar dos días li­bres sin pa­go, se­gún un plan que re­ci­bió ayer una apro­ba­ción ten­ta­ti­va de la Jun­ta Es­co­lar.

La jun­ta, que se reúne a puer­tas ce­rra­das pa­ra dis­cu­tir sus ne­go­cia­cio­nes con el sin­di­ca­to de maes­tros, vo­tó a fa­vor de pos­po­ner los au­men­tos –que ba­jo el ac­tual con­tra­to ex­pi­ra­ron en ju­lio del año pa­sa­do– has­ta el co­mien­zo del año fis­cal que co­mien­za el 1ro. de ju­lio, le di­je­ron a The Mia­mi He­rald fuen­tes cer­ca­nas a la jun­ta.

Seis de los nue­ve miem­bros vo­ta­ron a fa­vor del plan, y tres se abs­tu­vie­ron.

La reu­nión es­tu­vo exen­ta de las le­yes don­de se dan a co­no­cer los do­cu­men­tos, la cual fue una ex­cep­ción pa­ra las se­sio­nes en las que se dis­cu­te una es­tra­te­gia co­lec­ti­va. Pa­ra el dis­tri­to, la in­ter­pre­ta­ción de las le­yes es­ta­ta­les quie­re de­cir que no se les per­mi­te a los miem­bros de la jun­ta ni a los em­plea­dos dis­cu­tir qué su­ce­de.

Sin em­bar­go, cua­tro per­so­nas con co­no­ci­mien­to de las dis­cu­sio­nes pri­va­das di­je­ron que los miem­bros de la jun­ta de­ci­die­ron que el dis­tri­to no tie­ne su­fi­cien­tes fon­dos en su ac­tual pre­su­pues­to pa­ra au­men­tar­les el sa­la­rio a los em­plea­dos.

En su lu­gar, vo­ta­ron a fa­vor de pa­gar los au­men­tos –y com­pen­sar a los em­plea­dos por los dos días de asue­to– en el pró­xi­mo año fis­cal.

La vo­ta­ción de ayer de la jun­ta no es, sin em­bar­go, de­fi­ni­ti­va. Los miem­bros de la jun­ta de­be­rán ce­le­brar una vo­ta­ción fi­nal en pú­bli­co. Y no es­tán obli­ga­dos a man­te­ner la vo­ta­ción que pre­sen­ten en la se­sión pri­va­da.

La pró­xi­ma reu­nión re­gu­lar de la jun­ta ten­drá lu­gar el 11 de fe­bre­ro.

Ka­ren Aro­no­witz, pre­si­den­te del sin­di­ca­to Uni­ted Tea­chers of Da­de, di­jo que tan­to ella co­mo los miem­bros de la or­ga­ni­za­ción es­ta­rán pre- sen­tes ese día. ‘‘Cual­quier co­sa que de­ci­da la jun­ta a puer­tas ce­rra­das ten­drá que ha­cer­se des­pués en pú­bli­co’’, di­jo Aro­no­witz.

‘‘ Ve­re­mos quién apo­ya a los maes­tros, y quién tie­ne sus prio­ri­da­des a fa­vor de los ni­ños’’.

Las fuen­tes di­je­ron que la reu­nión se ce­le­bró pa­ra dis­cu­tir el plan del su­per­in­ten­den­te Al­ber­to Car­val­ho pa­ra re­cor­tar más de $ 50 mi­llo­nes del Dis­tri­to Es­co­lar a fi­nes del año fis­cal.

El pre­si­den­te de la jun­ta So­lo­mon Stin­son, la vi­ce­pre­si­den­ta Mar­ta Pé­rez, y los miem­bros de la jun­ta Agus­tín Ba­rre­ra, Wil­bert (‘‘Tee’’) Ho­llo­way, Mar­tin Karp y Per­la Ta­ba­res Hant­man apo­ya­ron la pro­po­si­ción.

Por su par­te, los tam­bién miem­bros de la jun­ta Re­nier Díaz de la Portilla, Larry Feld­man y Ana Ri­vas Lo­gan se abs­tu­vie­ron de vo­tar.

John Schus­ter, por­ta­voz del Dis­tri­to Es­co­lar, di­jo que no se le per­mi­tía dis­cu­tir la se­sión eje­cu­ti­va.

Sin em­bar­go, Schus­ter di­jo que la ad­mi­nis­tra­ción es­ta­ba ex­plo­ran­do una for­ma pa­ra li­diar con el re­cor­te de $50 mi­llo­nes al pre­su­pues­to que se re­ci­bió du­ran­te la se­sión es­pe­cial de la Le­gis­la­tu­ra pa­ra en­fren­tar los pro­ble­mas eco­nó­mi­cos del es­ta­do.

‘‘Es­ta­mos bus­can­do for­mas de pro­te­ger a nues­tros em­plea­dos y evi­tar des­pi­dos, es­ta­bi­li­zar nues­tra si­tua­ción eco­nó­mi­ca, y pro­te­ger los pro­gra­mas edu­ca­cio­na­les de nues­tros es­tu­dian­tes’’, di­jo Schus­ter.

Los au­men­tos de sa­la­rio les fue­ron pro­me­ti­dos a los maes­tros co­mo par­te de un con­tra­to de tres años que fir­ma­ron en el 2006.

Es­tos in­cre­men­tos van de $190 a $9,000 por em­plea­do, en fun­ción del desem­pe­ño.

En ju­nio, el ex su­per­in­ten­den­te Rudy Crew di­jo que el dis­tri­to no ha­bía re­ci­bi­do su­fi­cien­te di­ne­ro por par­te del es­ta­do pa­ra pa­gar por los au­men­tos. En­ton­ces, la Jun­ta Es­co­lar vo­tó pa­ra co­men­zar las ne­go­cia­cio­nes con el sin­di­ca­to de maes­tros.

Fun­cio­na­rios del Dis­tri­to y lí­de­res sin­di­ca­les fue­ron a la me­sa de ne­go­cia­cio­nes va­rias ve­ces a prin­ci­pios de ju­lio, pe­ro lue­go de seis in­ten­sas reunio­nes, el sin­di­ca­to de­cla­ró que se tra­ta­ba de un ca­lle­jón sin sa­li­da.

Los maes­tros pro­tes­ta­ron du­ran­te me­ses, pe­ro la cri­sis fi­nan­cie­ra del dis­tri­to em­peo­ró, y el es­ta­do re­cor­tó fon­dos pa­ra la edu­ca­ción.

En una au­dien­cia que se ce­le­bró en di­ciem­bre, fun­cio­na­rios del dis­tri­to de nue­vo in­sis­tie­ron en que no po­dían lle­var a ca­bo los au­men­tos.

Los lí­de­res sin­di­ca­les, en­tre­tan­to, per­ma­ne­cie­ron en su po­si­ción, ar­gu­men­tan­do que ha­bían su­ge­ri­do do­ce­nas de me­di­das pa­ra aho­rrar di­ne­ro.

El jue­ves pa­sa­do, un ma­gis­tra­do es­pe­cial di­jo que el dis­tri­to no de­be­ría fi­nan­ciar los au­men­tos de sa­la­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.