In­ves­ti­gan en Bo­li­via a al­to fun­cio­na­rio por ac­tos de co­rrup­ción

El Nuevo Herald - - America Latina - EFE LA PAZ

pre­si­den­te de la pe­tro-le­ra es­ta­tal bo­li­via­na YPFB, San­tos Ra­mí­rez, que es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por un es­cán­da­lo de co­rrup­ción, des­min­tió ayer su im­pli­ca­ción en el ca­so y ase­gu­ró que tie­ne el res­pal­do del pre­si­den­te Evo Mo­ra­les.

‘‘Te­ne­mos no so­lo el res­pal­do del her­mano pre­si­den­te sino el res­pal­do de to­dos quie­nes cree­mos que hay que le­van­tar a la em­pre­sa’’, di­jo en con­fe­ren­cia de prensa el ti­tu­lar de Ya­ci­mien­tos Pe­tro­lí­fe­ros Fis­ca­les Bo­li­via­nos (YPFB), cer­cano co­la­bo­ra­dor de Mo­ra­les.

Ra­mí­rez, ex pre­si­den­te del Se­na­do, es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do des­pués del es­cán­da­lo des­ta­pa­do es­ta se­ma­na tras el ase­si­na­to de Jorge O’Con­nor D’Ar­lach, re­pre­sen­tan­te en el país de Catler Uni­ser­vi­ce, em­pre­sa que en ju­lio del 2008 fir­mó un con­tra­to con YPFB.

La em­pre­sa a la que re­pre­sen­ta­ba el fa­lle­ci­do tie­ne ope­ra­cio­nes en ser­vi­cios pe­tro­le­ros tam­bién en Ar­gen­ti­na, Bra­sil y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, y en Bo­li­via se hi­zo con la ad­ju­di­ca­ción de la cons­truc­ción de una plan­ta de gas por más de $86 mi­llo­nes.

O’Con­nor mu­rió el miér­co­les en una ca­lle de La Paz con $450,000 en efec­ti­vo que le fue­ron ro­ba­dos por un gru­po de asal­tan­tes cuan­do se dis­po­nía a en­trar a un do­mi­ci­lio que, se­gún al­gu­nas ver­sio­nes pe­rio­dís­ti­cas, per­te­ne­ce a fa­mi­lia­res de la es­po­sa de San­tos Ra­mí­rez.

Los su­pues­tos cri­mi­na­les fue­ron cap­tu­ra­dos en las pa­sa­das ho­ras, al­gu­nos de ellos con par­te del bo­tín, y acu­sa­ron a un co­la­bo­ra­dor cer­cano de O’Con­nor de ser par­te del plan pa­ra asal­tar­lo.

La Fis­ca­lía, el Vi­ce­mi­nis­te­rio de Lu­cha con­tra la Co­rrup­ción y una co­mi­sión del Se­na­do, con­tro­la­do por la opo­si­ción, han abier­to sen­das in­ves­ti­ga­cio­nes pa­ra tra­tar de es­cla­re­cer el ca­so y las hi­po­té­ti­cas im­pli­ca­cio­nes que pu­die­ra te­ner San­tos Ra­mí­rez.

‘‘Pa­ra ser pa­rien­te de San­tos Ra­mí­rez, mí­ni­ma­men­te ten­drían que ha­blar que­chua y fun­da­men­tal­men­te no ma­tar a na­die’’, di­jo el pre­si­den­te de YPFB al tiem­po que in­sis­tió en ‘‘des­men­tir ca­te­gó­ri­ca­men­te’’ cual­quier im­pli­ca­ción por su par­te en el ca­so.

‘‘No sé cuál es el afán pa­ra que­rer im­pli­car a San­tos Ra­mí­rez. Quie­ro des­men­tir ca­te­gó­ri­ca­men­te es­ta in­for­ma­ción que se ha ma­ne­ja­do’’, agre­gó.

El ex se­na­dor di­jo te­ner es­pe­ran­zas de que la co­mi­sión del Se­na­do ‘‘no po­li­ti­ce’’ el asun­to y anun­ció que es­tá dis­pues­to a ‘‘ acla­rar do­cu­men­tal­men­te lo que con­ven­ga’’ y que no va a ‘‘per­mi­tir és­tas ca­lum­nias’’ que le han pre­ten­di­do in­vo­lu­crar.

Ra­mí­rez apun­tó que su re­cien­te ma­tri­mo­nio lo con­tra­jo con su es­po­sa y no con los her­ma­nos de ella, e in­sis­tió en que la res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal en que és­tas per­so­nas pu­die­ran in­cu­rrir es es­tric­ta­men­te per­so­nal.

‘‘No ten­go por qué asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad de otras per­so­nas y peor no sien­do mis pa­rien­tes’’, en­fa­ti­zó.

Ade­más, dio una de­ta­lla­da ex­pli­ca­ción del pro­ce­so de con­tra­ta­ción de Catler y apor­tó do­cu­men­ta­ción que, se­gún él, de­mues­tra la trans­pa­ren­cia del pro­ce­so y que la em­pre­sa no ha es­ta­fa­do a YPFB co­mo han su­ge­ri­do al­gu­nos me­dios bo­li­via­nos.

Se­gún Ra­mí­rez, aun­que en el te­rreno en el que es­ta­rá la plan­ta to­da­vía no se es­tá tra­ba­jan­do, al­gu­nos de los ele­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra esas ins­ta­la­cio­nes de gas ya es­tán sien­do cons­trui­dos en Ar­gen­ti­na y Es­ta­dos Uni­dos.

El se­na­dor Wál­ter Gui­te­ras de la alian­za opo­si­to­ra Po­der De­mo­crá­ti­co y So­cial (Po­de­mos) ase­gu­ró que el ase­si­na­to de O’Con­nor ha des­ta­pa­do que en YPFB se co­bran so­bor­nos a cam­bio de con­tra­tos y que Ra­mí­rez es uno de los prin­ci­pa­les sos­pe­cho­sos en el ca­so. LA PRE­SI­DEN­TA Mi­che­lle Ba­che­let sa­lu­da a los tra­ba­ja­do­ras, ayer, du­ran­te su vi­si­ta a las ins­ta­la­cio­nes de las obras de re­mo­de­la­ción del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal, en la ca­pi­tal chi­le­na, don­de ad­vir­tió so­bre los pe­li­gros del cre­cien­te des­em­pleo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.