Más pro­pie­ta­rios en la Flo­ri­da a pun­to de per­der sus ca­sas

El Nuevo Herald - - Página Delantera - MONICA HAT­CHER mhat­cher@Mia­miHe­rald.com

La de­bi­li­dad de la eco­no­mía y el des­cen­so en los pre­cios de las ca­sas arras­tra­ron a otros 99,000 pres­ta­ta­rios de la Flo­ri­da al em­bar­go hi­po­te­ca­rio en los tres pri­me­ros me­ses del año, lle­van­do el to­tal de hi­po­te­cas en al­gu­na eta­pa de eje­cu­ción a 374,134.

Con 11 por cien­to de sus hi­po­te­cas de ca­sas en li­qui­da­ción, la Flo­ri­da que­dó pri­me­ra en el país en mo­ras y fue el úni­co es­ta­do en los do­bles dí­gi­tos. El ín­di­ce subió apro­xi­ma­da­men­te 2 por cien­to con re­la­ción al úl­ti­mo tri­mestrre, se­gún las ci­fras pu­bli­ca­das ayer por la Aso­cia­ción de Ban­que­ros Hi­po­te­ca­rios (MBA).

El ín­di­ce na­cio­nal era de 3.85 por cien­to, un au­men­to de me­dio pun­to por­cen­tual en com­pa­ra­ción con el tri­mes­tre an­te­rior, que re­pre­sen­tó un má­xi­mo sin pre­ce­den­tes.

En la me­di­da en que las pér­di­das de em­pleo subían y los in­gre­sos ba­ja­ban, más y más per­so­nas se re­tra­sa­ban en el pa­go de sus hi­po­te­cas, y los pro­ble­mas de pa­go han es­ta­do afec­tan­do a un nú­me­ro cre­cien­te de pres­ta­ta­rios de buen cré­di­to con hi­po­te­cas tra­di­cio­na­les.

El ín­di­ce de pa­gos atra­sa­dos 30 días o más era de 10.67 por cien­to en la Flo­ri­da, o al­re­de­dor de 378,000 en­tre unos 3.54 mi­llo­nes de prés­ta­mos.

El ín­di­ce ba­jó li­ge­ra­men­te con re­la­ción al tri­mes­tre an­te­rior pe­ro eso siem­pre su­ce­de a ini­cios del año, di­jo Jay Brink­mann, prin­ci­pal eco­no­mis­ta de la MBA. Na­cio­nal­men­te, el ín­di­ce era de 9.12 por cien­to. La cri­sis de la Flo­ri­da es par­ti­cu­lar­men­te agu­da de­bi­do al ex­tra­or­di­na­rio au­men­to de los va­lo­res in- mo­bi­lia­rios du­ran­te la ex­plo­sión de la vi­vien­da. La gen­te se apre­su­ró a com­prar pro­pie­da­des que, en mu- chos ca­sos, no po­dían per­mi­tir­se. Cuan­do los pre­cios co­lap­sa­ron, los pro­pie­ta­rios se vie­ron atra­pa­dos, in­ca­pa­ces de ven­der o re­fi­nan­ciar. Otros se vie­ron pri­sio­ne­ros de hi­po­te­cas de ta­sa ajus­ta­ble con pa­gos que cre­cían ver­ti­cal­men­te.

Con los pre­cios de las ca­sas de la Flo­ri­da en con­ti­nuo des­cen­so, Brink­man pro­nos­ti­có que los em­bar­gos se­gui­rían au­men­tan­do du­ran­te el res­to del año. Un ex­ce­so de pro­pie­da­des nue­vas ha­ce de la es­ta­bi­li­za­ción de los pre­cios una po­si­bi­li­dad to­da­vía le­ja­na.

‘‘Va a ha­cer fal­ta que la de­man­da se em­pa­te con la ofer­ta só­lo pa­ra de­te­ner la caí­da de los pre­cios. Y, aún así, pu­die­ra no su­bir has­ta po­der atraer com­pra­do­res’’, di­jo Brink­man.

A fi­nes de mar­zo, apro­xi­ma­da­men­te 71 por cien­to de los pro­pie­ta­rios que ha­bían com­pra­do en Mia­mi-Da­de y Bro­ward en los úl­ti­mos cin­co años es­ta­ba ba­jo el agua, o de­bían más de lo que va­lían sus ca­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.