A ‘Ca­ne­lo’ le fal­ta es­te triun­fo

El me­xi­cano ha cons­trui­do una ca­rre­ra no­ta­ble y re­com­pen­sa­da, pe­ro to­da­vía des­co­no­ce el sa­bor a glo­ria

La Opinión de la Bahía - - #DEPORTES #BOXEO - Ricardo Ló­pez Juá­rez

Un re­por­te pu­bli­ca­do es­ta se­ma­na en Mé­xi­co por los dia­rios del Gru­po Re­for­ma in­di­có que Saúl “Ca­ne­lo” Ál­va­rez ha acu­mu­la­do en los pa­sa­dos cua­tro años arri­ba de 100 mi­llo­nes de dó­la­res en ga­nan­cias.

En ver­dad que se ne­ce­si­tan unos se­gun­dos pa­ra po­der asi­mi­lar el im­pac­to de di­cha for­tu­na pa­ra un atle­ta aún jo­ven co­mo lo es Saúl (28 años de edad), quien co­mo la in­men­sa ma­yo­ría de los bo­xea­do­res del mun­do pro­vie­ne de cu­na hu­mil­de.

Por su­pues­to, cuan­do en un de­por­te y ne­go­cio co­mo el boxeo se lle­ga al ni­vel de po­pu­la­ri­dad que go­za hoy el ta­pa­tío, no es ex­tra­ño al­can­zar tan im­pre­sio­nan­tes ci­fras; pa­ra eso se ha­cen bo­xea­do­res: pa­ra pe­lear y tra­tar de sa­lir ade­lan­te en la vi­da, y ul­ti­ma­da­men­te, lo­grar fa­ma y for­tu­na.

Pe­ro no to­do es la fa­ma o la for­tu­na. Hay un ter­cer ele­men­to fun­da­men­tal que un buen pe­lea­dor tam­bién per­si­gue: la glo­ria. Y en el boxeo, eso lla­ma­do “glo­ria” es ga­nar los cam­peo­na­tos mun­dia­les, pe­ro más es­pe­cí­fi­ca­men­te, ga­nar­los con­tra los mejores ri­va­les exis­ten­tes.

La ca­rre­ra de “Ca­ne­lo” no ha es­ta­do exen­ta de cla­ros­cu­ros, ha­bien­do si­do el más im­por­tan­te de ellos el ca­so de sus fa­lli­dos exá­me­nes an­ti­do­pa­je del pa­sa­do fe­bre­ro, los cua­les cau­sa­ron que el com­ba­te de re­van­cha con Gen­nady Go­lov­kin pro­gra­ma­do pa­ra el 5 de ma­yo fue­ra can­ce­la­do y que ape­nas es­te sá­ba­do se lle­ve a ca­bo en Las Ve­gas.

Pe­ro a pe­sar de ese tro­pe­zón, no me­nor, pe­ro de nin­gu­na ma­ne­ra de­vas­ta­dor, “Ca­ne­lo” ha lo­gra­do edi­fi­car una ca­rre­ra mag­ní­fi­ca, en la que pri­me­ro se fue dan­do a co­no­cer y lue­go, tras ga­nar su pri­mer tí­tu­lo mun­dial en 2011 -una co­ro­na cier­ta­men­te mo­des­ta al ven­cer al bri­tá­ni­co Matt­hew Hat­ton en Anaheim-, fue dán­do­le lus­tre po­co a po­co con mejores ac­tua­cio­nes e in­ne­ga­ble desa­rro­llo co­mo pe­lea­dor.

Des­de aquel año, los ri­va­les de Ál­va­rez fue­ron sien­do de ma­yor renombre y di­fi­cul­tad: de los có­mo­dos opo­nen­tes Al­fon­so “Con­ten­der” Gó­mez y Ker­mit Cin­trón, a la pri­me­ra le­yen­da que tu­vo en­fren­te en “Su­gar” Sha­ne Mos­ley en 2012; del abu­so de en­fren­tar a Jo­se­si­to Ló­pez en aque­lla no­che del 15 de sep­tiem­bre de 2012, a qui­tar­le la co­ro­na y su ce­tro al pe­li­gro­so Aus­tin Trout en San An­to­nio an­te 40,000 afi­cio­na­dos en el Ala­mo­do­ne.

Y en­ton­ces, “Ca­ne­lo”, en­go­lo­si­na­do a sus 23 años, fue en bus­ca de la glo­ria en con­tra de Floyd May­weat­her Jr. Le die­ron un bai­le.

La pro­gre­sión si­guió su ca­mino: en 2014 el ta­pa­tío sobrevivió a un acer­ti­jo lla­ma­do Eris­landy La­ra, plei­to del que tu­vo que ha­ber apren­di­do mu­cho, y las lec­cio­nes le per­mi­tie­ron ga­nar la me­jor ba­ta­lla de su ca­rre­ra y, en sí, sa­bo­rear eso de la glo­ria: Mi­guel Cot­to en 2015.

Si al­guien to­da­vía cues­tio­na­ba en­ton­ces las ha­bi­li­da­des o la pre­pa­ra­ción o el ca­rác­ter de Ál­va­rez, esa no­che del 21 de no­viem­bre en el Man­da­lay Bay de Las Ve­gas, los cues­tio­na­mien­tos se eva­po­ra­ron con una ac­tua­ción muy com­ple­ta y sor­pren­den­te, por­que a Cot­to, a pe­sar de su ve­te­ra­nía, no se le iba a de­rro­tar con un es­fuer­zo me­dio­cre, ni con el nom­bre.

No obs­tan­te, era una ba­ta­lla en­tre un gran bo­xea­dor que se en­con­tra­ba com­ple­tan­do su círcu­lo y una es­tre­lla lle­gan­do a su me­jor for­ma, más gran­de y más fuer­te.

Por eso, la ver­da­de­ra glo­ria pa­ra “Ca­ne­lo” Ál­va­rez (49-1-2, 34 KOs), la que ha­rá que su enor­me fa­ma y su cre­cien­te for­tu­na eco­nó­mi­ca ten­gan sen­ti­do, lle­ga­rá si le ga­na al me­jor de to­dos los opo­nen­tes su­yos: Gen­nady Go­lov­kin (38-0-1, 34 KOs).

Es­tu­vo cer­ca el pe­li­rro­jo ha­ce un año; dio una tre­men­da ac­tua­ción, lle­na de re­cur­sos téc­ni­cos y bue­na es­tra­te­gia con­tra un ar­tis­ta del no­caut; el em­pa­te fue po­lé­mi­co, pe­ro jus­to por lo mos­tra­do por am­bos, y pa­ra el me­xi­cano, su gra­dua­ción fi­nal en el ring.

Pe­ro to­da­vía le fal­ta ga­nar­le a “GGG”, quien ha de­fen­di­do su co­ro­na de los me­dia­nos 20 ve­ces se­gui­das.

La glo­ria es­tá al al­can­ce.l

IMAGO7

Por la ca­li­dad de ri­val que es Go­lov­kin (arri­ba), Ca­ne­lo (izq.) pue­de con­sa­grar­se el sá­ba­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.