Las mu­je­res fue­ron las más afec­ta­das

Un es­tu­dio del efec­to del ci­clón en la po­bla­ción fe­me­ni­na de Puer­to Ri­co des­ta­pó hue­llas pro­fun­das

La Opinión de la Bahía - - #HURACÁNMARÍA - El Nue­vo Día SAN JUAN

La vul­ne­ra­bi­li­dad a la que his­tó­ri­ca­men­te han es­ta­do ex­pues­tas las mu­je­res al­can­zó ni­ve­les ex­tre­mos tras el pa­so del hu­ra­cán Ma­ría, al te­ner que asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad de sus ho­ga­res y co­mu­ni­da­des mien­tras in­ten­ta­ban ase­gu­rar su su­per­vi­ven­cia y la de los su­yos.

Así lo con­clu­yó un es­tu­dio de la or­ga­ni­za­ción In­ter-Mu­je­res Puer­to Ri­co que se dio a la ta­rea de co­no­cer -des­de una vi­sión con pers­pec­ti­va de gé­ne­ro- có­mo se afec­tó es­te sec­tor de la po­bla­ción por la cri­sis cau­sa­da por Ma­ría.

“Las mu­je­res re­sul­ta­ron par­ti­cu­lar­men­te afec­ta­das tras el hu­ra­cán Ma­ría. Aún se les asig­nan la res­pon­sa­bi­li­dad del cui­da­do de la ni­ñez, de las per­so­nas ma­yo­res de edad y las que su­fren con­di­cio­nes de sa­lud. An­te el cua­dro de es­ca­sez de­ja­do por el hu­ra­cán, es­tas ta­reas re­sul­ta­ron su­ma­men­te com­pli­ca­das”, in­di­có la pro­fe­so­ra Est­her Vi­cen­te de In­ter-Mu­je­res.

Fue en ellas en quie­nes -tras la de­vas­ta­ción de­ja­da aquel 20 de sep­tiem­bre- tam­bién re­ca­yó el di­se­ño de es­tra­te­gias pa­ra ase­gu­rar el ac­ce­so a los ser­vi­cios de sa­lud, agua y ali­men­tos en sus co­mu­ni­da­des.

“Mu­chas de las par­ti­ci­pan­tes que te­nían tra­ba­jo a tiem­po com­ple­to, fue­ran es­tos for­ma­les o in­for­ma­les, los per­die­ron o su­frie­ron una re­duc­ción en la jor­na­da. La ca­te­go­ría de amas de ca­sa o des­em­plea­das au­men­tó con­si­de­ra­ble­men­te des­pués del hu­ra­cán”, di­jo la abo­ga­da Ma­ri­lucy Gon­zá­lez.

El aná­li­sis uti­li­zó el gru­po fo­cal co­mo es­tra­te­gia de in­ves­ti­ga­ción cua­li­ta­ti­va. En to­tal, par­ti­ci­pa­ron 45 mu­je­res en­tre los 26 y 75 años, re­si­den­tes de co­mu­ni­da­des que su­frie­ron de for­ma se­ve­ra el em­ba­te del hu­ra­cán. Al­gu­nas vi­vían en la zo­na me­tro­po­li­ta­na y otras en co­mu­ni­da­des ru­ra­les.

Tam­bién, se hi­zo un gru­po fo­cal con mu­je­res do­mi­ni­ca­nas, en el que que­dó al des­cu­bier­to la mar­gi­na­ción que su­frió es­te sec­tor al que se le ne­ga­ron ayu­das bá­si­cas por su es­ta­tus mi­gra­to­rio.

An­tes del hu­ra­cán, la si­tua­ción de por sí ya era crí­ti­ca pa­ra las mu­je­res an­te una dé­ca­da de re­ce­sión eco­nó­mi­ca y la im­po­si­ción de me­di­das de aus­te­ri­dad a ni­vel gu­ber­na­men­tal. El 46% de la po­bla­ción sub­sis­tía con in­gre­sos ba­jo los ni­ve­les de po­bre­za, se­gún la ofi­ci­na del Cen­so. De es­te gru­po, el 61.7% eran je­fas de fa­mi­lia.

En la zo­na rural, en­fren­ta­ron ais­la­mien­to y es­ca­sez de al­ber­gue, es­pe­cí­fi­ca­men­te. Mien­tras, en to­dos los gru­pos fo­ca­les se re­la­ta­ron in­ci­den­tes de sui­ci­dios de hom­bres, ma­yor­men­te jó­ve­nes.

El es­tu­dio, igual­men­te, re­ve­ló que muy po­cas acu­die­ron a los re­fu­gios ha­bi­li­ta­dos por el go­bierno, lo que se le pue­de atri­buir a la fal­ta de ex­pe­rien­cia con hu­ra­ca­nes de es­ta mag­ni­tud, con­clu­ye­ron las in­ves­ti­ga­do­ras.

La res­pues­ta

La doc­to­ra Ma­ría Dolores Fer­nós, ex­pro­cu­ra­do­ra de las Mu­je­res, in­di­có que los re­la­tos des­cri­bie­ron go­bier­nos au­sen­tes du­ran­te las pri­me­ras se­ma­nas o una res­pues­ta “trá­gi­ca­men­te inade­cua­da”.

Mien­tras, por par­te de la Agen­cia Federal pa­ra el Ma­ne­jo de Emer­gen­cias(FEMA) -de acuer­do con los tes­ti­mo­nios­se re­ci­bie­ron “ins­truc­cio­nes con­tra­dic­to­rias, in­sen­si­bi­li­dad en el tra­to y exi­gen­cias one­ro­sas fue­ra de la re­gla­men­ta­ción federal vi­gen­te”.

Tal y co­mo han evi­den­cia­do otros es­tu­dios, fue el ter­cer sec­tor -mu­chas ve­ces li­de­ra­do por mu­je­res- el que pro­ve­yó esa pri­me­ra res­pues­ta gra­cias a la ayu­da de fun­da­cio­nes y miem­bros de la diás­po­ra.

Exi­gen in­clu­sión

A un año del hu­ra­cán y tras el anun­cio del go­bierno de la con­fec­ción de un plan de emer­gen­cias, Fer­nós des­ta­có la in­clu­sión de las vo­ces de las mu­je­res en el do­cu­men­to.

“La pers­pec­ti­va de las mu­je­res, tan­to co­mo sus ne­ce­si­da­des pa­ra in­te­grar­se equi­ta­ti­va­men­te al mun­do so­cial, la­bo­ral y eco­nó­mi­co, no pue­de ex­cluir­se de es­tos pla­nes y pro­yec­tos”, sub­ra­yó Fer­nós.

COR­TE­SÍA: JO­SÉ RO­SA­RIO

En las mu­je­res re­ca­yó la res­pon­sa­bi­li­dad de ase­gu­rar el ac­ce­so a los ser­vi­cios de sa­lud, agua y ali­men­tos en sus co­mu­ni­da­des.

JO­SÉ RO­SA­RIO

Las per­so­nas ma­yo­res de edad y las que pa­de­cen pro­ble­mas de sa­lud fue­ron las más vul­ne­ra­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.