Pier­de Mé­xi­co

Su fut­bol vuel­ve a es­tar fren­te a un fla­ge­lo que no ha po­di­do erra­di­car en un país en el que los he­chos vio­len­tos cre­cen día a día y en­cuen­tran en el ba­lom­pié un es­pe­jo en el que se re­fle­ja

La Opinión de la Bahía - - #DEPORTES #FUTBOL -

pa­ra dar­le una so­lu­ción.

Des­pués de los he­chos en Mon­te­rrey, que no ame­ri­ta­ron que fue­ra sus­pen­di­do el par­ti­do que ter­mi­nó con em­pa­te sin go­les en el cam­po de los Ti­gres, se anun­cia­ron ac­cio­nes coor­di­na­das en­tre los equi­pos, las au­to­ri­da­des lo­ca­les y de la li­ga pa­ra la en­ti­dad en bus­ca de evi­tar que se vuel­van a pre­sen­tar en­fren­ta­mien­tos.

Las me­di­das son as­pi­ri­nas pa­ra un mal que car­co­me co­mo un cán­cer en fa­se ter­mi­nal. Ideas co­mo la cre­den­cia­li­za­ción de los in­te­gran­tes de ba­rras y evi­tar el ac­ce­so a las po­rras vi­si­tan­tes, así co­mo di­si­par las caravanas de se­gui­do­res, son al­gu­nas de las ideas anun­cia­das, que vuel­ven a ser in­su­fi­cien­tes cuan­do una per­so­na man­tie­ne una con­di­ción crí­ti­ca y no se ha ejer­ci­do nin­gu­na ac­ción pu­ni­ti­va con­tra los que hi­cie­ron lo gol­pea­ron y de­ja­ron se­mi­des­nu­do ti­ra­do en la ca­lle.

Mu­chos sec­to­res de afi­cio­na­dos ha­cen del fút­bol un me­dio pa­ra pro­yec­tar su vio­len­cia, una his­to­ria re­cu­rren­te y que en Mé­xi­co en­cuen­tra nue­vos ca­pí­tu­los. El 17 de fe­bre­ro del año pa­sa­do se dio un en­fren­ta­mien­to en­tre los afi­cio­na­dos de Ti­gres en el Es­ta­dio Luis “Pi­ra­ta” Fuen­te con se­gui­do­res de Ve­ra­cruz.

El cho­que en­tre los se­gui­do­res trascendió al gra­do de que el en­tre­na­dor Ri­car­do Fe­rret­ti y el arie­te ga­lo An­dré-Pie­rre Gig­nac se acer­ca­ron a la zo­na de las gra­das don­de los fa­ná­ti­cos se es­ta­ban gol­pean­do y con gri­tos pe­dían a la po­li­cía que con­tu­vie­ra los en­fren­ta­mien­tos.

Las san­cio­nes de la Li­gaMX vol­vie­ron a ser tí­mi­das con­tra los an­fi­trio­nes con el ve­to de su es­ta­dio, de­jan­do la­ten­te un nue­vo bro­te de vio­len­cia en al­gu­na de las pla­zas del

GETTY IMA­GES

Des­de ha­ce años se ha pe­di­do la des­apa­ri­ción de las ba­rras, pe­ro los clu­bes han he­cho oí­dos sor­dos.

GETTY IMA­GES

Afi­cio­na­dos de Ra­ya­dos son cus­to­dia­dos por po­li­cías de Nue­vo León.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.