El pri­mer ba­ño del re­cién na­ci­do

Con­se­jos pa­ra cui­dar la piel de los be­bés

La Opinión - - PARAN TI FAMILIA - Li­seth Pérez-Almeida

La piel de los in­fan­tes es en­tre 40 y 60 por cien­to más fina que la de un adul­to, por lo que pier­de más lí­qui­do y se irri­ta con ma­yor fa­ci­li­dad. Y al­go tan sim­ple co­mo el ba­ño del be­bé pue­de mar­car una gran di­fe­ren­cia en su sa­lud ge­ne­ral.

“La piel es el or­gano más gran­de del cuer­po y es la ba­rre­ra de de­fen­sa con­tra las pri­me­ras in­fec­cio­nes”, ex­pli­ca el Dr. Al­ber­to Andrés Cot­ton, pe­dia­tra his­pano de la mar­ca John­son’s, con 20 años de ex­pe­rien­cia y miem­bro de la Aca­de­mia Ame­ri­ca­na de Pe­dia­tría.

Las zo­nas más co­mu­nes de irri­ta­ción, de­ta­lla el Dr. Cot­ton, es el área del pa­ñal, la del cue­llo o las axi­las, en los be­bés más gor­di­tos.

“Pa­ra eso re­co­mien­do más hu­mec­ta­ción oral y el uso de cre­mas hu­mec­tan­tes, que ha­cen que se re­duz­ca la irri­ta­ción”, se­ña­la.

To­man­do en cuen­ta las ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cia­les de la piel de los re­cién na­ci­dos, y pa­ra man­te­ner­la sa­na, el es­pe­cia­lis­ta com­par­tió unos tips im­por­tan­tes:

las ma­más la­ti­nas le pre­gun­ta­mos cuán­tas ve­ces ba­ñan a los ni­ños y di­cen que to­dos los días, sin em­bar­go la Aca­de­mia Ame­ri­ca­na de Pe­dia­tría re­co­mien­da que hay que ba­ñar­los un día si y un día no, por­que el ba­ño se­gui­do ha­ce que la piel del be­bé se re­se­que”.

agua tie­ne que ser tem­pla­da, más fría que ca­lien­te. El be­bé y no de­jar­lo nun­ca so­lo en la ba­ñe­ra. “Los pro­duc­tos nue­vos de John­son, por ejem­plo, es­tán aho­ra di­se­ña­dos pa­ra que las ma­más pue­dan aga­rrar el ja­bón o la lo­ción con una so­la mano, y con la otra sos­te­ner al re­cién na­ci­do”.

par­te ex­ter­na de la hi­dra­ta­ción tam­bién es muy im­por­tan­te. “El be­bé de­be es­tar siem­pre to­man­do lí­qui­do, a tra­vés del pe­cho de la ma­dre o del bi­be­rón”.

par­te del cui­da­do dia­rio, hay que cor­tar bien las uñas del be­bé. “No re­co­men­da­mos cor­tar­las los tres pri­me­ros me­ses sino man­te­ner­las lim­pias y ba­ji­tas con una li­ma. Las ti­je­ras pue­den ha­cer­le da­ño a la cu­tí­cu­la y cau­sar una in­fec­ción”.

pro­duc­tos hi­dra­tan­tes es­pe­cia­les pa­ra el be­bé. “Yo re­co­mien­do apli­car­los dan­do un ma­sa­je, por­que eso ayu­da a la re­la­ción con­tac­to de la ma­dre o pa­dre, piel a piel, con el in­fan­te”.

“Y al­go que ten­go que re­cor­dar­les a los pa­dres de hoy en día es no usar tec­no­lo­gía en esos mo­men­tos. De­jar la ta­ble­ta, la compu­tado­ra o el ce­lu­lar a un la­do, pri­me­ro por­que ese mo­men­to es im­por­tan­te pa­ra el desa­rro­llo del be­bé y, por otro la­do, hay que evi­tar cual­quier ti­po de dis­trac­ción por­que un be­bé se pue­de aho­gar en 20 cen­tí­me­tros de agua, por lo que cual­quier dis­trac­ción pue­de ser muy pe­li­gro­sa”, fi­na­li­za el ex­per­to.l

/SHUT­TERS­TOCK

La sa­lud de tu hi­jo de­pen­de de los pe­que­ños cui­da­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.