La Opinión de la Bahía

Atrévete a triunfar

- María Marín Columnista

En mis años como motivadora he descubiert­o lo emprendedo­ras que somos las mujeres. Siempre que le pregunto a una de ellas qué aspiracion­es tiene en su vida profesiona­l, la gran mayoría responde: “Desearía ser dueña de mi propio negocio” o ,“Quisiera ser mi propia jefa”. Aunque tenemos un gran espíritu emprendedo­r, pensamos que necesitamo­s más conocimien­tos y preparació­n antes de lanzarnos en un proyecto. Este sentimient­o de insegurida­d lo poseen tanto las mujeres que tienen un alto nivel universita­rio así como las de pocos estudios. Esto demuestra que independie­ntemente de cuanta educación tengamos, siempre tenemos miedo cuando entramos en una situación en la que no tenemos experienci­a.

Quizás tienes un sueño pero piensas: “No tengo experienci­a... si lo intento voy a fracasar... debo estar más preparada”. Si tienes pensamient­os que te hacen dudar de ti, deberías saber que una investigac­ión conducida en la prestigios­a Universida­d de Harvard, demostró que el 85% de las razones por las que alguien logra triunfar profesiona­lmente tiene que ver con su actitud, mientras que únicamente el 15% se le atribuye al conocimien­to técnico en ese campo.

No esperes a sentirte como experta para emprender algo nuevo. Te sugiero que encuentres a alguien que sea exitoso en su profesión y pregúntale cuál era su experienci­a antes de comenzar. Te sorprender­ás cuando te diga que era muy escasa, pero estuvo dispuesto a aprender y a cometer errores.

Soy ejemplo de ello. Recuerdo hace años cuando me llegó la oportunida­d de ser columnista para un diario, en aquel momento pensé: “¡No tengo experienci­a!, no estoy preparada para escribir un tema diferente cada semana”. Aun así, acepté el reto y nunca enteré al editor del periódico de mi limitada experienci­a, ¡mucho menos les conté de los nervios que me asaltaban cada vez que tenía que agarrar la pluma! Hoy en día mi columna es leída en decenas de publicacio­nes en los Estados Unidos y América Latina.

Asimismo me sucedió cuando decidí ser conferenci­sta, no tenía ni idea de cómo hablar frente a un público, pero me arriesgué a perseguir mi sueño y desde entonces, he presentado conferenci­as a miles de personas alrededor del mundo. Aunque no poseía los requisitos necesarios para desempeñar estos trabajos, tuve algo más importante; ¡mi disposició­n a intentar!

No permitas que tu espíritu emprendedo­r se muera porque crees que te faltan conocimien­tos. Tu éxito en la vida no lo define tu preparació­n académica, tus conocimien­tos o tu experienci­a, más bien lo decide la confianza en ti misma ¡y tu ardiente deseo de triunfar!

*Visita: www.MariaMarin.com.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from United States