His­pa­nas po­de­ro­sas

La lle­ga­da de Uri­be y Gó­mez Cor­de­ro a la Co­mi­sión de Oran­ge fue re­sul­ta­do de un lar­go es­fuer­zo y pro­me­te cam­bios be­né­fi­cos

La Prensa - Orlando - - PORTADA - Ro­xa­na de la Ri­va

El ca­mino fue lar­go y la lu­cha cons­tan­te pa­ra te­ner re­pre­sen­ta­ción his­pa­na en la Co­mi­sión del Con­da­do de Oran­ge. Mien­tras la po­bla­ción la­ti­na cre­cía a pa­sos ace­le­ra­dos has­ta lle­gar a un 30% de una po­bla­ción de 1.2 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes en 2016, en ese mis­mo año so­lo fue ele­gi­da Emily Bo­ni­lla, de ori­gen puer­to­rri­que­ño, co­mo co­mi­sio­na­da. Pe­ro es­te 4 de di­ciem­bre se­rá his­tó­ri­co cuan­do dos his­pa­nas –May­ra Uri­be, de ori­gen co­lom­biano y ar­gen­tino, y Maribel Gó­mez Cor­de­ro, puer­to­rri­que­ña– ju­ra­men­ten y to­men po­se­sión del car­go de co­mi­sio­na­das por los Dis­tri­tos 3 y 4 res­pec­ti­va­men­te.

“Que­re­mos en­viar un men­sa­je de que no­so­tros tam­bién so­mos per­so­nas que te­ne­mos cla­se. Ve­ni­mos de dis­tin­tos si­tios co­mo Puer­to Ri­co, Mé­xi­co, Cu­ba, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Ve­ne­zue­la y Co­lom­bia pe­ro no que­re­mos que nos mi­ren co­mo ciu­da­da­nos de se­gun­da cla­se”, ase­gu­ró Ka­ren Díaz de Suá­rez, ac­ti­vis­ta po­lí­ti­ca que apo­yó la cam­pa­ña de Gó­mez Cor­de­ro y que es­tá pi­dien­do a los se­gui­do­res de la co­mi­sio­na­da re­cién elec­ta que va­yan ves­ti­dos con sus me­jo­res ga­las: las mu­je­res de ne­gro y los hom­bres de ga­bán ne­gro y ca­mi­sa blan­ca. “No­so­tros no es­ta­mos aquí pa­ra ser­vir la me­sa, es­ta­mos aquí pa­ra sen­tar­nos en la me­sa. Ese es el men­sa­je cla­ro”.

To­tal­men­te re­com­pues­ta, la Co­mi­sión del Con­da­do de Oran­ge con­ta­rá con seis miem­bros: Jerry De­mings se­rá el nue­vo al­cal­de y el pri­mer afro­ame­ri­cano en el pues­to; Ch­ris­ti­ne Moo­re, ele­gi­da en el Dis­tri­to 1; Uri­be y Gó­mez Cor­de­ro, las nue­vas his­pa­nas que se unen a Bo­ni­lla, y quie­nes jun­to a Vic­to­ria P. Si­plin, que em­pe­za­rá su se­gun­do man­da­to, ten­drán que lle­gar a acuer­dos pa­ra ma­ne­jar un pre­su­pues­to mul­ti­mi­llo­na­rio.

Y es­te pre­su­pues­to es muy im­por­tan­te pa­ra los his­pa­nos, se­gún ex­pli­có Zo­rai­da Ríos-An­dino, quien en 2011 de­man­dó a la Co­mi­sión del Con­da­do de Oran­ge pa­ra que se tra­za­ra un dis­tri­to de ma­yo­ría his­pa­na. Ella ex­pli­có que el Con­da­do de Oran­ge ma­ne­ja un pre­su­pues­to que se tra­du­ce en tra­ba­jos, ser­vi­cios so­cia­les, con­tra­tos y aho­ra se tie­ne una re­pre­sen­ta­ción que es­ta­rá lu­chan­do pa­ra que eso lle­gue, es­pe­cial­men­te en la co­mu­ni­dad his­pa­na que ha si­do por tan­to tiem­po ol­vi­da­da.

“Una de las co­sas muy im­por­tan­tes fue el re­di­se­ño de dis­tri­tos. No se pue­de ol­vi­dar eso, por­que en 2011 es­tu­vi­mos lu­chan­do por un dis­tri­to de ma­yo­ría his­pa­na, pe­ro los co­mi­sio­na­dos hi­cie­ron los dis­tri­tos 3 y 4 con un 42% y 44% de his­pa­nos res­pec­ti­va­men­te. Ellos no es­pe­ra­ban ni pen­sa­ron que el pue­blo iba a cre­cer tan rá­pi­do, o sea que pen­sa­ban que iban a du­rar más tiem­po do­mi­na­dos por los blan­cos”, re­cor­dó la ac­ti­vis­ta.

Y es que Ríos-An­dino re­cuer­da que des­pués del re­di­se­ño de dis­tri­tos las elec­cio­nes si­guien­tes fue­ron pa­ra los can­di­da­tos his­pa­nos un “desas­tre”, pues no so­lo per­die­ron sino que las pér­di­das fue­ron las peo­res en la his­to­ria de los his­pa­nos. “Les sa­lió co­mo que­rían a los que es­ta­ban di­se­ñan­do esos dis­tri­tos, por­que a ellos les con­vie­ne te­ner el po­der con­cen­tra­do en cier­tas per­so­nas, pe­ro no con­ta­ron en la can­ti­dad de bo­ri­cuas que se han mu­da­do pa­ra acá. En el dis­tri­to don­de yo es­toy, Maribel lo­gró con­se­guir apo­yo de de­mó­cra­tas, re­pu­bli­ca­nos e in­de­pen­dien­tes, esa era una ca­rre­ra no par­ti­dis­ta y vie­ron en ella una po­si­bi­li­dad de te­ner re­pre­sen­ta­ción”, ase­gu­ró la puer­to­rri­que­ña.

Di­jo que se­rá muy im­por­tan­te que des­pués del Cen­so de 2020 se em­pie­ce a pen­sar có­mo se va tra­ba­jar con el re­di­se­ño de dis­tri­tos, te­nien­do a las co­mi­sio­na­das his­pa­nas ve­lan­do por las per­so­nas que pon­drán en el Co­mi­té Ase­sor pa­ra el Re­di­se­ño de Dis­tri­tos (RAC, si­glas en in­glés) pa­ra im­pul­sar los in­tere­ses de los la­ti­nos. Ríos-An­dino re­cuer­da que en 2010 la co­mi­sión nom­bró a 15 miem­bros de los cua­les tres eran his­pa­nos pe­ro nin­guno era puer­to­rri­que­ño, a pe­sar “que éra­mos un cuar­to de la po­bla­ción y te­ne­mos 100 años sien­do ciu­da­da­nos de es­te país y no nos to­ma­ron en cuen­ta”, in­di­có.

Ant­hony Suá­rez, abo­ga­do y ac­ti­vis­ta co­mu­ni­ta­rio, di­jo que hay per­so­nas que quie­ren mi­ni­mi­zar el po­der del vo­to his­pano cuan­do di­cen que los puer­to­rri­que­ños no sa­lie­ron a vo­tar o vo­tan me­nos que otros his­pa­nos. “El puer­to­rri­que­ño sa­lió y la mues­tra es que ga­nó Maribel con­tra to­dos los pro­nós­ti­cos. Tam­bién ga­nó Johan­na Ló­pez un pues­to en la Jun­ta Es­co­lar. ¿Có­mo es po­si­ble que per­so­nas di­gan que los puer­to­rri­que­ños no sa­lie­ron a vo­tar? Es un in­ten­to de mi­ni­mi­zar la fuer­za que se ha crea­do en es­tos años”, afir­mó el li­ti­gan­te.

Suá­rez ga­nó en 1999 el pues­to de re­pre­sen­tan­te es­ta­tal. Él era el úni­co puer­to­rri­que­ño con un car­go elec­to en to­do el es­ta­do de Flo­ri­da y di­ce que aho­ra hay seis re­pre­sen­tan­tes lo­ca­les, un se­na­dor es­ta­tal, un con­gre­sis­ta Ff­de­ral, se han ele­gi­do co­mi­sio­na­dos en la ciu­dad y aho­ra el con­da­do ten­drá tres his­pa­nas. “No me di­gan que es­to no es un cre­ci­mien­to es­pec­ta­cu­lar”, re­vi­ró Suá­rez.

Re­cor­dó que años atrás se de­ba­tió en la Co­mi­sión del Con­da­do de Oran­ge có­mo di­vi­dir las lí­neas pa­ra crear un dis­tri­to his­pano y ha­bía un “tira y ja­la”. Al­gu­nos que­rían te­ner un dis­tri­to su­per­po­bla­do con his­pa­nos, pe­ro la Co­mi­sión de­ci­dió di­vi­dir la co­mu­ni­dad his­pa­na en los Dis­tri­tos 3 y 4 con un 40% ca­da uno, pre­ten­dien­do de­te­ner el desa­rro­llo de los his­pa­nos, “pe­ro les sa­lió el ti­ro pa­ra la cu­la­ta”.

Tri­ni Qui­roz, ac­ti­vis­ta co­mu­ni­ta­ria ori­gi­na­ria de Ecua­dor con más de 30 años vi­vien­do en Or­lan­do, re­cuer­da que un gru­po de per­so­nas se dio cuen­ta que era di­fí­cil, sino im­po­si­ble, ele­gir a un his­pano. “Nues­tra co­mu­ni­dad, que ya ha­bía cre­ci­do en 2010, hi­ci­mos lo po­si­ble por arre­glar el ma­pa de re­dis­tri­bu­ción de dis­tri­tos, pe­ro pú­bli­ca­men­te los di­se­ña­do­res de­cían que no iban a per­mi­tir ha­cer ‘little coun­tries’ pa­ra his­pa­nos. Se­gui­mos has­ta que ter­mi­nó el re­di­se­ño y aun­que sa­li­mos de­rro­ta­dos de una de­man­da, por­que una jue­za fe­de­ral ra­cis­ta no nos qui­so oír y ter­mi­nó nues­tra de­man­da de un dis­tri­to de ma­yo­ría his­pa­na, nos que­da­mos frus­tra­dos con dos dis­tri­tos que nun­ca creí­mos que íba­mos a ga­nar”, re­cor­dó Qui­roz.

Agre­gó que con fe se pu­sie­ron a tra­ba­jar ella y Gó­mez Cor­de­ro en el Dis­tri­to 4. Lla­ma­ron a mu­chas per­so­nas, em­pe­za­ron a mo­ni­to­rear las can­ti­da­des de per­so­nas que ha­bía en el dis­tri­to. Se die­ron cuen­ta de que la co­mu­ni­dad his­pa­na ha­bía cre­ci­do an­tes de que su­ce­die­ra el éxo­do de puer­to­rri­que­ños por el hu­ra­cán Ma­ría, has­ta lle­gar a ca­si 40%. Qui­roz tam­bién ayu­dó con la cam­pa­ña en el Dis­tri­to 3 cuan­do se postuló May­ra Uri­be. Tra­ba­jó con las dos can­di­da­tas.

Qui­roz re­cor­dó que ha­bía can­di­da­tos que ha­bla­ban mal de May­ra por ser la­ti­na, “eran re­pu­bli­ca­nos por­que ellos me­nos­pre­cian a las per­so­nas de ori­gen his­pano, no les im­por­tó que May­ra es na­ci­da aquí. Tan­to Maribel co­mo May­ra son de ori­gen his­pano pe­ro tie­nen la su­fi­cien­te edu­ca­ción y ca­pa­ci­dad pa­ra sa­ber que son re­pre­sen­tan­tes de to­do el dis­tri­to sin im­por­tar la ra­za por­que no­so­tros no so­mos ra­cis­tas”, se­ña­ló.

Ase­gu­ró que la Co­mi­sión de­be bus­car con­sen­so por­que to­dos los dis­tri­tos pa­de­cen la mis­ma en­fer­me­dad –per­so­nas in­di­gen­tes, sin ho­gar, fal­ta de em­pleos bien pa­ga­dos pa­ra los jó­ve­nes– y se re­quie­re ca­bil­deo pa­ra au­men­tar el sa­la­rio a $15 la ho­ra y me­jo­rar el trans­por­te pú­bli­co.

Qui­roz agre­gó que en el con­da­do hay mu­chas per­so­nas sin ho­gar y mu­je­res con sus hi­jos que deam­bu­lan por las ca­lles. “Es­ta es una si­tua­ción que se ha sa­li­do fue­ra de lo nor­mal y es­pe­ro que tan pron­to las co­mi­sio­na­das sean ju­ra­men­ta­das, bus­quen con­sen­so y se ha­ga al­go tan­gi­ble pa­ra es­tas per­so­nas que su­fren”.

Al fi­nal, to­dos coin­ci­die­ron que a Gó­mez Cor­de­ro y a Uri­be les to­ca dar un men­sa­je de uni­dad “por­que los re­pu­bli­ca­nos que se unie­ron de­trás de la cam­pa­ña de su con­trin­can­te tie­nen mie­do que aho­ra sean una mi­no­ría, y aho­ra tam­bién tie­nen que pro­bar que pue­de tra­ba­jar pa­ra los que no vo­ta­ron por ellas”, con­clu­yó Suá­rez.

El go­bierno del Con­da­do de Oran­ge in­for­mó que la ce­re­mo­nia de ju­ra­men­ta­ción de Jerry De­mings, al­cal­de elec­to del Con­da­do de Oran­ge, de las co­mi­sio­na­das Moo­re, Uri­be y Gó­mez Cor­de­ro, de los dis­tri­tos 2, 3 y 4 res­pec­ti­va­men­te, así co­mo de Vic­to­ria P. Si­plin, del Dis­tri­to 6 que fue re­ele­gi­da pa­ra su se­gun­do man­da­to, es abier­ta y gra­tui­ta pa­ra to­do el pú­bli­co. La ju­ra­men­ta­ción se­rá el 4 de di­ciem­bre a las 10:30 am en el North Con­cour­se del Cen­tro de Con­ven­cio­nes del Con­da­do de Oran­ge.l

FO­TOS: RO­XA­NA DE LA RI­VA / LA PREN­SA

May­ra Uri­be, nue­va co­mi­sio­na­da del Con­da­do de Oran­ge.

Maribel Gó­mez Cor­de­ro tam­bién fue elec­ta co­mi­sio­na­da del Con­da­do de Oran­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.