EXA­MEN DE MÉ­DI­CO IN­DE­PEN­DIEN­TE

La Prensa - Orlando - - #OPINIÓN #COLUMNASINVITADAS - Matt­hew Pardy y Eduar­do Ro­drí­guez ABO­GA­DOS

En ac­ci­den­tes de au­to, un exa­men de mé­di­co in­de­pen­dien­te (IME por sus si­glas en in­glés) es un exa­men que usa la com­pa­ñía de se­gu­ros pa­ra que un mé­di­co es­co­gi­do por ella exa­mi­ne a cual­quier per­so­na cu­bier­ta por su pó­li­za de be­ne­fi­cios de pro­tec­ción con­tra le­sio­nes per­so­na­les (PIP – la co­ber­tu­ra sin cul­pa). El pro­pó­si­to de es­te exa­men es “de­ter­mi­nar” si una per­so­na ne­ce­si­ta tra­ta­mien­to adi­cio­nal.

La com­pa­ñía de se­gu­ros tie­ne el de­re­cho de so­li­ci­tar un IME en cual­quier mo­men­to, y la par­te le­sio­na­da de­be asis­tir a un IME pro­gra­ma­do. Sin una ex­cu­sa ra­zo­na­ble pa­ra no asis­tir, la com­pa­ñía de se­gu­ros pue­de cor­tar los be­ne­fi­cios de las par­tes le­sio­na­das, así que es im­por­tan­te asis­tir a una de las fe­chas ele­gi­das o re­pro­gra­mar y asis­tir.

¿Qué pa­sa en un IME? En esen­cia, la com­pa­ñía de se­gu­ros con­tra­ta a un mé­di­co o le pa­ga a un pro­vee­dor que lue­go con­tra­ta­rá al mé­di­co pa­ra que bá­si­ca­men­te le di­ga que la par­te le­sio­na­da ya no ne­ce­si­ta tra­ta­mien­to y, por lo tan­to, le per­mi­te a la com­pa­ñía de se­gu­ros sus­pen­der los be­ne­fi­cios. Es­tos mé­di­cos son pa­ra ha­cer una de­ter­mi­na­ción po­si­ti­va pa­ra su clien­te, la com­pa­ñía de se­gu­ros. Pue­de apos­tar que no im­por­ta qué ali­men­tos o que­jas ten­gan las per­so­nas le­sio­na­das, el mé­di­co di­rá que la per­so­na le­sio­na­da ya no ne­ce­si­ta tra­ta­mien­to. De he­cho, la ma­yo­ría de los mé­di­cos de IME tie­nen ca­si los mis­mos in­for­mes es­cri­tos pa­ra ca­da par­te le­sio­na­da y un exa­men muy li­ge­ro que ge­ne­ral­men­te no in­clu­ye más que al­gu­nas pre­gun­tas y prue­bas de mo­vi­mien­to bre­ves. La ma­yo­ría de los ca­sos de IME, si se per­si­guen, re­sul­ta­rán en un re­sul­ta­do fa­vo­ra­ble pa­ra la par­te le­sio­na­da y no es más que una tác­ti­ca de es­pan­tar a un re­cla­man­te por par­te de la com­pa­ñía de se­gu­ros.

No de­ja que una com­pa­ñía de se­gu­ros tra­ta de in­ti­mi­dar­le. Ha­ble con su abo­ga­do pa­ra co­no­cer có­mo fun­cio­na el pro­ce­so y cuá­les son sus op­cio­nes.

Pardy y Ro­drí­guez: «La com­pa­ñía de se­gu­ros tie­ne el de­re­cho de so­li­ci­tar un IME...»

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.