BA­LAN­CE PO­SI­TI­VO

La Raza Chicago - - #OPINIÓN -

Se es­ti­ma que en el Con­da­do de El Pa­so, Te­xas, la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral en es­tas elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas fue 168% ma­yor a 2014. Es­te es un ejem­plo del gran au­men­to de vo­tan­tes, in­clu­so en­tre los la­ti­nos que en esa área son el 80% de la po­bla­ción.

Es tem­prano pa­ra te­ner ci­fras pre­ci­sas de cuán­tos es­ta­dou­ni­den­ses par­ti­ci­pa­ron en la elec­ción in­ter­me­dia del 6 de no­viem­bre. El cálcu­lo de US Elec­tion Pro­ject es 49.2% de los vo­tan­tes, po­co me­nos de 116 mi­llo­nes de per­so­nas. La ma­yor can­ti­dad en es­te ti­po de elec­ción des­de 1914. En 2014, vo­tó el 36.4%, la más ba­ja en 70 años.

Los vo­tan­tes la­ti­nos fue­ron par­te de es­ta ava­lan­cha de vo­tan­tes. A fal­ta de ci­fras exac­tas se pue­de ar­mar un rom­pe­ca­be­zas pa­ra te­ner una idea de es­te vo­to. El son­deo de NBC News in­di­có que uno de cua­tro di­jo que vo­ta­ba por pri­me­ra vez en una elec­ción in­ter­me­dia. Mien­tras que la ÀUPD GH LQYHVWLJDFLYQ HOHFWRRAL Ca­ta­list se­ña­ló que hu­bo un au­men­to de 120% en los vo­tos por co­rreo de la­ti­nos. Esa ci­fra lle­gó a 365% en una elec­ción ce­rra­da co­mo la dispu­ta por el Se­na­do en Te­xas.

La al­ta par­ti­ci­pa­ción fue pro­ta­go­nis­ta de la vic­to­ria de­mó­cra­ta en la cap­tu­ra de la Cá­ma­ra Ba­ja. Un 73% de los his­pa­nos vo­tó de­mó­cra­ta, se­gún La­tino De­ci­sions. La es­tra­te­gia par­ti­da­ria es­ta­ba cen­tra­da en 111 dis­tri­tos elec­to­ra­les, en 29 de ellos por los me­nos el 10% de vo­tan­tes eran la­ti­nos.

El con­se­cuen­cia, en la pró­xi­ma se­sión del Con­gre­so ha­brá un ré­cord de por lo me­nos 42 le­gis­la­do­res la­ti­nos. En la elec­ción ga­na­ron 33 de 44 can­di­da­tos de­mó­cra­tas his­pa­nos y sie­te de 17 can­dos di­da­tos re­pu­bli­ca­nos.

La elec­ción de­ja un ba­lan­ce po­si­ti­vo en la par­ti­ci­pa­ción elec­to­ral la­ti­na. Tam­bién hay lec­cio­nes im­por­tan­tes de ca­ra al 2020.

Los de­mó­cra­tas asig­na­ron 21 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra ayu­dar a los can­di­da­tos la­ti­nos, pe­ro ese di­ne­ro IXH LQVXÀFLHQWH (Q )ORULGD la cam­pa­ña del re­pu­bli­cano Rick Scott in­vir­tió mu­chos más fon­dos en lle­gar a los la­ti­nos que la del se­na­dor de­mó­cra­ta Bill Nel­son.

Los es­fuer­zos pa­ra re­gis­trar vo­tan­tes la­ti­nos y ayu­dar a su par­ti­ci­pa­ción fue­ron ex­tra­or­di­na­rios. Sin em­bar­go, se­gún La­tino De­ci­sions en­tre 55% y 65% de los la­ti­nos di­je­ron no ha­ber si­do con­tac­ta- pa­ra re­gis­trar­se y vo­tar.

Geor­gia fue un mi­cro­cos­mo pa­ra la elec­ción pre­si­den­cial de 2020. No ha­bía asis­ten­cia en es­pa­ñol pa­ra el vo­tan­te y por lo me­nos en un con­da­do se exi­gió pa­pe­les de ciu­da­da­nía, ade­más del do­cu­men­to re­gu­lar. Tam­bién hu­bo que­jas en la co­mu­ni­dad por la fal­ta de apo­yo de trans­por­te a los vo­tan­tes de ma­yor edad y en áreas ru­ra­les.

En re­su­men, el vo­to la­tino no es cau­ti­vo de­mó­cra­ta, in­clu­so en la era de Trump. Los re­pu­bli­ca­nos de­be­rían com­pe­tir por él en vez de res­trin­gir­lo. Mien­tras que los de­mó­cra­tas to­da­vía tie­nen un ca­mino que re­co­rrer pa­ra con­tar con ellos en la can­ti­dad ne­ce­sa­ria pa­ra ga­nar la Ca­sa Blan­ca.o

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.