Luis Miguel provoca abucheos y pocos aplau­sos en el Au­di­to­rio

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA -

Un sa­bor agridulce dejó en el público el concierto de Luis Miguel en el Au­di­to­rio Na­cional la noche de este lunes. El que parecía un show nor­mal, que em­pezó con ape­nas me­dia hora de re­traso, tuvo es­pa­cio para un am­bi­ente de fi­esta y abucheos.

"El sol" salió con su traje ne­gro y son­risa car­ac­terís­ti­cas y du­rante la primera mi­tad del es­pec­táculo fue atra­pando a su público, sin em­bargo un prob­lema se fue ha­ciendo más ev­i­dente: en más de una ocasión comenzó a can­tar los temas cuando es­tos ya habían em­pezado o iban a la mi­tad.

Luego de poco más de una hora de concierto el mari­achi hizo lo pro­pio acom­pañado de dos pare­jas de bal­let fol­clórico. Cuando comen­zaron las no­tas de "La fi­esta del mari­achi" los gri­tos de emo­ción fueron en au­mento sin em­bargo se apa­garon poco a poco cuando por más que avan­z­aba la melodía Luis Miguel no aparecía. El in­tér­prete llegó a can­tar las úl­ti­mas líneas y, al ter­mi­nar, los aplau­sos se mezclaron con abucheos.

A esta can­ción siguió "El ba­jalú" -tema que tam­bién se de­sprende de su más re­ciente ál­bum "Méx­ico por siem­pre"- en el que Luis Miguel sólo en­tró hasta la parte fi­nal. Al ter­mi­nar fue recibido con abucheos que ig­noró y con­testó con un "¿La Bik­ina?" para in­ter­pre­tar la can­ción acom­pañado del mari­achi.

Para al­gunos de sus seguidores poco im­portó que min­u­tos antes Luis Miguel hu­biera de­mostrado su tal­ento vo­cal al im­pro­visar al es­tilo scat junto al sax­o­fon­ista.

Du­rante el úl­timo bloque, y luego de un largo es­pa­cio que sus músi­cos llenaron con una melodía de fondo, cantó temas para bailar como "La chica del bikini azul" y "Cuando calienta el sol". El público volvió a con­ta­gia­rse por el án­imo del in­tér­prete pero el dis­gusto llevo a que var­ios ya no re­spondieran de la misma man­era.

Luego de dos ho­ras de concierto Luis Miguel se de­s­pidió del público lan­zando flores blan­cas ha­cia sus seguidores pero, tras salir del es­ce­nario, se al­can­zaron a es­cuchar más abucheos.

"Yo la ver­dad, sí es­toy eno­jada. Es la primera vez que lo vengo a ver, mi her­mana lo vio el fin de se­m­ana y me había di­cho que es­taba muy bien, por eso vine", co­mentó una mu­jer del público.

Sin em­bargo no to­dos no­taron el dis­gusto, hubo quien pre­guntó al aban­donar el recinto qué es lo que había pasado.

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.