El fuego se llevó la esper­anza de navi­dad

Fire takes away Christ­mas hope

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA - KARIME GIL

A menos de dos se­m­anas para la lle­gada de la navi­dad, la trage­dia tocó a la puerta de de­ce­nas de res­i­dentes de Tulsa.

El pasado lunes en las primeras ho­ras de día, un in­cendió dejó sin hogar a un gran numero de per­sonas y co­bró la vida de otra.

El sinie­stro tuvo lu­gar en el lote de de­par­ta­men­tos For­est Oaks, ubi­cado en las calles 71 y Lewis.

Fue en las ho­ras de la madru­gada alrede­dor de las 3 cuando se de­sató el caos, los ve­ci­nos cor­rían de­ses­per­a­dos por el com­plejo tratando de avisar a cuan­tas per­sonas pudiera, des­per­tando a otros y llo­rando en medio del frío, mien­tras mira­ban como el in­con­tro­lable fuego de­vor­aba uno a uno les de­par­ta­men­tos.

Según el re­porte del de­par­ta­mento de bomberos in­dica que el fuego ya es­taba muy avan­zado cuando el­los lle­garon al lu­gar, y que lo primero que en­con­traron fue a una per­sona que yacía sin vida ten­dida en el suelo fuera de uno de los de­par­ta­men­tos. Tam­bién in­for­maron que aun no han de­s­cu­bierto la causa que orig­inó el fuego pero in­for­maron a los habi­tantes del lu­gar que por el mo­mento el com­plejo no es­taba en condi­ciones de ser habitado.

Los res­i­dentes de For­est Oaks se en­cuen­tran a la es­pera de que los ad­min­istradores del com­plejo puedan en­con­trar al­gún lu­gar tem­po­ral para vivir. Pues la may­oría de el­los no tiene a ningún lu­gar al cual acudir.

ENGLISH

The fire oc­curred at the For­est Oaks apart­ment com­plex, where at 3 a.m. the res­i­dents were wo­ken up by the sound of fire alarms. Some were cry­ing, oth­ers were ter­ri­fied, but all were do­ing their best to es­cape and warn their neigh­bors in the mid­dle of the frosty cold.

Ac­cord­ing to the po­lice re­port the fire was wide­spread when the fire depart­ment ar­rived. The fire­fight­ers also found the body of one of the neigh­bors ly­ing on the floor of his apart­ment.

The cause of the fire re­mains un­known and the apart­ments have been closed down un­til fur­ther no­tice.

The res­i­dents of For­est Oaks are wait­ing for the ad­min­is­tra­tors of the build­ing to find them a tem­po­rary place to live, be­cause they have no­body to turn to this Christ­mas. (La Se­m­ana)

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.