Un accidente rev­ela el peli­gro de los his­panos en la con­struc­ción

La Semana - - FRONT PAGE / PORTADA - POR GUILLERMO RO­JAS Y WILLIAM R. WYNN TULSA, OK

El martes 18 de di­ciem­bre por la mañana cu­a­tro tra­ba­jadores de la con­struc­ción re­sul­taron heri­dos cuando se cayó el an­damio en el que es­ta­ban tra­ba­jando. El accidente ocur­rió fuera de un ed­i­fi­cio em­plazado en la calle 5ta y Cincin­nati en el cen­tro de Tulsa alrede­dor de las 9:30 de la mañana.

Según las declara­ciones de al­gunos de los tra­ba­jadores el an­damio comenzó a mo­verse re­penti­na­mente en el 11avo piso del ed­i­fi­cio en el que tra­ba­ja­ban y no cesó de mo­verse hasta que co­lapsó en el 14avo piso, en­viando al suelo a cu­a­tro obreros.

Y si bien el accidente no re­sultó en calami­dad, y no hubo heri­dos de gravedad, pone en re­lieve la peli­grosa re­al­i­dad de los tra­ba­jadores his­panos de la con­struc­ción aquí en Ok­la­homa y en el resto del país. Un es­tu­dio del 2015 mostró que los jóvenes his­panos con­trata­dos por pe­queñas fir­mas de con­struc­ción tienen la mayor tasa de fa­tal­i­dades en ac­ci­dentes de tra­bajo de todo el país.

“Over­lap­ping Vul­ner­a­bil­i­ties: The Oc­cu­pa­tional Safety and Health of Young Im­mi­grant Work­ers in Small Con­struc­tion Firms,” (vul­ner­a­bil­i­dades que se so­bre­la­pan: la se­guri­dad ocu­pa­cional y la salud de los jóvenes in­mi­grantes en las pe­queñas fir­mas de con­struc­ción) es un in­forme pub­li­cado por la Amer­i­can So­ci­ety of Safety En­gi­neers (ASSE) y el Na­tional In­sti­tute for Oc­cu­pa­tional Safety and Health (NIOSH), que destaca los múlti­ples fac­tores que con­tribuyen a los peli­gros que en­frentan los obreros de la con­struc­ción his­panos.

“Los tra­ba­jadores his­panos tienen una mayor tasa de ac­ci­dentes de tra­bajo y muertes que el resto de los amer­i­canos no his­panos y tra­ba­jadores no inmi- grantes”, dice el in­forme. “”Una de las in­dus­trias más ries­gosas con gran con­cen­tración de tra­ba­jadores his­panos es la de la con­struc­ción”.

El in­forme destaca que el 75% de los his­panos en la con­struc­ción en Es­ta­dos Unidos son in­mi­grantes y mu­chos son jóvenes con poca ex­pe­ri­en­cia. Por ende, es­tos tra­ba­jadores tienen menos chance de es­tar con­scientes de los peli­gros de su tra­bajo y de la vi­o­lación de las leyes y re­quer­im­ien­tos de se­guri­dad e higiene de la in­dus­tria, lo que hace que ten­gan menos posi­bil­i­dades de de­safiar a sus su­per­vi­sores. Las pe­queñas em­pre­sas de con­struc­ción que care­cen de de­par­ta­men­tos de se­guri­dad son las em­pleado­ras de mayor riesgo, y si quienes tra­ba­jan en esas em­pre­sas son encima in­doc­u­men­ta­dos el riesgo es mayor. “La difer­en­cia de id­ioma en­tre los tra­ba­jadores in­mi­grantes, sus su­per­vi­sores, y el resto de los em­plea­dos es otra gran bar­rera para la se­guri­dad”, agrega el in­forme.

Las víc­ti­mas del accidente del pasado martes fueron trasladadas al hos­pi­tal por di­ver­sas frac­turas, un obrero se rompió la pierna.

Un trabajador testigo del accidente, Este­ban Bar­ron, dijo que la caída ocur­rió porque el an­damio no es­taba firme cuando se armó, y agregó que la mi­tad de los em­plea­dos que es­ta­ban aquél día en la obra eran his­panos, in­cluyendo to­dos los heri­dos.

En otra declaración, Vic­tor Grimes, vo­cero del depar­ta­mento de bomberos, dijo que los hom­bres es­ta­ban en un as­cen­sor den­tro del an­damio lo que evitó que se hiri­eran aún más. El lu­gar del accidente fue adquirido en el 2015 por el grupo Ross, que busca con­struir un ho­tel bou­tique que abrirá a fi­nales de el próx­imo año. (La Se­m­ana)

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.