El Ti­gre de la Se­m­ana: Ja­son Mon­toya

The Taos News - - EL CREPÚSCULO - Por Emily Bravo

Ja­son Mon­toya, un es­tu­di­ante de úl­timo año en Taos High School, tiene muchas cosas mar­avil­losas y no­ta­bles que de­cir so­bre su fu­turo. Nació en Santa Fe, pero cre­ció viviendo en Taos con el resto de su fa­milia. Es una per­sona muy apa­sion­ada que siem­pre está avan­zando, de­jando atrás to­dos los co­men­tar­ios neg­a­tivos, y solo se en­foca en las cosas im­por­tantes de la vida.

Mon­toya dice que algo que lo hace difer­ente de los demás es su ac­ti­tud: “La may­oría de las per­sonas que conozco es­cuchan lo que otros tienen que de­cir so­bre el­los, prin­ci­pal­mente las cosas neg­a­ti­vas. No me en­foco en cómo la gente me mira o lo que pien­san de mí, todo eso no im­porta. Siem­pre y cuando sepa que es­toy ha­ciendo las cosas bien para mí y para las per­sonas que me im­por­tan, eso es lo único que cuenta “.

A lo largo de sus años de es­cuela se­cun­daria, Mon­toya se con­vir­tió en un atleta pro­fe­sional y ganador en el club de golf, así como en la lucha li­bre. Él dice: “El golf y la lucha son mi com­pleta pasión. Son cosas de las que me ayu­dan a es­capar y olvi­darme de todo lo demás. Es algo que me hace sen­tir tan feliz y agrade­cido de poder hacer.”

Como un atleta de­ter­mi­nado en Taos High School, tam­bién es un es­tu­di­ante muy tra­ba­jador que pone toda su en­ergía en in­gre­sar a la es­cuela de sus sueños, Adams State Univer­sity. “Tenía tanta gente a mis es­pal­das que solo me di­jeron que no podía in­gre­sar a la uni­ver­si­dad, o que no era lo su­fi­cien­te­mente in­teligente como para ser acep­tado en cualquier uni­ver­si­dad. Pero no es­cuché, y solo me con­cen­tre en lo que yo quería, y eso era el es­tado de Adams “, dice Mon­toya.

Cuando se le pre­guntó a quién veía Mon­toya como su per­sona más ad­mi­rada, él re­spondió a su tío Mar­cus Mon­toya: “Mi tío me en­señó quizás la lec­ción más im­por­tante que he apren­dido en toda mi vida. Me dijo que nunca me re­ti­rara de un de­safío, no im­porta lo difí­cil que sea. Desde en­tonces, siem­pre es­cu­cho las pal­abras de mi tío, y tra­bajo muy duro cada día y to­dos los días, como siem­pre me ha di­cho que haga. Nunca me dejo caer sin im­por­tar lo difí­cil que pueda ser la vida para mí, y me es­fuerzo más allá de los límites y hago lo que tengo que hacer para tener éx­ito en la vida”, ex­plica Mon­toya.

Como parece, la vida d Mon­toya está lista, el próx­imo año asi­s­tirá a la Uni­ver­si­dad de Adams State y con­tin­uará con su pasión y ha­bil­i­dades para el golf y la lucha li­bre. Mien­tras se en­cuen­tre en el es­tado de Adams, se es­pe­cializará en ad­min­is­tración de em­pre­sas, además de es­tu­diar bi­ología de la vida sil­vestre. Mon­toya con­tin­uará es­cuchando las sabias pal­abras de su tío, con­tin­uará solo es­cuchando las cosas pos­i­ti­vas de la vida y tra­ba­jando ar­d­u­a­mente to­dos los días para lo­grar y tener éx­ito en la vida.

Foto de cortesía

Ja­son Monoya es el Ti­gre de la Se­m­ana.

Newspapers in English

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.