Con­se­jos pa­ra man­te­ner­se sa­lu­da­ble y en for­ma

El Nacional - Todo en Domingo - - ESPECIAL - [Va­nes­sa Al­ves]

Lle­var una vi­da sa­na pue­de re­sul­tar sen­ci­llo, so­lo hay que pres­tar aten­ción a las se­ña­les del or­ga­nis­mo y se­guir una se­rie de pa­sos que se pue­den con­ver­tir en par­te de la ru­ti­na dia­ria. Aquí, ex­per­tos en nu­tri­ción y acon­di­cio­na­mien­to fí­si­co com­par­ten tips pa­ra lo­grar la me­ta desea­da

LAS CLA­VES DE LALEFIT

Ma­ría Ale­sia Branz, me­jor co­no­ci­da en las re­des co­mo Lalefit, mar­ca ac­tual­men­te pau­ta en el ám­bi­to de la sa­lud y la nu­tri­ción. Re­si­de en Mia­mi, pe­ro sus ase­so­rías lle­gan a otras la­ti­tu­des. Ella ma­ne­ja un con­cep­to di­ná­mi­co de la nu­tri­ción. “Es muy im­por­tan­te des­ta­car que la ma­yo­ría aso­cia esa pa­la­bra con die­ta y/o su­fri­mien­to, y no es así. Se pue­de man­te­ner una ali­men­ta­ción y con­duc­ta sa­lu­da­ble sin su­frir y ob­te­ner el cuer­po que tan­to desean”, afir­ma.

1. TO­MAR AGUA

Es un há­bi­to vi­tal e ig­no­ra­do o evi­ta­do por mu­chos. El agua pu­ra des­in­to­xi­ca, hi­dra­ta, ace­le­ra el me­ta­bo­lis­mo de ma­ne­ra in­di­rec­ta, da ener­gía, evi­ta la re­ten­ción de lí­qui­do (des­hin­cha), me­jo­ra la con­di­ción de piel, pe­lo y uñas y nos ha­ce más fe­li­ces en ge­ne­ral. Cuan­do te­ne­mos sed es muy tar­de, ya es­ta­mos des­hi­dra­ta­dos. “De­be­mos to­mar agua re­gu­lar­men­te du­ran­te el día, de dos a tres li­tros, bien re­par­ti­dos. Sa­be­mos que es­ta­mos des­hi­dra­ta­dos cuan­do la ori­na es de co­lor ama­ri­llo in­ten­so o has­ta ma­rrón, y es­ta­mos per­fec­ta­men­te hi­dra­ta­dos cuan­do es ca­si trans­pa­ren­te”.

2. IN­CLUIR FRU­TAS Y VE­GE­TA­LES EN LA ALI­MEN­TA­CIÓN DIA­RIA

“So­na­rá a cli­ché y re­pe­ti­ti­vo, pe­ro sin esos car­bohi­dra­tos di­vi­nos y lle­nos de fi­bra no po­de­mos te­ner una ali­men­ta­ción sa­lu­da­ble y nu­trir el cuer­po co­mo es de­bi­do. Las fru­tas y ve­ge­ta­les son bom­bas de vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les, ri­cas en agua y fi­bra.

Las fru­tas con­tie­nen fruc­to­sa, por lo que hay que con­tro­lar la can­ti­dad que se con­su­me. La re­co­men­da­ción es tres ra­cio­nes dia­rias (una ra­ción ge­ne­ral­men­te equi­va­le a una ta­za o una uni­dad de fru­ta)”.

3. HA­CER DE TRES A SEIS CO­MI­DAS AL DÍA, SIN SAL­TAR LAS PRIN­CI­PA­LES

Un an­ti­guo mi­to se­ña­la que es im­pres­cin­di­ble co­mer ca­da tres a cua­tro ho­ras o, lo que es lo mis­mo, que me­ren­dar man­tie­ne el me­ta­bo­lis­mo ace­le­ra­do y adel­ga­za. Los más re­cien­tes es­tu­dios han de­mos­tra­do que me­ren­dar no ace­le­ra el me­ta­bo­lis­mo, sino que disminuye la an­sie­dad y el ham­bre, re­gu­la los ni­ve­les de azú­car en la san­gre du­ran­te el día y, por en­de, im­pi­de con­su­mir de más en la si­guien­te co­mi­da.

4. REA­LI­ZAR AC­TI­VI­DAD FÍ­SI­CA

Es esen­cial tan­to por la sa­lud fí­si­ca co­mo men­tal. La ac­ti­vi­dad fí­si­ca se pue­de em­pe­zar a cual­quier edad, lue­go de los exá­me­nes mé­di­cos per­ti­nen­tes y con la ayu­da de un es­pe­cia­lis­ta cer­ti­fi­ca­do en el área. Ha­cer ejer­ci­cio me­jo­ra el hu­mor, su­mi­nis­tra ener­gía, ace­le­ra el me­ta­bo­lis­mo, au­men­ta la ca­pa­ci­dad pul­mo­nar y car­dio­vas­cu­lar, lim­pia y des­in­to­xi­ca, for­ta­le­ce los múscu­los y hue­sos, nos ha­ce más ági­les y jó­ve­nes, pre­vie­ne múl­ti­ples en­fer­me­da­des cró­ni­cas no trans­mi­si­bles del adul­to y, ade­más, re­la­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.