Los es­me­ros de Aman­da en Mis Poe­mas

El Nacional - Todo en Domingo - - GASTROETC - Fo­to­gra­fía: Ro­san­na Di Tu­ri Cho­co­la­tes Mis Poe­mas se en­cuen­tran en va­rios lo­ca­les de Ca­ra­cas. Ins­ta­gram: @cho­co­la­te­mis­poe­mas

Aman­da de Gar­cía tie­ne 80 años re­cién cum­pli­dos y la te­na­ci­dad de las mu­je­res de enor­me for­ta­le­za. Ha­ce cua­tro dé­ca­das, a los 62, op­tó por su re­ti­ro en Bar­lo­ven­to, don­de jun­to a su es­po­so de­ci­dió apos­tar por el ca­cao. “Que­ría de­vol­ver­le al país lo que nos ha da­do, co­mo la edu­ca­ción de nues­tros hi­jos”. Allí, la ar­tí­fi­ce de Cho­co­la­tes Mis Poe­mas co­men­za­ría una ad­mi­ra­ble his­to­ria con una in­te­rro­gan­te. “Me pre­gun­ta­ba, si te­ne­mos el me­jor ca­cao del mun­do, por qué no ha­cer no­so­tros el cho­co­la­te”. Con esa in­quie­tud abor­dó al en­ton­ces go­ber­na­dor de Mi­ran­da, En­ri­que Men­do­za, y su in­te­rro­gan­te fue el ali­cien­te pa­ra la con­ce­sión de 10 mi­cro­cré­di­tos a pe­que­ños em­pren­de­do­res de Bar­lo­ven­to, que en su ca­so se trans­for­mó en má­qui­nas pa­ra ha­cer cho­co­la­te des­de el grano idea­das por su yerno, Si­món Pé­rez. Allí crea­ron la des­cas­ca­ri­lla­do­ra, horno, mo­li­ni­llo y re­fi­na­do­ra, que uti­li­za Aman­da pa­ra ela­bo­rar, des­de los gra­nos de Bar­lo­ven­to, sus Cho­co­la­tes Mis Poe­mas, en­tre los que tie­ne ta­ble­tas co­mo el Ne­gro fino con 75% de ca­cao o Bar­lo­ven­to fino con 65%. Tam­bién ha desa­rro­lla­do uno al que lla­ma Mes­ti­zo, 26 sa­bo­res de bom­bo­nes y has­ta una mez­cla pa­ra ha­cer brow­nies. “To­do lo apren­dí por en­sa­yo y error, y vien­do en In­ter­net”, com­par­te la ad­mi­ra­ble Aman­da, que em­pe­zó en es­tos es­me­ros en 2002, ca­si en si­mul­tá­neo y sin sa­ber­lo con un mo­vi­mien­to que sur­gió en 2000 en Es­ta­dos Uni­dos lla­ma­do Bean to Bar: cho­co­la­tes he­chos des­de la se­mi­lla. “No­so­tros de­ci­mos que Aman­da fue la pri­me­ra Bean to Bar de Ve­ne­zue­la”, com­par­te Ma­ría Fer­nan­da Di Gia­cob­be, de Ca­cao de ori­gen. Vi­tal y te­naz, Aman­da asu­me so­la el reto de ela­bo­rar sus cho­co­la­tes ven­cien­do las di­fi­cul­ta­des en es­ta re­gión de ca­cao. “Pa­ra mí, es una ben­di­ción ha­cer cho­co­la­tes. Me gus­ta. Siem­pre es­toy pen­san­do en idear al­go nue­vo y a mi edad si­go pro­du­cien­do. Me de­fien­do con mi tra­ba­jo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.