Ale­jan­dra Oraa: “El en­tre­te­ni­mien­to pue­de ser de ca­li­dad”

Des­ti­nos, con­du­ci­do por la ve­ne­zo­la­na, ga­nó el Emmy en la ca­te­go­ría de Me­jor Pro­gra­ma de En­tre­te­ni­mien­to en Es­pa­ñol por se­gun­da vez

El Nacional (ENV) - - PRIMERA FILA - MER­CE­DES ROLINGSON FEBRES

Pai­sa­jes im­pre­sio­nan­tes, cul­tu­ras lle­nas de ma­ti­ces, co­mi­da, mú­si­ca: na­da es­ca­pa a Des­ti­nos. Es­te pro­gra­ma le ha da­do dos pre­mios Emmy con­se­cu­ti­vos (2017 y 2018) en la ca­te­go­ría de Me­jor Pro­gra­ma de En­tre­te­ni­mien­to en Es­pa­ñol a la pe­rio­dis­ta ve­ne­zo­la­na Ale­jan­dra Oraa. En el año 2016 ga­nó tam­bién un Emmy por Ca­fé CNN, que con­du­ce jun­to con Ma­ría Ale­jan­dra Re­que­na.

La pre­sen­ta­do­ra, na­ci­da en La Guai­ra, con­si­de­ra que es­tos re­co­no­ci­mien­tos son un com­bus­ti­ble pa­ra po­der se­guir tra­ba­jan­do du­ro: “So­bre to­do, pa­ra con­ti­nuar de­mos­tran­do que el en­tre­te­ni­mien­to pue­de ser de ca­li­dad y va mu­cho más allá de la fa­rán­du­la”. En la com­pe­ten­cia por el pre­mio a los me­jo­res pro­gra­mas de la ma­ña­na es­ta­ban pos­tu­la­dos El Gor­do y la Fla­ca, LAn­za­te, Su­pe­rLa­ti­na with Gaby Na­ta­le y Show­biz.

Oraa con­si­de­ra que en­glo­bar di­fe­ren­tes as­pec­tos de una cul­tu­ra co­mo la mú­si­ca, la gastronomí­a y el ar­te, y unir­los a la aven­tu­ra y a la per­so­na­li­dad de una na­ción, es lo que ha con­ver­ti­do a Des­ti­nos en el fa­vo­ri­to de la Aca­de­mia de Ar­tes y Cien­cias de la Te­le­vi­sión por dos años se­gui­dos.

Agra­de­ce que el for­ma­to del show per­mi­ta re­no­var la ca­ra del pro­gra­ma en ca­da epi­so­dio. “Los la­ti­noa­me­ri­ca­nos te­ne­mos una he­ren­cia co­mún que es una for­ma de ser muy si­mi­lar, aun­que con nues­tros ma­ti­ces. Es vi­tal po­der es­cu­char los co­men­ta­rios del equi­po de pro­duc­ción so­bre lo que quie­re ver la gen­te, que es al­go que he­mos es­tu­dia­do gra­cias a los co­men­ta­rios des­pués de ca­da pro­gra­ma”, di­jo Oraa.

No du­da al res­pon­der que Ca­nai­ma ha si­do su des­tino fa­vo­ri­to; ade­más, ase­gu­ra que su asig­na­tu­ra pen­dien­te es rea­li­zar un pro­gra­ma Des­ti­nos por Ve­ne­zue­la en el que pue­da re­co­rrer otros es­ce­na­rios del país.

Oraa tam­bién es pre­sen­ta­do­ra de Ca­fé CNN que re­cien­te­men­te se mu­dó a Mia­mi; afir­ma que es­te cam­bio le apor­ta­rá fres­cu­ra al pro­gra­ma ma­tu­tino. Es­pe­ra con­ti­nuar ha­cien­do una bue­na la­bor y brin­dan­do a mu­chos la­ti­nos que la ven a dia­rio, es­pe­cial­men­te a los ve­ne­zo­la­nos, mo­ti­vos pa­ra sen­tir­se ins­pi­ra­dos por su tra­ba­jo.

Ase­gu­ra que, a pe­sar de la sa­li­da del ai­re en 2017 de CNN en Es­pa­ñol, el de­ber y la vo­lun­tad de in­for­mar se man­tie­nen fir­mes: “No­so­tros man­te­ne­mos nues­tro com­pro­mi­so a pe­sar de la cen­su­ra que he­mos re­ci­bi­do por par­te del go­bierno de Ve­ne­zue­la. No so­lo por el he­cho de te­ner mu­chos te­le­vi­den­tes allá, sino por­que es una cues­tión éti­ca: in­for­mar y man­te­ner nues­tra in­for­ma­ción im­par­cial. Aun­que no ten­ga­mos pre­sen­cia allá a tra­vés del ca­ble, po­de­mos es­cu­char­nos gra­cias a las re­des so­cia­les y a nues­tra se­ñal en vi­vo por In­ter­net. Pue­den cen­su­rar la in­for­ma­ción, pe­ro el men­sa­je nun­ca aca­ba y no se eli­mi­na cen­su­rán­do­lo. Siem­pre va­mos a en­con­trar una ven­ta­na aun­que se cie­rre una puer­ta”, afir­mó.

Pa­ra Ve­ne­zue­la desea un fu­tu­ro me­jor. “Quie­ro un des­tino don­de ten­ga­mos un país de opor­tu­ni­da­des, de va­lo­res mo­ra­les. Y que po­da­mos re­cu­pe­rar lo que mu­chos año­ra­mos”, fi­na­li­zó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.