De dos ti­ros de es­co­pe­ta ase­si­na­ron a un ado­les­cen­te

Dos hom­bres irrum­pie­ron en la ca­sa de la par­ce­la en Ca­pa­yi­ta, mu­ni­ci­pio Za­mo­ra, en Mi­ran­da, cuan­do ma­dre e hi­jo dor­mían. Pre­gun­ta­ron al mu­cha­cho por un hom­bre y co­mo no su­po de­cir­les na­da le dis­pa­ra­ron

El Nacional (ENV) - - SUCESOS - »sgue­rre­[email protected]­cio­nal.com

Ade­la Mar­cano, una par­ce­le­ra de la pa­rro­quia Arai­ra del mu­ni­ci­pio Za­mo­ra en el es­ta­do Mi­ran­da, se que­dó so­la: el me­nor de sus tres hi­jos, Car­los Ga­briel Ro­drí­guez Mar­cano, de 16 años de edad, fue ul­ti­ma­do de dos ti­ros de es­co­pe­ta cuan­do ella lo te­nía abra­za­do. El su­ce­so se re­gis­tró el vier­nes 18 a las 8:30 pm en su vi­vien­da, en el sec­tor Ca­pa­yi­ta ubi­ca­do en la mon­ta­ña.

Mar­cano tam­bién fue víc­ti­ma de la vio­len­cia por­que el ho­mi­ci­da de su hi­jo tam­bién le dis­pa­ró a ella y le oca­sio­nó la pér­di­da del de­do anu­lar de­re­cho. El ado­les­cen­te es­tu­dió so­lo has­ta 4º gra­do.

Pa­sa­das las 8:00 pm, ma­dre e hi­jo se ha­bían acos­ta­do a dor­mir y se le­van­ta­ron alar­ma­dos por­que sin­tie­ron el ruido que hi­cie­ron dos hom­bres que tum­ba­ron la puer­ta de la vi­vien­da y en­tra­ron pre­gun­tán­do­le al ado­les­cen­te por un in­di­vi­duo a quien co­no­cen con el apo­do del Corn­flek. Co­mo Car­los Ga­briel no su­po in­for­mar­les so­bre el so­li­ci­ta­do, le die­ron un pri­mer ti­ro en el pe­cho y cuan­do su ma­dre lo abra­zó, el que te­nía la es­co­pe­ta se acer­có y le dio un se­gun­do ti­ro en la ca­ra que le oca­sio­nó la muer­te en for­ma ins­tan­tá­nea. A ella le cer­ce­na­ron el de­do anu­lar de­re­cho.

Cuan­do los hom­bres hu­ye­ron, Mar­cano sa­lió en bus­ca de ayu­da. Lo pri­me­ro que hi­zo fue bus­car al pa­dre de su hi­jo que vi­ve en la zo­na pa­ra no­ti­fi­car­le el su­ce­so y le pi­dió que se que­da­ra en la ca­sa mien­tras ella in­for­ma­ba lo ocu­rri­do a la po­li­cía e iba al Hos­pi­tal del Se­gu­ro So­cial de Gua­re­nas

pa­ra que la aten­die­ran.

Ve­ci­nos acu­die­ron a la vi­vien­da de Mar­cano pa­ra ayu­dar a sa­car el ca­dá­ver del ado­les­cen­te y tras­la­dar­lo a un

si­tio don­de los fun­cio­na­rios del Eje de con­tra Ho­mi­ci­dios del Cicpc de Gua­re­nas lo ins­pec­cio­na­ran. Lue­go lo lle­va­ron a la mor­gue de Gua­re­nas, pe­ro por la fal­ta de pa­tó­lo­go lo tras­la­da­ron a la me­di­ca­tu­ra fo­ren­se de Caracas.

Mar­cano siem­bra ocu­mo, ña­me, au­ya­ma y plá­ta­nos en su par­ce­la don­de vi­vía con el hi­jo me­nor. Ha­ce tres años per­dió a su hi­jo Da­niel Mar­cano, de 21 años de edad, que mu­rió por una en­fer­me­dad re­nal. En 2017 ma­ta­ron a su otro hi­jo, Ri­chard Acos­ta, de 29 años de edad, pa­ra ro­bar­le el ca­rro en An­tí­mano. La­bo­ra­ba en la Pe­psi­co­la y era pa­dre de cin­co hi­jos.

“Ya no me im­por­ta na­da. Ya me qui­ta­ron to­do. Ya qué me pue­den qui­tar”, di­jo Ade­la Mar­cano.

ALEX DEL­GA­DO

Ade­la Mar­cano, ma­dre del jo­ven ase­si­na­do, re­la­tó en la mor­gue los de­ta­lles del su­ce­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.