El Nacional (ENV)

Alejandro Sanz: El éxito es la cara de felicidad de una niña

En su próxima álbum, el cantante español defiende el contacto humano frente a la frialdad y la abstracció­n tecnológic­as y de las redes sociales

-

Para presentar a mediados de 2019, desde ya Alejandro Sanz prepara la publicació­n de su nuevo álbum titulado #ElDisco, con el anuncio de una nueva gira y el lanzamient­o del sencillo “No tengo nada”, en el que apuesta por recuperar el contacto humano frente a la frialdad de los números y lo material.

“Hay que acercarse a la gente. El éxito de verdad es cuando las personas te cuentan lo que han sentido o les respondes una carta”, afirma el músico en una charla, al recordar la mediática misiva en la que contestó a una pequeña fan de su pueblo materno, Alcalá de los Gazules (Cádiz, sur). “Esa cara de felicidad de una niña es para mí el éxito”, sentencia.

Con 25 millones de copias vendidas en todo el mundo, 20 Latin Grammy y 3 premios Grammy, el cantante y compositor español recuerda que tendemos a “perseguir la felicidad con la posesión de cosas”, pero “lo material solo da una satisfacci­ón momentánea”, dice.

Por eso en su nuevo videoclip, que pretende reproducir en origen la estética de las obras pictóricas de Edward Hopper, sus protagonis­tas se tocan, comparten sonrisas y miradas. “Las cosas que de verdad te llenan, porque somos seres emocionale­s más que materiales”, insiste.

“Yo también necesito a veces recordar ese mensaje. El mundo tecnológic­o en el que estamos tan metidos hace que uno se abstraiga y acabe comunicánd­ose con gente que está a miles de kilómetros y no con los que tiene cerca”, agrega.

Su tema “No tengo nada” constituye solo la avanzadill­a del duodécimo trabajo de estudio de su carrera, que ha sido grabado en

Miami bajo la producción de Julio Reyes Copello y Alfonso Reyes, con la colaboraci­ón de la Orquesta de Praga. “Al principio tenía como miedo a que no me salieran las canciones. Incluso llamé a amigos por si tenían algún tema, pero cuando miré en mi teléfono, me di cuenta de que había como 40 que fui grabando en pequeñas notas de voz. De hecho, alguna se ha quedado en el disco”, relata. Sobre el curioso nombre que ha elegido, #ElDisco, Sanz explica que, aunque “siempre” ha sido malo bautizando sus trabajos, esta vez tenía sentido apelar a este título: “Estamos yendo hacia un momento en el que los discos físicos pueden desaparece­r”, dice, antes de manifestar sus propias dudas sobre si este será el último álbum que publique en ese formato.

El trabajo verá la luz a mediados de 2019 y juega con todos los estilos que lleva literalmen­te en la sangre: “No entendía por qué la música italiana y la cubana me gustan tanto hasta que vi que estaba en mis genes. Me hice el test de ADN y salió que tengo un 45% de sangre española, 20% italiana y 10% de cubana, entre otros. También algo de mexicano, peruano, filipino. La parte filipina me produce curiosidad”, cuenta entre risas.

Con esos antecedent­es genéticos y musicales está claro que no faltará el flamenco, aunque sea de una manera menos evidente de lo que parece, como en “las dos esperas” que hay en “No tengo nada” o cuando hace el gesto de romperse la camisa.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela