El Nacional (ENV)

Pancho y Corcho

La obra más conocida de Francisco Massiani refleja cómo era la vida de unos jóvenes que se sentían en un mundo sin sentido, en el que la guerrilla era la opción

- ISAAC GONZÁLEZ MENDOZA »igonzalez@el-nacional.com »@Sasamendoz

En 1968, cuando Francisco Massiani tenía 24 años de edad, Simón Alberto Consalvi, en ese entonces director de Monte Ávila, le preguntó si no tenía un texto para publicar. Al joven se le ocurrió la historia de Corcho, un muchacho enamoradiz­o que quiere ser escritor. El resultado fue Piedra Piedra de de

mar, mar, clásico de la literatura venezolana que cumple 50 años

Hace 50 años, Simón Alberto Consalvi, en ese momento director de la recién fundada Monte Ávila Editores, le preguntó a un Francisco Massiani de 24 años de edad si tenía algún texto para publicar. Pancho –como le conocen– imaginó la historia de un escritor principian­te que decide redactar una novela para evadir sus fracasos en los estudios frente a una chica de la que está enamorado. El autor creyó que la terminaría en tres meses, pero le tomó año y medio.

El resultado fue Piedra de mar, que narra las esperanzas y frustracio­nes adolescent­es de Corcho, un personaje que fue diseñado desde un lenguaje provenient­e del imaginario de los jóvenes caraqueños de aquella época.

A lo largo de 50 años, la novela ha sido reeditada por Monte Ávila y suele ser lectura obligatori­a en los liceos. Además, ha influencia­do a escritores, críticos e investigad­ores.

El escritor Eduardo Sánchez Rugeles recuerda que hizo dos lecturas de Piedra de mar. Primero tuvo que estudiarla de manera obligatori­a en bachillera­to. “En ese momento la abordé con un poco de fastidio porque era como por hacer la tarea. Sin embargo, sí tuve una conexión con Corcho y su peripecia, y con el vocabulari­o que utilizaba”, señala. Se la topó de nuevo en el curso de Literatura Venezolana que dictaba el crítico literario Carlos Sandoval en la Universida­d Católica Andrés Bello: “Ahí la conexión fue más profunda. Encontré en el trabajo de Massiani algo parecido a lo que yo quería hacer”.

De hecho, cuando el escritor hizo los esbozos de su trabajo Blue label / Etiqueta azul, la novela Piedra de mar estaba allí como referencia: “No diría que fue la más importante, pero sí estuvo ahí”.

La última vez que la novelista y ensayista Victoria de Stefano leyó el texto de Massiani fue hace unos 20 años. Destaca especialme­nte su sentido del humor

y crítico. “Es una novela que te conmueve al hablar del mundo del adolescent­e entre la afectivida­d y los temores”, señala.

Para Eritza Liendo, profesora de Literatura Venezolana en la Escuela de Comunicaci­ón Social de la UCV, la obra es un ícono de la literatura juvenil: “La leí cuando ya había salido del bachillera­to. Me impactó su frescura y tierna honestidad”. Desde un punto de vista más analítico, recuerda que Julio Cortázar dice que para que una obra trascienda debe estar dotada de intensidad, tensión y significac­ión, elementos que, considera, posee Piedra de mar.

En una línea no tan favorable, el crítico Carlos Sandoval opina que Piedra de mar le parece un texto bien elaborado y logrado, pero que no posee elementos que hagan reflexiona­r al lector. “De la novela recuerdo pasajes bucólicos, divertidos, alegres, pero no diría que la leería de nuevo, a menos que sea para un trabajo de investigac­ión”, expresa. El profesor considera que la popularida­d de la obra se debe a las circunstan­cias en las que apareció y por su inclusión en el pénsum del bachillera­to. “La época de la guerrilla es un elemento que no podemos perder de vista, así como el tema de los manuales de educación secundaria”.

Sánchez Rugeles señala que no hay una receta para saber por qué una pieza se vuelve popular y permanece en el tiempo. “Simplement­e son fenómenos de la cultura. Hay un misterio interesant­e porque algunas obras se quedan y conectan con ciertas generacion­es, y esta novela de Massiani lo logró”.

Juan Carlos Méndez Guédez estudiaba en el liceo Urbaneja Achelpohl cuando leyó Piedra de mar por primera vez. Apenas revisó un fragmento, la compró. Cuenta que quedó fascinado “por la fuerza de esa voz, su humor, la hondura del personaje. Hablaba de temas que me resultaban próximos. Se movía por escenarios que yo reconocía. Sentí que Corcho era un amigo cercano, era yo mismo, que era alguno de mis vecinos. Que era todos nosotros a la vez”.

A pesar de que es conocido por su trabajo literario y sus dibujos, Massiani suele decir que lo más importante para él es el amor, uno de los temas que aborda en Piedra de mar: “Es lo único importante que veo en este mundo. Tal vez también porque este país es, entre todos los que he visto, el que tiene mayor carencia de ternura y de amor”.

La permanenci­a de Piedra de mar

en la memoria literaria habla por sí sola. Es algo que solo pueden hacer los clásicos. Podemos ubicarla al lado de las obras de Gallegos o Uslar Pietri”

Eduardo Sánchez Rugeles

Escritor

Julio Cortázar

dice que para que una obra trascienda tiene que estar dotada de tres cosas: intensidad, tensión y significac­ión, y Piedra de mar

tiene todos esos elementos”

Eritza Liendo

Profesora de Literatura Venezolana

Apareció en un

momento en el que la literatura latinoamer­icana estaba enfrascada en proyectos narrativos que buscaban alcanzar los grandes temas de la identidad”

Juan Carlos Méndez Guédez

Escritor

Recuerdo pasajes bucólicos,

divertidos, alegres, pero no diría que la leería de nuevo, a menos que sea para un trabajo de investigac­ión”

Carlos Sandoval

Crítico literario

 ??  ??
 ?? SAMUEL HURTADO/ARCHIVO ??
SAMUEL HURTADO/ARCHIVO
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela