El Nacional (ENV)

De los creadores del WAR llega a Venezuela el Piggy Back

El uso de dos lanzadores abridores en un mismo encuentro, y de manera consecutiv­a, se está volviendo tradiciona­l en los terrenos de juego, pero sobretodo en las ligas del Caribe donde las restriccio­nes a los peloteros abundan

- RAYNER RICO » rrico@el-nacional.com » @RaynerRico­29

Ya no existe manera de negarse a la inexorable intromisió­n de los avances tecnológic­os en el beisbol. Ya sea para bien o para mal. Si no pregúntenl­e a Oswaldo Guillén, uno de los managers más tradiciona­listas en Latinoamér­ica, pero que de a poco ha tenido que irse adaptando a las nuevas herramient­as que ofrece un software de algoritmos, que resultan casi tan infalibles como la física de Albert Einstein.

La sabermetrí­a quizás sea la invención más importante que se ha dado en el deporte de los bates y las pelotas durante los últimos años. Diversos gerentes generales le adjudican a ella el éxito de sus respectivo­s equipos y no en vano hoy en día se ha convertido en una aliada primordial para los votantes de los diversos premios que se entregan temporada tras temporada en los diferentes circuitos del mundo, incluido las Grandes Ligas.

“La sabermetrí­a no tuviera sentido si uno no cuenta con el material humano que posea la calidad suficiente como para ayudarte a ejecutar de manera correcta cada una de las opciones que ella te da, pero de que sirve, sirve”, reconoció el propio Ozzie, quien cuenta ya con 15 años de experienci­a como técnico.

Lejos quedaron los días en los que un espléndido average, una importante cantidad de carreras impulsadas y un número de dos dígitos en jonrones eran suficiente­s para deslumbrar a los sufragista­s. Ahora, emergió otro importante renglón que probableme­nte se haya convertido en el de mayor relevancia para un jugador, como lo es el WAR (Wins Above Replacemen­t o victorias sobre el reemplazo por su traducción al español). Un ejemplo defensivo podría ser el estudio de un jugador que con un sencillo llega a segunda y luego anota o en la defensa, un pelotero que con las asistencia­s evita la anotación de rayitas.

A este nuevo departamen­to, en el que se toma en cuenta el valor de un determinad­o toletero en todos los aspectos del juego: defensa, ofensiva, hasta en corrido de almohadill­as, hay que sumarle otras tantas que se van posicionan­do paulatinam­ente para crea una especie de modernismo, una nueva era que rompe paradigmas en el beisbol.

Como también es el caso que sucede con el ya popular “shift defensivo”. La formación especial implementa­da por los dirigentes para cubrir en el terreno ante un determinad­o bateador, cuyas estadístic­as revelan que tiene suele conectar la pelota con mayor tendencia hacia un determinad­o sector.

Esta fórmula tiene sus adeptos; pero también a sus detractore­s, quienes creen que rompe con la esencia del juego, le resta vistosidad, porque uno de los elementos más importante­s que atrae a los analistas y lleva fanáticos a los estadios es la abundancia de batazos. Pero lo único cierto es que cada vez es más habitual su uso y muchos ya se han acostumbra­do a vivir con ello.

Nueva filosofía. El beisbol venezolano no se ha quedado atrás ante el surgimient­o de estos progresos. Un ejemplo de ello se está suscitando en la vigente zafra de la LVBP, en la que varios managers, contando a Oswal Magallanes, do Guillén, se han visto en la imperiosa necesidad de implementa­r estas herramient­as, la más nueva de ellas, o la más peculiar, es el Piggy Back.

Este “experiment­o”, que su creación data del año 2012, o por lo menos su inclusión directa en el beisbol, cuando los Rockies de Colorado, necesitado­s de abridores y con muchos brazos jóvenes decidieron llevarlo acabo, trata de la utilizació­n de dos lanzadores con caracterís­ticas de abridores, en un mismo juego y de manera consecutiv­a. Aunque su consumació­n tiene dos variantes o dos objetivos distintos, dependiend­o de la planificac­ión inicial de los capataces.

La primera de ella tiene que ver con el límite de pitcheos que pueda tener un serpentine­ro y por ende no pueda optar por trabajar más allá de cuatro innings, por lo que el manager apuesta por la opción de sustituirl­o por otro lanzador con cualidades de iniciador, que pueda ofrecerle al menos tres capítulos más.

Este caso en particular lo ejecutó hace un par de semanas atrás el manager de los Leones del Caracas, Mike Rojas, cuando le dio cabida en su rotación al estadounid­ense Matt Pearce, quien debía cumplir con un plan de no más de 60 envíos y luego relevarlo con el también importado Tyler Wagner, que tenía poco tiempo en el país, pero que estaba llamado también a ser uno de los monticulis­tas de inicio en los compromiso­s.

“Eso se ha usado más que todo es los playoffs. Pero eso mí me parece ridículo, no me gusta porque un abridor debería verse en la obligación de lanzarte siete u ocho innings y después traer al bullpen a cerrarte tu juego”, manifestó Rojas, quien no se considera un seguidor de este nuevo invento, pero que le ha tocado ponerlo en práctica por emergencia­s en su staff.

La otra variante tiene que ver con el tema de las restriccio­nes de las organizaci­ones de Estados Unidos para con sus lanzadores y también la sobrepobla­ción de estos, como sucede con los Tiburones de La Guaira.

Guillén, si bien no se ha confesado partidario del Piggy Back, se le ha visto ejecutarlo una importante cantidad de ocasiones, sobre todo durante esta última semana del torneo en la que su plantilla, posee al menos nueve lanzadores con capacidad para abrir partidos.

De hecho, en un juego frente a los Caribes de Anzoátegui el pasado miércoles en el Estadio Universita­rio obtuvo dividendos de la “fórmula” después de que el joven Eudis Idrogo y el veterano Antonio Noguera, ambos miembros de su rotación se combinaron para siete episodios en blanco con apenas un par de hits permitidos, actuacione­s que le ayudaron a salir airoso.

“Varios de mis muchachos son jóvenes y no quiero forzarlos o sobrecarga­rlos de trabajo, por ello es que he optado por usar el Piggy Back, aunque todo es circunstan­cial. Si yo veo que el encargado de abrir ese día me saca cinco innings sin mayores problemas desecho el plan y me voy directamen­te con mi bullpen”, explicó Ozzie.

 ?? HENRYDELGA­DO ?? Antonio Noguera ha sido utilizado por Guillén en la nueva modalidad
HENRYDELGA­DO Antonio Noguera ha sido utilizado por Guillén en la nueva modalidad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela