Los con­tras­tes Tel Aviv de

Mo­der­ni­dad y me­mo­ria mar­can el pul­so de es­ta ciu­dad, don­de Orien­te y sus pos­ta­les pue­den apa­re­cer a la vuel­ta de cual­quier es­qui­na

El Nacional (ENV) - - VIAJES & TURISMO - PIE­RRE DU­MAS

La al­cal­día de Tel Aviv or­ga­ni­za ca­da sá­ba­do a las 11:00 am una ca­mi­na­ta in­ter­pre­ta­ti­va gra­tui­ta. Es un pa­seo por la ni­ñez de la ciu­dad, cuan­do to­da­vía era una ur­ba­ni­za­ción cer­ca­na al puer­to de Jaf­fa, un lu­gar don­de ha­bía que alo­jar de ma­ne­ra rá­pi­da, efi­cien­te, ba­ra­ta y ra­cio­nal a mi­les de fa­mi­lias que ve­nían de to­da Eu­ro­pa y el Me­di­te­rrá­neo. Lo que fue en su mo­men­to una gi­gan­tes­ca obra es hoy par­te del Pa­tri­mo­nio Mun­dial de la Unes­co por su lla­ma­ti­va uni­dad ar­qui­tec­tó­ni­ca. El pa­seo se pro­lon­ga con vi­si­tas al Cen­tro Bauhaus y el Bauhaus Mu­seum.

Otrohi­toe­sel­mer­ca­do­de­lCar­mel, que cie­rra los sá­ba­dos. Es un ata­jo ha­cia el Orien­te de los cuen­tos en pleno cen­tro de Tel Aviv, a pa­sos de ho­te­les co­mo el Da­vid In­ter­Con­ti­nen­tal. Se ven­de prin­ci­pal­men­te co­mi­da y ro­pa. Tam­bién hay ca­fés, pues­tos de co­mi­da y al­gu­nas tien­das de re­cuer­dos don­de hay que re­ga­tear.Se­pue­deal­mor­zar­du­ran­te la vi­si­ta al Mer­ca­do.

Mo­vi­da noc­tur­na. Tel Aviv es la me­tró­po­li que no duer­me nun­ca. Tie­ne dis­co­te­cas muy fa­mo­sas, co­mo las del puer­to. Pe­ro sin sa­lir del cen­tro, a lo lar­go del bu­le­var Roths­child, hay va­rios clu­bes co­mo el Alp­ha­bet o el Sputnik y ba­res de mo­da co­mo el Bu­xa, en un sub­sue­lo.

La mo­vi­da em­pie­za muy tar- de, si­gue has­ta el ama­ne­cer, y un po­co más.

Aun cuan­do el día si­guien­te es la­bo­ra­ble: Tel Aviv no duer­me tam­po­co de día.

An­tes de lan­zar­se a las pis­tas, hay que ele­gir un buen res­tau­ran­te, sin ale­jar­se de la Sde­rot Roths­child, al­go así co­mo los Cam­pos Elí­seos de Tel Aviv. En una ca­lle la­te­ral es­tá Herzl 16. El lo­cal es una mez­cla de club, de res­tau­ran­te y de bar loun­ge: ideal pa­ra co­men­zar la no­che.

Tran­qui­lo. La ma­ña­na si­guien­te da pa­ra más que un pa­seo re­la­ja­do. Es el mo­men­to de vi­si­tar un mu­seo, co­no­cer al­gu­nos edi­fi­cios em­ble­má­ti­cos co­mo el Pa­la­cio de la In­de­pen­den­cia o bien pa­sear por Sa­ro­na, uno de los ba­rrios más sin­gu­la­res de Tel Aviv.

Las ca­sas fue­ron cons­trui­das en el si­glo XIX en una zo­na de quin­tas, en las afue­ras del puer­to de Jaf­fa. Sa­ro­na ha si­do la co­lo­nia mo­de­lo de un gru­po de tem­pla­rios ale­ma­nes. Ex­pul­sa­dos du­ran­te la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial por los bri­tá­ni­cos que re­ci­bie­ron Pa­les­ti­na ba­jo man­da­to, par­te de ellos vol­vie­ron en lo­sa­ños­vein­tey­sead­hi­rie­ro­nal na­zis­mo. Re­ci­bie­ron in­clu­so al si­nies­tro Eich­mann co­mo vi­si­tan­te. Nue­va­men­te de­por­ta­dos du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra, sus ca­sas fue­ron ocu­pa­das su­ce­si­va­men­te por los bri­tá­ni­cos y por el in­ci­pien­te go­bierno is­rae­lí.

A pe­sar de la his­to­ria, el ba­rrio nun­ca per­dió su as­pec­to cam­pes­tre. In­clu­so hoy, en torno a la ca­lle Ka­plan, don­de se con­ser­va­ron va­rias de aque­llas ca­sas, trans­for­ma­das en ca­fés y res­tau­ran­tes o tien­das de mo­da.

Tec­no­lo­gía. Tel Aviv es una start up city, don­de los ve­ci­nos se des­pla­zan con e-bi­cis (úti­les pa­ra no pe­da­lear du­ran­te el sha­bat) y don­de las em­pre­sas de IT pre­pa­ran las apli­ca­cio­nes que se usa­rán en el fu­tu­ro.

Pe­ro es tam­bién una ciu­dad muy me­di­te­rrá­nea. La cos­ta­ne­ra for­ma un lar­go pa­seo de va­rios ki­ló­me­tros en­tre el puer­to y la co­li­na de Jaf­fa. Los bal­nea­rios se si­guen uno al otro, con ba­res y mú­si­ca. Des­de Ba­na­na Beach, una de las pla­yas de mo­da, se di­vi­sa bien el pro­mon­to­rio de la vie­ja ciu­dad de Jaf­fa. Al atar­de­cer el bal­nea­rio es co­pa­do por DJ y los que se que­dan ha­cen un com­bo: dan­ce y cha­pu­zo­nes noc­tur­nos.

Mien­tras tan­to los que bus­can un plan más con­tem­pla­ti­vo se co­rren has­ta el par­que cos­te­ro Char­les Clo­re pa­ra dis­fru­tar de la pues­ta del sol so­bre el Me­di­te­rrá­neo.

DUGIT.ORG/YOU­TU­BE/TROVER/THE SETAI HO­TEL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Venezuela

© PressReader. All rights reserved.